Las encuestas deshonestas i antiéticas

“Todo partido intenta presentar como

insignificante todo lo importante nacido

fuera de él; pero si no lo logra se opone tanto

más duramente a ello cuanto más excelente es”

Federico Nietzsche

La política, como ciencia humana, ha degenerado no en nuestro país, sino en casi todo el mundo, especialmente en el mundo occidental i medio oriente civilizado, sometido a los atropellos del Imperio del Norte; la prueba es el deplorable papel de una institución muerta o moribunda, que juega la ONU, i la violación constante de los Derechos Humanos i de los tratados internacionales que, incluyendo a toda la previsiones ecológicas que tratan de cuidar la salud de planeta Tierra que, marcha hacia un destino parecido a Venus o a Marte, mientras su mayores depredadores i contaminadores, se niegan a firmar cuanto tratado persiga la recuperación de la naturaleza del mundo i de la raza humana. Sin embargo, no conformes con esto que a la larga afectará también a su nación, la avidez por apoderarse de la principal riqueza energética como es el petróleo, se sienten autorizados a violar la soberanía de todos los países, imponiendo a los gobiernos que por recibir sus migajas i vivir a plenitud apenas un 5 ó 10 % de privilegiados, con calidad de vida superior i el otro 85% en la pobreza, intervienen en los procesos eleccionarios, a fin de que esa minoría vende patria, supere a una evidente mayoría de pueblo Para eso, en la “campaña electoral” toda desvirtuada de moral i eticidad, antes de llegar otra vez al golpe de estado o a la criminalidad programada (bien sea la del candidato de ellos para armar el gran escándalo) o el magnicidio pues el lógico ganador es el candidato-presidente, una de las principales armas para engañar, confundir o desestabilizar los ánimos, es el arma de las ENCUESTAS que realizan de la noche a la mañana –con la velocidad de una carrera de caballos- dando cifras falsas que cambian contra toda lógica matemática, de manera sorprendente. Al respecto, para no tomarlas en cuenta, hago las siguientes consideraciones.

1.- La mayoría de las veces la supuesta encuestadora es casi anónima, i las que tienen algún nombre o han figurado otras veces, ninguna ha expuesto nunca (por lo menos no lo he visto) su composición, su estructura, sus principios i metodología, su personal especializado, ni el cuestionario elaborado, la forma o intención de las preguntas, la muestra tomada, el conjunto de datos de la muestra, las etapas del análisis, las características de la muestra i el resumen. Toda valoración de este tipo, sea cual sea el tipo de dato u objeto de la muestra, ofrece pasos tecnológicos, porque si por ejemplo se trata de bioestadística, de estadísticas, sociales o jurídicas, estadísticas ambientales i ecológicas, los resultados tienen que ofrecer certidumbre, veracidad, confianza, o las consecuencia pueden ser negativas o hasta fatales.

2.- No conozco ninguna encuestadora electoral que llene estos requisitos. La mayoría, especialmente del lado de la oposición que parece tener muchas, o por lo menos una sola tener muchos núcleos de investigación, pues dan estadísticas al voleo i por muchos estados del país, donde sus resultados son siempre favorables a ellos. El resumen siempre es que, el candidato del imperio (un mediocre analfabeto cultural) siempre va subiendo como un volantín o petaca, mientras el candidato-presidente va en descenso como una gran piedra en una cuesta, i los esfuerzos de sus partidarios (la gran mayoría del pueblo venezolano) hacen el papel de Prometeo. En la oposición i sus talentos, no existe respeto alguno ni para las matemáticas ni para la lógica, cuando el instrumento formal de toda ciencia son las matemáticas i, en Filosofía de la Ciencia uno de sus grandes capítulos es LA MEDIDA CIENTÍFICA. La medica científica es imprescindible, para que algún estudio sea realmente científico i por eso muchos debe ignorar que existen geometría no euclidianas, que no usan líneas ni figuras sino letras o números; que existen distintos módulos matemáticos i no sólo el decimal o hasta que Stephen Hawking ha estudiado los Agujeros Negros, sin acercarse a un telescopio, sino por simple ecuaciones matemáticas. Pero son ignorantes i audaces. Algunos tienen todavía por “textos de consulta” los libros del bachillerato. Una Encuesta, dice un autor “Es un formulario de preguntas que son sometidas a un grupo de la población con objeto de averiguar el juicio de los individuos acerca de un problema debatido. Y la encuesta se diferencia del cuestionario, en el hecho de conceder mayor libertad a los sujetos en las respuestas que le son requeridas”. De manera que hacer una encuesta es un proceso que necesita de método, de personal preparado i de la escogencia i extensión de la muestra. Obviamente que si hago en Caracas un encuesta electoral, ya de antemano manipulada incluso, en Catia i Petare, o en el Country Club o el Este de la capital, el problema no solamente del muestreo sino del análisis, no solamente es distinto, sino que requiere mucho estudio o análisis. Por eso para mí, las encuestas tienen escaso valor en la política, especialmente la que vimos en la IV República.

3.- Sin embargo, cuando describimos mundo, objetos, aptitudes, caracteres de las personas, etc., luego que Russell, Wittgenstein, hombres del Círculo de Viena (Carnal, Neurath,etc) o del positivismo lógico en Inglaterra, cuando trataron de hacer un lenguaje lógico para la ciencia, con proposiciones moleculares, proposiciones atómicas, etc., se convencieron de su fracaso i que lo más natural es usar el lenguaje cotidiano pero con precisión i corrección. I si en la descripción de un hecho u objeto, la medida es indispensable (Ej. Una taza es un vaso de barro, metal o porcelana de tal forma, que mide tanto de altura, otro tanto de circunferencia, etc., e indicando el uso) resulta más fácil mostrarla por lo que se llama “Definición ostensiva”. La mejor definición es “esto” o “eso” señalando el objeto. I punto. Así, en los hechos sociales, tan difíciles de definir como saben los sociólogos, una foto o un video es una definición ostensiva. Por ejemplo hemos visto cientos de veces las escuálidas concentraciones de oposición i las multitudinarias concentraciones de pueblo chavista. Recientemente una “marcha” o recorrido del candidato del Imperio: creo que unas cuarenta motocicletas con uniformados, una o dos camionetas, el candidato escondido en una de ellas i todo el pueblo del sector, respetuoso, sin insultos, sin agresiones gritándoles ¡Chávez…viva Chávez! ¡Chávez no se va! i el candidato escondido sin atreverse a bajar. Esto así contado no llena el requisito de una auténtica descripción del hecho o los hechos (como cuando un espaldero del candidato imperial, asentó un palo en la frente a una dama), i lo comparamos con cualquiera concentración o marcha del candidato-presidente, de inmensas proporciones, emoción i alegría. ¿Quieren mejor “encuesta” ostensiva? ¿Hasta cuándo quieren hacer en esas falsas encuestas amañadas, ridículas i contrarias a todo conocimiento científico de la realidad? ¿Cómo hacer creer que en África hai más elefantes que hormigas con una encuesta amañada?

4.- Como podemos deducir, es “guerra de encuestas” no tiene ningún valor, excepto para preparar el terreno con siembra de mentiras. Las seguirán presentando como una carrera de caballo compitiendo con burro con reumatismo. Lo van acercando; lo ponen casi igual; bajan un poquito para simular honestidad, i lo vuelven a subir, hasta que al final está ganando el analfabeto cultural, logrando haberle pedido “peras al horno” que si las está pidiendo, pero peras, ramilletes de billetes verdes desde Washington por orden del “ángel malo” que le disgusta que lo llamen diablo.

5.- Al final, se convencerán que fueron encuestas improvisadas, mentirosa, etc., pero cumplieron su papel para confeccionar la palabra FRAUDE. Desde ahora, esas encuestas hechas sin ningún rigor de lo que debe ser una verdadera encuesta, les debe haber convencidos de que están perdidos. Que no valen ni las tomas televisivas desde ciertos ángulos que no dejen ver que son una escuálida minoría i convenientes ciertos cortes de sonido o algún ruido que no deje escuchar los disparates del Br. Rosales. Sus encuestas, malas i todo, les indican que no tienen votos suficientes ni para asustar. Por eso sus planes son otros. El imperio i la CIA, sus SS hitlerianas vestidas de civil, usan otros métodos: la violencia, las guarimbas, las bombas, los secuestros i los…ASESINATOS. Por eso, no le pongamos mucha atención a las encuestas. Estemos alertas para enfrentar, combatir i vencer lo peor.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3809 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a25590.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO