Binóculo Nº 152

La Polar, Fedecamaras y Notitarde

No se habla de guerra por un simple capricho de dogmáticos y fanáticos chavistas que ven enemigos por todos lados, a quienes supuestamente la paranoia los arropó. El Che decía “al enemigo ni tantico así” y tenía elementos suficientes para decirlo. No de gratis la Cuba de la década de los 60 debió sufrir todo tipo de agresiones, incluyendo el famoso desembarco de Bahía de Cochinos, donde se evidenció la disposición del pueblo cubano a defender su incipiente revolución a costa de lo que fuera. Los Estados Unidos no aflojan el bloqueo no por un problema de principios porque ese país no tiene principios ni moral ni nada. No abandonan el bloqueo porque si el país caribeño ha logrado lo que ha logrado bloqueados, imagínense que tuviera la posibilidad de acceso a la tecnología gringa, a dólares baratos, a obtención de materias primas y que pudieran ser más influyente en ese país.

Con su claridad proverbial, el tío Miguel decía que nunca debe suponerse que el enemigo no sabe lo que hace: “siempre le lleva un paso adelante y eso debe tenerlo claro. Porque no es un solo enemigo el que planifica, son muchos y en muchas partes. Nunca crea que solo el enemigo de Venezuela es el que analiza sobre Venezuela. Si algo descubrió el poder en plena segunda guerra mundial, fue la necesidad de crear un centro de análisis mundial para medir los acontecimientos en cada nación, para determinar cómo se debía influenciar y mantenerlo siempre en función de sus intereses”. Más claro no canta un gallo. Es decir, que la burguesía en Venezuela y sus instrumentos, son simples marionetas.

Y siento que esto es clave para entender que el enemigo no quiere diálogo en esta guerra de todos los días, ni que cambien un ministro, ni que le den dólares, ni que eliminen el control, ni que liberen los precios, ni que aumenten la gasolina, ni que ninguna de esas cosas que de por sí agreden al pueblo venezolano y a su proceso. El problema del enemigo es hacerse del gobierno porque a través de él resuelven las exigencias del poder mundial que no es otra que la profundización del neoliberalismo. ¿Cómo se logra? Vea Europa hoy y entienda que esa es la receta que nos toca. Para llegar allí hace falta matar a Nicolás Maduro y unos cien mil dirigentes chavistas y de izquierda, y desatar una brutal represión contra el pueblo. ¿Usted cree que no lo harían? Pues le nombro a Egipto, Ucrania, Siria, Libia, Irak y otra vez nombrar Europa.

Por ello me encoleriza cuando Polar nuevamente dice que si no aumentan el precio de la harina Pan los venezolanos no harán hallacas en diciembre. Un vil chantaje después del primer ninguneo cuando Lorenzo Mendoza le dijo al gobierno que se bajara los pantalones, una segunda reunión con empresarios donde llevó la batuta y le dieron los dólares que pidió, una petición reciente a la que le salió al paso el Ministro Iván Gil y esta de hace una semana en la que el gobierno le dijo que primero gastaran lo que tenían.

¿Es distinto eso al diálogo que pide Fedecamaras? No. Porque justo en este momento el gremio empresarial (en realidad no llega ni a club de bolas criollas) exigen un diálogo con el gobierno, aupado por un burdel llamado Conferencia Episcopal venezolana (CEV) no para otra cosa que no sea permitirles el aumento de los precios para diciembre, que en el castellano más preclaro no es otra cosa que encontrar la manera de recoger la masa monetaria que estará en la calle a partir del 15 de este mes. Más concentración en el enriquecimiento, pues.

Y que alguien me diga si eso no es una guerra, que aunada a esta agresivísima guarimba económica que estamos viviendo, no va en otra dirección sino en la destitución del gobierno a principios del año entrante, con el intento de alzar a la gente y bajo la excusa de que la situación se salió de control.

A los hechos debe responderse con acciones de hecho. Me he preguntado varias veces, ¿Qué ocurriría si el gobierno confisca Polar, no la expropia, la confisca? Hay una ley que lo establece. Y además, la vende de inmediato a una trasnacional de los alimentos. Y como el capital no tiene rostro humano, a qué empresa mundial de los alimentos no le gustaría ponerle la mano a una exitosa empresa como Polar. Pero una actitud de rompe y rasga, con bolas, con muchas bolas, yo Estado confisque la empresa y se la vendí a una trasnacional. Nada de entregar a los colectivos, ni a los consejos comunales ni consejo de trabajadores. Nada de eso. Negocio capitalista. Eso sí, con mis reglas. Quien venga tiene que ceñirse a las reglas del juego establecidas por el Estado.

Y en verdad siento que eso convencería de una vez por todas que el gobierno está decidido a no dejar que lo escamoteen y a defender las conquistas del pueblo. Serviría además para que las empresas guarimberas optimizaran su producción so pena de perderlas y una reacción del pueblo que apoyaría de inmediato una medida de ese tipo. Y de paso encontrarías a un club de bolas criollas que ellos llaman gremio empresarial, cogiendo línea de que si siguen en el sabotaje, recibirán respuestas contundentes.

Pero no es distinto todo eso al titular terrorista de Notitarde, según el cual “Leopoldo López no irá a la audiencia hasta que no se acate decisión de la ONU”. ¿Por qué es terrorista? Porque Notitarde sabe que no existe ninguna decisión de la ONU que haga ese planteamiento. Porque no ha habido ninguna asamblea de la ONU que contemple en agenda el tema Leopoldo López. Porque Leopoldo López no es un tema que le interese a ningún organismo internacional serio. Eso lo sabe ese diario carabobeño. Entonces, ¿no es un titular incitador de la violencia cuando el diario abre sus informaciones con esa “noticia”? ¿Por qué la Asamblea Nacional no reaccionó ante ese hecho? ¿Por qué mínimamente los diputados de Carabobo no les pidieron una explicación a sus propietarios?

Por cierto, ni Polar, ni Fedecamaras, ni Notitarde, marcaron distancias de los asesinos de 50 venezolanos durante las guarimbas de febrero y marzo. Mucho menos condenaron de manera tajante el asesinato de Robert Serra y de Eliecer Otaiza.

Esos son los enemigos a los que nos enfrentamos. No son opositores de la política. Todos los días conspiran por una u otra vía. Son terroristas e incitadores de la violencia. Y eso debe tener una respuesta contundente. Una demostración de que el gobierno no está dispuesto a permitir que se le arrebate al pueblo las gigantescas conquistas a los largo de estos muy cortos quince años.



Caminito de hormigas…



Me dicen que María Corina ha desatado una red de reuniones en casi todo el país. Su idea es ser el candidato presidencial, apoyada por su clase. Es decir, los amos del valle… Mientras eso ocurre, la MUD no sabe qué va a hacer. Ahora no quieren que Chuo Torrealba renuncie, pero nadie le para bolas… El 5 de mayo de este año, publiqué por esta vía un artículo titulado “El Banco Bolivariano del Ahorro Laboral”. Nicolás acaba de decretar que el Banco Bicentenario se convierta en el Banco de la Clase Obrera. En ese artículo hay propuesta de las reglas del juego. Valdría la pena tomarlas en cuenta para el debate… Cinco matrimonios se celebraron la semana pasada en la aldea bolivariana Hugo Chávez en Valencia. A quién le pagaron el alquiler, y quién dio permiso para ello… Recomiendo ver el video “El par biomagnético llega a la universidad española”. Es muy esclarecedor




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3864 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a198122.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO