Esta revolución que construimos

HSi bien es cierto que nuestro presidente comandante anda trabajando por doquier asumiendo de modo responsable los destinos de nuestro país, también es cierto que nosotros y nosotras tenemos responsabilidad de lo que suceda o no dentro de los que acompañamos estos ideales.

Es así como se despliegan por toda la geografía nacional espacios de gestión, desarrollo y concreción del hecho revolucionario, es decir la revolución no la hace una sola persona o un solo grupo, la revolución es ese espacio donde se impulsan cambios a partir de necesidades visiones, sentimientos entre otras que permiten una transformación colectiva.

Pero esas transformaciones deben tener un norte preciso, unos referentes que apoyen la fuerza humana que la sustenta.

De modo que ponerse de acuerdo para conjurar la sinergia necesaria en estos tiempos no es cosa sencilla, pero es muy necesaria y urgente que construyamos.

Preocupa enormemente la poca madurez política de los funcionarios que ocupan cargos de gestión, muchos se mueven desde sus vísceras, caprichos… preocupa también, los niveles de ignorancia de los servidores públicos que ocupan un espacio de dirección sin saber tan siquiera, ni contar con lo medios reflexivos para saber para donde es que debemos empujar este barco colectivo. Aja! Pero como les encanta jefear, manipular, meter sustos, amenazar…

Preocupa de igual modo la permanente arrogancia con que se asumen los espacios públicos y los puestos de dirección como si fuera un lugar “que le pertenece” o “se es dueño” para acometer cualquier cantidad de atropellos en nombre de un no se quien que tiene un cargo mas elevado que él, o porque se es amigo, entre otras cosas.

Y así vamos transitando este camino revolucionario entre golpe y porrazo… la ignorancia supina hecha autoridad, es mas, con el derecho a pisotear la dignidad de quienes estamos construyendo país desde las trincheras mas lejanas a las burocracias, el burocratismo y la burocratización que hace mella en nuestros escenarios.

Luego cuando el pueblo da demostraciones de dignidad ocurre que es sujeto de persecución y de aislamiento por decir lo que siente y lo que piensa.

En todo caso, parte de lo que hemos construido lleva el sello y la carga indigna de estos pseudos revolucionarios los cuales con su actuación son como la mosca que le cae a una sopa bien rica y hecha con amor, muchos de estos, responsables de la pata coja de nuestro proceso.

Quizás es esto lo que le ocurre al presidente, trabajando e inventando la luz del nuevo día y un mosquero cayéndole a la sopa…

Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe

Movimiento Pedagógico Revolucionario.


mirnasojo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1385 veces.



Mirna Sojo

Militante del Movimiento Pedagógico Revolucionario (MPR)- Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe (ESRLC). Maestra normalista, Licenciada en Educación.

 omt991.2@gmail.com

Visite el perfil de Mirna Sojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social