Mentiras sobre Noruega

El viernes 22 de julio cuando se supo que estalló un coche bomba en el centro de Oslo, la noticia que se regó como pólvora fue la de que “Los musulmanes declaran la guerra, una vez más, al mundo occidental, ¡Europa Despierta!”

Tal afirmación, le dio la vuelta al mundo, y fue emitida sin el menor respaldo a semejante aseveración. Bastó hablar nuevamente sobre las irreverentes y provocadoras caricaturas del profeta Mahoma, para que el ataque a Noruega tuviera validez per se.

Claro esa afirmación ni siquiera había venido de Noruega como tal, salió del “prestigioso” diario The New York Times, el cual citaba a un “experto” en terrorismo. Este analista llamado Will McCants, del instituto de estudios sobre el terrorismo (así mismo como lo leen) dijo en su blog que “los yihadistas de Ansar al-Yihad al-Alami reclamaron la responsabilidad del ataque”

No cesan ahí las afirmaciones, remataron con lo siguiente: "según el comunicado, el atentado fue una respuesta a la presencia noruega en Afganistán y a las caricaturas del profeta Mahoma"

Sigo citando: “McCants tradujo en su blog y en la red social Twitter ese mensaje que Abu Suleiman al-Nasir colocó en un foro árabe yihadista, y que es el principal desde el que se apoya a Al Qaeda", y del que dice que poco después fue borrado”

Aquí ya comienzan a desandar la noticia tendenciosa contra el islam, y al empezar a ser develada la verdad por las autoridades noruegas, no les quedó más que seguir elaborando mentiras, para terminar con que la supuesta reivindicación inicial de los yihadistas no había sido confirmada y que ¡había dado lugar a una confusión!

Alguien debería preguntarse, cómo el New York Times basa su noticia en algo que proviene de un blog y de Twitter, y es que definitivamente los medios electrónicos aguantan todo, como el papel.

Afirmo, con toda responsabilidad, que estos medios electrónicos están suplantando la credibilidad de una noticia confirmada por medios fidedignos, en lo que antiguamente se llamaba una buena fuente.

He estado oyendo y viendo noticias de todas partes y no he oído que se haya dicho algo sobre esta agresión periodística a la verdad, en los canales televisivos.

Y la cruda realidad fue que la extrema derecha europea está en su mejor momento de fascismo consumado. Este asesino, Anders Behring Breivik, no es el único ni lamentablemente será el último en este tipo de acciones, mientras unos medios de comunicación sigan avivando el miedo y el terror a través de su perversidad, secundada por los gobiernos supuestamente democráticos y amantes de la paz.

Esos que en este momento están atacando a Libia y acabando con niños, ancianos y una población indefensa, sólo para robarles sus recursos naturales y su dinero.

Sólo el primer día de ataques a Libia por parte de EEUU costó 100 millones de dólares. Pregúntense cuanta comida se podría obtener con ese dinero, en este momento, para los niños del cuerno de África.

El culto de la muerte está sembrado en Europa, EEUU e Israel con su sionismo perverso. Y esta internacionalización del terror fascista apenas ha comenzado.

Ahora, más que nunca, la gente sensata y pensante tiene la responsabilidad de denunciar y atacar por todos los medios posibles esta guerra mediática que está buscando una disociación colectiva sin paralelos en el mundo.


luisortega69@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2747 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor