(Caso Anzoátegui)

Fundacomunal y el Frente Francisco de Miranda

Desconozco si Fundacomunal Anzoátegui organizó un curso en Barcelona y
si el Frente Francisco de Miranda lo ejecuto o si la organización y
ejecución del evento, fue una responsabilidad del Frente. Estuve en
la instalación de un curso de siete días que comenzó este viernes
(22/10/2010) con líderes comunales y en esta pequeña nota intento
abrir una reflexión sobre lo que capte, como una contribución que
desearía fuera considerada por los organizadores y ejecutores del
curso.

Esta reflexión no pretende ir más de esta idea. Es una consideración
muy personal y la presento sin ningún ánimo de protocolizar ni
protagonizar nada. Respecto y aplaudo el esfuerzo que se realiza, que
ya es un hecho importante y significativo, pero de no estar equivocado
en mi percepción, me gustaría que el Frente Francisco de Miranda y
Fundacomunal revisara con detenimiento lo que ofrecieron para ese
curso.

El curso tenía como tema: Formación para dirigentes políticos y
servidores públicos” y estaba estructurado en tres módulos, con un
objetivo general que más o menos precisa así: “Dotar de herramientas
al servidores públicos y dirigentes políticos”. Recuerdo, por lo oído,
que el primer módulo versaba sobre dirección con 4 horas duración, el
segundo sobre el Poder Popular con 16 horas y el tercer módulo trataba
el tema de la economía política con 33 horas de duración. El 58% del
tiempo previsto para lograr el objetivo del curso trataba un tema
extremadamente complejo, pero que tiene (pienso) poca relación con el
tema central, aunque alguien puede aplicarme una parecida al caso de
Jaimito y la prueba de la manzana. Jaimito estudio sólo el tema del
gusano y le salió el de la manzana y seguramente consideró que toda
manzana puede tener un gusano y por ahí trató el tema del gusano. El
Contenido del tercer módulo, por lo que el joven leía iba al detalle y
había que explicarse en cuatro de los sietes días de duración del
curso, toda o gran parte de la obra de Marx: Toda una odisea.

Una universidad o una escuela puede y debe tener además sus
programas de estudios y sus contenidos previamente diseñados y
preparados porque se parte de la condición de un sujeto estudiante que
está más o menos considerado en función de un perfil. Hay en estos
diseños una debida y relativa contextualización de los contenidos en
función de ese perfil que se supone debe tener el sujeto estudiante,
que viene de un curso anterior (asignaturas prelativas) o es un
egresado de un nivel del sistema educativo. Se estila (no es un regla)
que cuando se asiste a una comunidad para ayudarla a superar ciertas
situaciones a través de un programa de capacitación, haya un adecuado
diagnóstico de los aspectos claves y en función de ese diagnóstico, se
trazan las líneas de un programa que no es una camisa talla única o
modelo universal. Observé que la propuesta de formación era un modelo
“talla única” o prefabricado sin ninguna tipo de consideración de los
elementos básicos del contexto. Alguien pensó que unas comunidades o
consejos comunales en los tronconales necesitaban mejorar su
conocimiento sobre el poder popular, los consejos comunales o ser más
efectivo en las formas de lucha y creyó que la economía política y
toda la teoría que levantó Marx (con todas sus leyes) servían a ese
propósito. No es que el tema de la economía política no pueda ser
tratado y debatido en una comunidad, no es eso; es la manera tan
esquemática y mecánica como se organizan los cosas.

No estuve en el desarrollo del curso, pero observando los anuncios de
temáticas, módulos, objetivos y tiempo, había que hacer un gran
esfuerzo para entender la lógica entre el tema central del curso, el
objetivo general y la concentración de un 58% del curso para tratar el
ese tema. Entiendo que hay un montón de cosas que revisar, trabajar y
discutir sobre el Poder Popular y no sé cuánto de esos puntos estén
asociados con el tema de la economía política y las leyes de la
economía marxista. Si hay algo que tratar justo en este momento con
los Consejos Comunales, es el tema del Poder Popular. Es importante
evaluar cómo los resultados del 26-S pueden estar vinculados con una
ideologización de ese tema y con una falta de hechos concretos para
darle poder al pueblo.

Parece muy elemental la necesidad de una contextualización de la
temática y parece también muy elemental lo improcedente de trasladar
mecánicamente cosas para un programa de formación. Simón Rodríguez
ofrece luces y Freire en mucho de sus libros trató el tema con una
propuesta muy sencilla y nada rebuscada, pero con mayor nivel de
acercamiento a las teorías pedagógicas vigentes. Por lo que pude
observar, los participantes en el curso no eran una población muy
homogénea en cuanto a los conocimientos que podían tener sobre la
economía política. La experiencia que uno tuvo y tiene de una carrera
universitaria permite entender el error de estructurar cursos con
este esquema muy mecánico y nada contextualizado. En la medida que
leían las temáticas del tercer módulo me dije: Ojala sugirieran como
lectura básica uno de los materiales del mexicano Riu para ver si
lograban darle sentido a todo eso.

Sería importante que Fundacomunal y el Frente se tomen un tiempo para
ver si esa camisa talla única, puede tener un mejor diseño y reconocer
que de un objetivo (que debe estar claramente definido) se desprenden
los contenidos y los espacios de tiempo para tratarlo. Nada es al
azar; todo responde a una lógica didáctica o pedagógica y aunque le
economía política es una herramienta muy importante para cierto tipo
de cosas, pienso que en ese contexto, el Poder Popular lo es mucho más
y existe la necesidad de sacarlo de ese proceso de ideologización en
que lo han metido.

Como lo expresé al comienzo, felicito y aplaudo una iniciativa como
esta, pero me gustaría que estas interesantes iniciativas fuesen
estructuradas y organizadas desde los espacios respectivos y
considerando lo que en este tipo de actividad se recomienda. Por
supuesto, es necesario evitar la ideologización de temas, porque la
ideologización conduce a establecer falsas conciencias y se trata por
ahora, de trabajar un tema tan trascedente para el futuro del proyecto
bolivariano, en un marco que les permita a los voceros y voceras de
los consejos comunales tomar conciencias (tener conocimiento) de dónde
se está y cómo se está.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2978 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a110944.htmlCd0NV CAC = Y co = US