Capitalismo y Socialismo dejaron de existir…

Élites gobiernan al mundo igual que en la antigüedad, hoy se visten de Capitalismo y Socialismo, dos caras de una misma moneda, con privilegios, tráfico de influencia, dinero y enormes fortunas, en busca siempre del ansiado poder. Cuando se tengan personas como: Mahatma Gandhi, La madre Teresa de Calcuta o el Dalái Lama, frente a las organizaciones mundiales alzando banderas de algún color político, solo entonces se podrá reivindicar el sentido de entrega y servicio que deben presumir quienes toman decisiones en nombre de sus electores, el problema sigue siendo la falsa moral y no obrar con el ejemplo, hacerse llamar demócrata mientras cientos de niños mueren de hambre en los países pobres, al tiempo que se favorecen los intereses corporativistas en una aberración, no obstante hablar de socialismo viviendo en opulencia también es una grotesca contradicción.

A continuación se podrán revisar dos representantes significativos suscritos al Socialismo, así como un tercero perteneciente al Capitalismo, con sus respectivos discursos. El primero de ellos es Slavoj Zizek (Liubliana, 21 de marzo de 1949) filósofo, sociólogo, psicoanalista y crítico cultural esloveno. Su obra es conocida por integrar el pensamiento de Jacques Lacan y materialismo dialéctico, además de una tendencia en destacar la teoría con la cultura popular. Slavoj Zizek se preguntará: "¿Qué significa ser un Verdadero Revolucionario hoy en día?", respondiéndose sin titubear: "El Comunismo es una idea eterna, entonces funciona como una Universalidad Concreta Hegeliana, tiene la habilidad, el potencial de ser reinventado en cada situación histórica nueva", también sugiere: "estamos en un viaje hacia una emancipación radical que persiste en toda la historia, desde tiempos remotos de Espartaco…". Critica de manera importante a la mayoría de la izquierda del presente, porque juegan al Capitalismo con cara humana, dirá también: "Los Comunistas Revolucionarios no deben negociar con el Capitalismo con rostro humano". De acuerdo con la idea marxista del Proletariado: "trabajador explotado cuyo producto es arrebatado de él, con que es reducido a una subjetividad sin sustancia", en tal sentido Slavoj Zizek sentenciará lo siguiente: "izquierdistas críticos tienen hasta el momento sucias las pelotas de aquellos en el poder, el punto es cortarlas".

El segundo se trata de Luis José Silva Michelena mejor conocido como Ludovico Silva (Caracas, 16 de febrero de 1937 - 4 de diciembre de 1988), escritor, ensayista, filósofo y poeta venezolano, estudioso de Marx, quien afirmará: "El socialismo es, en principio, un modelo teorético, si lo vemos desde el punto de vista de la filosofía de la ciencia. Visto desde el punto de vista de la moderna filosofía social, especialmente la de los representantes de la Escuela de Franfort, el socialismo se presenta como una utopía concreta, término éste que fue forjado por Herbert Marcuse y Lezlek Kolakowski.", de la misma manera agregará: "De nuevo aparece el tema de la vinculación entre la teoría y la práctica, pues la efectividad de un modelo teorético, como lo es la teoría de la sociedad capitalista, podrá medirse en relación al modelo material que la sustenta. Si hay desvinculación entre ambos modelos, estará rota la unidad de teoría y práctica, lo cual irá en detrimento de la teoría".

Por último Adam Smith (5 de junio jul. / 16 de junio de 1723 - 6 de julio jul. / 17 de julio de 1790) economista y filósofo escocés, considerado el Padre de la Economía Política. Sus trabajos más importantes dejan a la economía sustento teórico aún válido en la postmodernidad, se tiene entonces que:

  • Su principal aportación teórica es el análisis del mecanismo mediante el cual el libre juego de mercado (tanto escala interna como en las relaciones comerciales con otros países) entre los diversos sectores de la economía genera el máximo beneficio económico del conjunto.

  • Estableció una teoría del valor de un bien que distinguía entre su valor de cambio (capacidad de ser intercambiado por otros bienes) y su valor de uso (utilidad que aporta)

  • El reconocimiento de la división del trabajo, entendida como especialización de tareas, para la reducción de costos de producción.

No significa que los modelos no tengan utilidad, por el contrario, en ambos lados existen elementos rescatables, el trabajo arduo de mano de la ciencia y la tecnología, en procura de alcanzar la perpetuidad de la raza humana como modelo productivo es aceptable, mientras que buscar una redistribución justa de las riquezas, dejando a un lado la explotación, es igualmente aceptable, la dificultad continúa existiendo en las manos de quienes acobijan las ideas de justicia, porque están sucias de ambición, revancha y ventajismo. Tal vez estas líneas representen solo patadas de ahogado en un interminable mar de miseria, pero es la humilde verdad que puede esgrimir el autor, si decir lo que se piensa se constituye en una condena, entonces es hora de afrontar la crucifixión. El pensamiento cambia con el estudio, cada día las personas se convierten en alguien más, de lo contrario no se llamaría progreso, posiblemente mañana la percepción sea otra, pero ahora es la posición adoptada, sin prejuicios ni miedos, ya basta de decir lo que otros esperan escuchar para no ser excluido.

Intentar negar que la mayor parte de las personas que habitan el mundo sienten inclinación por la comodidad y el lujo es hipócrita, de la misma forma discriminar a quien profesan una vida modesta, que persiga como objetivo el crecimiento espiritual y el servicio, es indigno y lesivo para la humanidad, lo sustantivo será entonces aceptar la diversidad de pensamientos y posiciones frente a la vida, sin menoscabo del derecho de terceros y con la gallardía que sugiere coexistir. La tolerancia debe extrapolarse a la filosofía y las ciencias, de seguro los dos ramales acompañarán la expansión de la raza humana por el vecindario cósmico y/o la galaxia, no así el fundamentalismo y el deseo irrefrenable de muchos que ven en aquellos que piensan distinto una amenaza por destruir, es hora de estrechar los brazos de la concordia y la solidaridad, sin distingos de razas, color, religión ni clases sociales.

De lograr cruzar la acera de la autodestrucción de la forma de vida como se conoce, el ser humano vería un nuevo despertar en otros mundos, primero en una colonia lunar de científicos, también en una plataforma espacial internacional capaz de albergar un número importante de personas, luego irá a fundar una nueva civilización en el planeta Marte, también algunas satélites naturales de Júpiter (Ganímedes, ÍO, Europa y Calisto), que servirán a la expansión por el sistema solar y de allí a las estrellas, donde el Capitalismo y Socialismo dejaron de existir. El reto para el renacimiento de la raza humana será la vida Comunal, en contraposición al Comunismo utópico porque ese camino apunta a una profunda contradicción. Es inverosímil que en la actualidad se continúe pensando en desaparecer a Capitalistas y Socialistas, unos y otros practican el juego peligroso de la intolerancia y radicalismo. Si la filosofía trata dilemas morales, pues allí se tiene uno al que deberían responder materialistas e idealistas, en imperativo avanzar hacia la construcción de un pensamiento que fortalezca los puntos en común de ambos modelos, al tiempo que se fomente el respeto por quienes adversan, solo de esa forma habrá redención y trascendencia, tanto en el tiempo como en el espacio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1992 veces.



Wilman Bernal

Lcdo. Administración, organización y sistemas. Profesor universitario

 wilmansanz@gmail.com

Visite el perfil de Wilman Bernal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: