¡Qué borrachera política tan palurda!

Como borrachos “despechaos” los afectos al oposicionismo venezolano celebran el triunfo de Mauricio, allá en Argentina, sin entender que el pueblo del Mar de Plata, Las Pampas y Buenos Aires, no es el mismo de la Tierra del Sol Amada, de la capital musical de Venezuela o de Los Caballeros, por hacer mención de algunos. El único opositor que ha tenido un halo de sensatez en referencia a la victoria de Macri, ha sido el diputado a la Asamblea Nacional de centro derecha: Iván Colmenares, quien en una declaración a los medios de comunicación social señaló: “No debemos embriagarnos con el triunfo de Macri”; sin embargo su lucidez no es contagiosa ya que la primera embriagada ha sido Lilian Tintori, quien sin perder tiempo publicitó por la gran prensa una fotografía en la que aparece abrazando al nuevo presidente de la Argentina post Cristina Fernández y tras esa imagen se ha producido una avalancha de comentarios en las redes digitales (sociales), comparado con la detención del popular vampiro Ledezma, a mediados de este año. Tal es el grado de alcohol triunfalista en la sangre de la oposición, desde Maricori hasta Julio Borges, pasando por Capriles, Manuel Rosales y todos los miembros de la Mesa de la Ultra Derecha, MUD, que aseguran que en Latinoamérica y especialmente en Venezuela se producirá el “efecto cascada”.

En lo particular me alegra que el oposicionismo no entienda que los hijos de Bolívar y Chávez, hemos madurado, hemos creado conciencia social y sobre todo hemos fomentado el sentir nacional; que hay ovejas negras en el grupo, seguro, pero aun así hace falta más que el triunfo de un derechista de carácter proyanki, como para que dejemos perder los logros de la revolución bolivariana y chavista. Coincido con los analistas políticos en cuanto a que Mauricio empezó mal su discurso político: días antes de ganar el plebiscito había afirmado que el “pueblo argentino estaba en presencia de un fraude electoral”, toda vez que se daba como perdedor, pero como ganó, no le quedó más que disculparse y segundo, cuando se entera que fue favorecido por el voto, dijo que iba acusar a Venezuela ante los organismos internacionales con la carta democrática porque según él, Maduro no permite la libertad de expresión y persigue a los líderes oposicionistas, ¡qué bolas! Pienso que pudo haber sido más original o que sus asesores pudieron haberse informado mejor sobre lo que ocurre en mi país.

A los candidatos a la AN que desprecian todo lo que huela a bolivarianismo, chavismo o revolución venezolana, el triunfo de Macri no es endosable a vuestra aspiraciones, ni es endosable a vuestra sed de poder; la voz del pueblo es la voz de Dios y si los argentinos respaldaron un proyecto político de centro derecha con visos profundo de capitalismo, está bien para ellos, pero acá en Venezuela no ocurrirá eso y ¿saben por qué?, porque no queremos que nuestro voto sea para quienes ven al país como una caja chica o una especia de caleta en la que meten la mano sin que nadie les exija cuentas o les reclamen sobre el despilfarro de la renta petrolera y sí creen que la guerra económica traducida en inflación, alto costo de la vida, colas interminables frente a los supermercados, bachaqueo y cuanta vaina más; pisen tierra y sean sensatos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a217729.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO