El Papa amigo, el Panita Fran, en la mira del capitalismo

No puede ser un Santo Padre si primero no es un Buen Amigo. No todos los Papas han tenido el carisma y la simpatía que exterioriza el Papa Francisco. Por la silla de San Pedro pasaron muchos mal humorados y antipáticos, pero por la fe se asume que tenían la iluminación del Espíritu Santo, con eso bastaba para hacerlos agraciados. Jorge Mario Bergoglio es un buen amigo del pueblo.

Para los venezolanos un buen amigo es un panita, por eso el Papa Francisco en lenguaje popular sería: el Panita Fran, tomando prestada esa expresión de un amigo Cumanés: el Profesor Eliseo. El Panita Fran es un camarada verdadero que se preocupa por todos y pide a todos que se preocupen por él, en la oración y en la acción.

Desde el principio de su Papado el Panita Fran mostró su jovialidad, como ejemplo este año en la homilía de la misa Crismal del Jueves Santo que celebró en la basílica de San Pedro dijo que la Iglesia no necesita "pastores con cara de vinagre, quejosos ni, lo que es peor, pastores aburridos", por eso él actúa como un pastor alegre, atrayente, "con olor a oveja" y "sonrisa de padre".

Como dicen la Historia es el acta de las apariencias, no de la Realidad; de la forma como ha sido contada la historia aparentemente los Pontífices tienen que ser santos y hasta infalibles, pues la realidad medieval sería un dilema moral y contradictorio con lo que se predica en la Santa Madre Iglesia Católica. Como un detalle curioso para finales del medioevo el Primer Francisco, el de Asís, hizo estremecer a la Iglesia con su irreverencia y forma de pensar revolucionaria, un cabeza caliente, un santo, un cristiano radicalmente auténtico.

Aunque no fue un Papa, San Francisco de Asís es el modelo de revolucionario cristiano para todos los tiempos. Sin duda fue un renovador y contestatario, con un mensaje liberador que para la mayoría de la jerarquía eclesiástica de esa época era mal vista. Aun en la actualidad en el seno de la Iglesia se oyen también muchas voces como las de Francisco de Asís que rechazan las estructuras y reclaman una renovación radical.

Los archivos del Vaticano cuentan la forma como algunos Pontífices que han buscado volver a Jesús, como diría José Antonio Pagola, pero han sido considerados un riesgo a los intereses del sistema, sobre todo después de la segunda guerra mundial el imperio norteamericano como cara visible del capitalismo se constituye en el principal interesado en dar, literalmente, muerte a los Papas progresistas. Se cuentan anécdotas de Juan XXIII, Juan Pablo I y Juan Pablo II como Papas que sufrieron atentados o fueron asesinados por intereses económicos imperialistas y capitalistas.

El Papa emérito Joseph Ratzinger (2009) (Benedicto XVI), manifiesta que "La emergencia del hambre y ecológica denuncian, con creciente evidencia, que la lógica del beneficio incrementa la desproporción entre ricos y pobres y una ruinosa explotación del planeta. Cuando, en cambio, prevalece la lógica de compartir y de la solidaridad, es posible enderezar la ruta y orientarla hacia un desarrollo equitativo y sostenible… El capitalismo no hay que considerarlo como el único modelo válido de organización económica". Hay muchas dudas sobre su renuncia al papado ya que asomaba un mensaje de cambio y revolución.

Actualmente Jorge Mario Bergoglio, el Panita Fran, sorprende al mundo con sus mensajes y acciones con sentido radicalmente cristiano, por eso ha recibido muchas críticas y ataques de parte de los privilegiados burgueses del capitalismo. Sin embargo, su valentía hasta ahora, lo mantiene como una esperanza y un buen amigo del pueblo pobre.

En las recientes visitas a países de América del Sur ha mostrado discurso cercano a la teología de la Liberación y los documentos de los Obispos en Medellín y Puebla. La mayoría de cristianos ven en el Panita Fran un líder que asume con valentía el espacio que deja Chávez. Pero para otros es una amenaza a sus intereses y harían cualquier cosa por eliminarlo.

Seguro que antes de ser electo o al principio del papado los tentáculos del imperio Norteamericano y las transnacionales en el Vaticano creyeron que podían manipular a este sencillo argentino que le falta parte de un pulmón. Como el célebre asmático argentino Ernesto Che Guevara con la fuerza de su espíritu el cuerpo del Panita Fran se mantiene activo por la gracia de Dios. La mayor amenaza del Panita Fran no es su salud, son los asesinos de las corporaciones imperiales que son capaces de cualquier atentado a su vida.

Ahora que se acerca la visita del Panita Fran a los Estados Unidos es preocupante que quieran repetir lo que hicieran con el Presidente J. F. Kennedy, quien también era católico.

Sabemos de la valentía del Panita Fran y que va a decir las verdades en la propia cara al imperio norteamericano, pero es preocupante como las cadenas noticiosas y prensa escrita yanqui están enfatizando sobre la seguridad del Papa en su próxima visita, como si pronosticaran algo.

Esta inquietud por su vida se basa en acontecimientos y razones históricas, sobre todo en este momento de decadencia el imperio se convierte en más amenazador. Ante este peligro lo que se puede hacer como diría el mismo Panita Fran "oren por mí".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1172 veces.



José Rafael León León

Dr. en Ciencias Pedagógicas (Convenio Cuba-Venezuela). Licenciado en Educación. Licenciado en Filosofía

 jrleon30@gmail.com

Visite el perfil de José Rafael León León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: