Elecciones de Perú:

Humala gana en primera vuelta "Anótenlo"

Este domingo 10 de abril marca cambio para el Perú y nuestro Subcontinente latinoamericano. En tres meses el nacionalista Ollanta Humala asciende en la preferencia de los peruanos, en el corazón de sus compatriotas, del quinto lugar al primero, según indican todas las encuestas. Deja atrás a Toledo, a la Keiko y a los otros. Viene lanzado y atropellando, es indetenible; ni el imperio con todo su dinero, ni las mentiras, presiones y amenazas confunden hoy al pueblo peruano.

 A esta hora ningún analista -ni los escuálidos de aquí- niegan que Humala gana en la primera vuelta. No obstante, la mayoría piensa que habrá una segunda vuelta entre Humala y quien le llegue más cerca, tal vez la Keiko. Yo me atrevo a pronosticar que el impulso que trae Humala lo lleva a alcanzar la mayoría requerida, la distancia necesaria, como para ganar en una vuelta. Humala aun tiene espacio para crecer, no así sus contendores que ya tocan techo. Yo veo al Perú bonito, camino al progreso y la justicia. Yo veo que este domingo Yo veo que este domingo 10, después de Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Venezuela y ahora Perú la espada de Bolívar avanza por América Latina.

  Humala logró lo que lo catapultaría a la primera posición: polarizó la campaña, todos contra él. El pasado enfrenta el futuro, lo viejo y agotado se mide ante lo nuevo y fresco. Al polarizar, Humala suma todo lo que representa cambio, y con claridad expresa: “el pueblo peruano está cansado de los políticos que tienen un doble discurso”. Humala es hoy quien mejor representa las ambiciones de los peruanos insatisfechos, de los que ya rechazan el modelo actual.

 ¿Qué propone Humala? Un cambio del Perú a la peruana, bien entendido, dentro del contexto de la América Latina. Plantea profundas reformas en el modelo político y económico en su país. Sin titubeo asume el reto de producir, simultáneamente, un mayor control del Estado en la economía y una mejor y más justa distribución de las riquezas nacionales. Vislumbra la necesidad de derogar la Constitución vigente. Se le ha escuchado ofrecer renegociar los contratos con las grandes empresas multinacionales, de modo tal que los beneficios para el Perú sean más justos y equitativos. Entre otros muchos compromisos que ha adquirido con su pueblo, está el incremento de impuestos a las ganancias mineras, para aumentar los recursos en beneficio de los más pobres.

 El programa de Humala, su compromiso con los peruanos así como el compromiso de la alianza “Gana Perú” que lo respalda, es la principal y más importante diferencia entre él y el resto de los candidatos. Las promesas de los de siempre son las mismas de ayer. Todas se parecen. Por eso todos atacan a Humala, y suman su fuerza para criticarlo. El candidato y ex-Ministro Pedro Pablo Kuczynski acusa a Humala de estar “disfrazando sus verdaderas intenciones” ya que lo que busca es “seguir un modelo similar al de Hugo Chávez en Venezuela”. Esta acusación se revierte para convertirse en fortaleza. Los humildes del Perú bien saben del inmenso bienestar que el comandante venezolano le ha aportado a su pueblo.

El ex-Presidente Toledo -quien en su momento encabezó las encuestas- expresó: “A los indecisos les digo: mediten su voto, el Perú está creciendo. Necesitamos estabilidad para distribuir los beneficios del crecimiento, no de un salto al vacío”. La verdad es que el salto no es al vacío sino al futuro, hacia adelante. Toledo quisiera mantener al Perú en el pasado, en el Perú del cual ya él fue Presidente. Keiko Fujimori arremete también, y manifiesta “dudas sobre las verdaderas intenciones de Humala”, repitiendo la vieja conseja de que Humala desestabilizaría la economía y sumiría al Perú en un camino de miedo. Tal vez es verdad, el camino es de miedo, pero de miedo para quienes han chupado la sangre del pueblo peruano y pretenden seguir haciéndolo.

 Humala luce sereno, afirma con tranquilidad “estoy preparado para gobernar”. “Nosotros nos estamos esforzando en llevar propuestas que resuelvan los problemas del pueblo peruano, al que solicito tener confianza y credibilidad. Creo que este 10 de abril, cada ciudadano, cada ciudadana, debe ir sin miedo”. Así será. Sin miedo hacia el porvenir. Sin miedo, avanzando a ritmo de triunfo. Humala: de atrás pa’lante.

(*) Municipalista y dirigente comunal

cesar.dorta62@gmail.com 




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2324 veces.



César Dorta(*)

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: