Despotismo Ilustrado, Tiranía de la mayoría y Ética Profesional

El Imperio Británico es considerado el más grande de todos los tiempos, extendiéndose en territorios no contiguos, especialmente entre 1922 y 1924, logrando abarcar 33,7 millones de kilómetros cuadrados, con 458 millones de habitantes, aproximadamente 25% de la población mundial. Entre sus monarcas destacados tendrá a Victoria del Reino Unido (Londres, 24 de mayo de 1819 - isla de Wight, 22 de enero de 1901) en la época victoriana (comprendida desde el 20 de junio de 1837, hasta el 22 de enero de 1901). Periodo considerado el clímax de la Revolución Industrial (proceso de transformación económica, social y tecnológica iniciado en la segunda mitad del siglo XVIII, extendiéndose a gran parte de Europa occidental y Norteamérica, concluyendo entre 1820 y 1840, donde la humanidad pasa del Neolítico, con una economía agrícola a una economía urbana e industrializada).

El escritor y periodista británico Gilbert Keith Chesterton (Londres, 29 de mayo de 1874-Beaconsfield, 14 de junio de 1936). Conocido también como el «príncipe de las paradojas», abrirá sus ojos al mundo inmerso en una dinámica de cambios, amenizado por la invención de la máquina de vapor, a manos del ingeniero mecánico escocés James Watt (Greenock, Escocia, 30 de enero de 1736 .- Handsworth, Inglaterra, 25 de agosto de 1819); invención del telar de Jacquard por el tejedor y comerciante francés Joseph Marie Charles (Lyon, Francia, 7 de julio de 1752-Oullins, Francia, 7 de agosto de 1834), también creador del primer telar programable con tarjetas perforadas; e invención de la locomotora de vapor por el ingeniero inglés Richard Trevithick (Tregajorran, 13 de abril de 1771-Dartford, 22 de abril de 1833).

G. K. Chesterton quien escribiera alrededor de 80 libros, cientos de poemas y unos 200 cuentos, así como innumerables artículos, ensayos y obras menores, entre otros. Comenzará su carrera escribiendo artículos periodísticos, saliendo del anonimato con su novela de 1904 «El Napoleón de Notting Hill». Precursor del distributismo o distributivismo, junto con la periodista estadounidense Dorothy Day (Brooklyn, Nueva York, 8 de noviembre de 1897- Nueva York, 29 de noviembre de 1980), conocida por sus campañas orientadas a la justicia social, en defensa de los pobres. G. K. Chesterton se convertirá en un crítico ferviente del racionalismo, cientificismo e ilustración, considerando se oponen al sentido común, la fe y la filosofía medieval, en particular la de Tomás de Aquino; de igual forma se mostrará contrariado por la crueldad de la civilización industrial y capitalista. G. K. Chesterton afirmará:

Nuestra civilización ha decidido, con toda razón, que determinar la inocencia o culpabilidad de alguien es un asunto demasiado trascendental como para confiárselo a los profesionales. Si desea iluminar un asunto tan terrible, solicita doce hombres de la calle tan ignorantes del derecho como yo mismo, pero capaces de sentir lo que yo sentí en el banco del jurado. Cuando lo que quiere es que se catalogue correctamente una biblioteca, conocer las dimensiones del sistema solar o cualquier otra cosa irrelevante, utiliza a especialistas. Pero cuando quiere hacer algo realmente importante coge a doce hombres corrientes que andaban por ahí. Si no recuerdo mal, el fundador del cristianismo, no hizo otra cosa.

Nótese el cuestionamiento subyacente justificado bajo la premisa del Despotismo Ilustrado, que no es otra cosa que una forma de gobierno monárquico europeo del siglo XVIII, donde los reyes tienen el poder absoluto. La frase que define al despotismo ilustrado es «todo por el pueblo, pero sin el pueblo». Se debe resaltar que la ilustración corresponde al Siglo de las Luces y del asentamiento de la fe en el progreso, movimiento cultural-intelectual en Francia, Inglaterra y Alemania, desarrollado desde mediados del siglo XVII en la Revolución Francesa. Pretendía combatir la ignorancia, la superstición y la tiranía mediante las luces de la razón, en virtud de la construcción de un mundo mejor. La ilustración se expandió en la burguesía y parte de la aristocracia, especialmente en las áreas del pensamiento científico, filosófico, político y literario.

Ahora bien, la implementación de la figura procesal clásica suscrita al sistema inglés llamada «jurado», desarticula el poder frente al Despotismo Ilustrado, en la cual los ciudadanos participan de la administración de justicia. Es de resaltar que, el jurado decide el veredicto (sistema moderno de justicia), pero la pena es impuesta por la ley, a través del juez quien discierne las causas del proceso y pertinencia en la admisión de la demanda, mientras que la fiscalía determina el contenido de la misma. Delante de la sombra generada por esta práctica de justicia se presenta una contradicción notable, ya que una mayoría de personas pueden perjudicar u oprimir a una minoría particular «Tiranía de la mayoría», donde ni siquiera la utilización de la aplicación de mayoría simple, mayoría calificado o absoluta, garantiza el atropello a los derechos individuales por subjetividades maliciosas.

La pugna entre Despotismo Ilustrado y Tiranía de la mayoría, solo puede dilucidarse en presencia de la «Ética Profesional», en virtud de que los valores universales, deben apuntar a la resolución perdurable de conflictos de cualquier índole, sin menoscabo de los deberes y derechos fundamentales, ni perder de vista las necesidades particulares. Es imperativo entonces contar con personas defensoras de la conciencia justa, con un alto sentido ético-moral, capaces de conducir a la sociedad hacia dinámicas civilizatorias modernas, donde el derecho y la justicia gobiernen, permitiendo la evolución de la especie humana en concordancia con la construcción de un mundo mejor. El ser humano podrá trascender, solo si cuenta con la presencia de personas resueltas a servir al prójimo, desprovistas de miserias y dispuestas a entregarlo todo a cuestas de sus propios intereses.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2039 veces.



Wilman Bernal

Lcdo. Administración, organización y sistemas. Profesor universitario

 wilmansanz@gmail.com

Visite el perfil de Wilman Bernal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: