Ciudad Guayana 20,21 y 22 de mayo de 2011

Sistematización del Encuentro Nacional por el Control Obrero y los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras

A continuación se presenta la Sistematización del Encuentro Nacional de Control Obrero  y los Consejos de Trabajadores y Trabajadora, las cuales surgieron de las  30 Mesas que se constituyeron  durante la realización del mismo y que posterior a su consolidación, fueron publicadas en esta misma página con el siguiente link: http://www.aporrea.org/ideologia/n181901.html

Sistematización del Encuentro Nacional de Control Obrero y los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras

Equipo sistematizador: Martín Poliak, Luis Primo, Yasmin Chauran, Arehany Ponte, José Guariguata, Sergio Lares y Jesús Dávila

La sistematización de las propuestas de las mesas de trabajo del Encuentro Nacional por el Control Obrero y los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, realizado en Ciudad Guayana entre los días 20, 21 y 22 de mayo, en el teatro de la unidad productiva SIDOR, se utilizaron los siguientes criterios:

1.-Agrupar las diferentes propuestas en cuatro grandes bloques

 1.1.-Análisis sobre la situación actual
 1.2.-Aportes teóricos
 1.3.-Particularidades
 1.4.-Plan de lucha: estrategias (criterios de acción), acciones y propuestas organizativas

2.-Síntesis por bloque trabajado 

Las mesas trabajaron con tres preguntas generadoras

1.-¿Cuáles son las contradicciones fundamentales que están presentes en las experiencias y prácticas políticas de la clase trabajadora venezolana por la construcción del control obrero y de los consejos de trabajadores y trabajadoras, por qué surgen y cuál debe ser el papel de los trabajadores y trabajadoras para superarlas?
2.- ¿Cuáles ideas o principios son necesarios para orientar la acción política de la clase trabajadora venezolana que propone la construcción del control obrero y los consejos de trabajadores y trabajadoras?
3.- Tomando en cuenta que la construcción del Socialismo en Venezuela está condicionado por la lucha anticapitalista y antiburocrática. ¿Cuáles son las propuestas en los aspectos políticos, organizativos, programáticos, jurídicos, económico, social y otros?

Caracterización de la situación actual desde los aportes del encuentro nacional por el control y los consejos obreros

Una de las urgentes tareas que tiene el movimiento obrero y revolucionario es saber dónde está, cuáles es la correlación de fuerza, cuáles cuestionamientos existen y hacia que prácticas y sujetos, qué retos tenemos para avanzar, es decir caracterizar el momento político-histórico para no caer en los bandazos propios de un accionar pragmático, donde su máxima es según vamos viendo, vamos haciendo. Este encuentro nacional fue la posibilidad de realizar estas reflexiones, desde esa perspectiva asumimos que el socialismo revolucionario se concreta en la misma medida que se desarrolle una lucha de clases donde nuestro papel no puede ser defensivo, reactivo o de subordinación, la autonomía político-organizativa nos exige audacia y voluntad política, de igual forma una profunda sensibilidad social

 En las mesas de trabajo se presentaron varios cuestionamientos a prácticas políticas que se realizan en nombre del controlo obrero y los consejos de trabajadores y trabajadoras, que en todo caso no es más que una reproducción de la lógica del capital, lo único es que se utiliza es un discurso para justificar

 A nuestro parecer la caracterización apunta a tres grandes bloques de obstáculos, esto también significa que los tratos a estas contradicciones no son iguales y a continuación los señalamos:

 Por un lado tenemos una reacción que ataca de manera frontal todo aquello que como mínimo huela a Revolución, es casi “natural” que los privilegiados no abandonen su modo de vida sustentado en la explotación, opresión; usaran la fuerza, la violencia y el engaño en el escenario social, y esto está históricamente comprobado y confirmado por nuestra cruda realidad del capital en sus diferentes personificaciones

 Por otro lado tenemos unos sectores que esconden sus verdaderos intereses con un supuesto discurso revolucionario, la idea de ellos no es eliminar definitivamente el modo de vida del capital, sino cambiar de personificación, es lo que popularmente se conoce quítate tú para ponerme yo, para estos sectores es imposible que la clase obrera construya su poder, lo colectivo, según dicha visión, tiene sus límites por eso lo que se necesita son “buenos gerentes”, se menosprecia la propuesta que “LA LIBERACIÓN DE LA CLASE OBRERA, ES OBRA DE LA CLASE OBRERA MISMA”

 Pero este panorama sería incompleto si descuidamos las diferentes manifestaciones existentes propias de la resistencia al cambio, esta práctica está muy arraigada por el mismo proceso de despolitización realizado a lo largo del proceso neoliberal, el dejar hacer, dejar pasar hoy en día tiene una profunda raíz social, la apatía, el escepticismo, el individualismo, el consumismo, entre otros son dinámicas utilizadas para que el bloque social dominado acepte lo actual y no vea horizontes de construcción colectiva y libertarios

 Dicho esto, podemos señalar los aportes que realizaron los compañeros y compañeras en las diferentes mesas de trabajo y que dan pinceladas sobre lo que tenemos que hacer y que se expresa en:

  1. Presencia de la burocracia y la corrupción en el proceso revolucionario
  2. Planificación normativa, existe una ausencia de criterios de planificación obrera con características estratégicas
  3. Criterios tecnócratas para direccionar los procesos socio-productivos
  4. La formación socio-política está muy por debajo de las exigencias de la práctica política –organizativa
  5. Existe un debate difuso entre representatividad y protagonismo, el paradigma que se operativiza es el del protagonismo individual
  6. La práctica política es fundamentalmente economicista, eso significa que la lucha se centra es por las condiciones mercantiles de la fuerza de trabajo y se le da poca relevancia, casi nula, a la lucha por la eliminación de la condición mercantil del ser humano
  7. No existe un piso legal o jurídico de la propuesta de control y consejos obreros
  8. Las estructuras verticales se mantienen y mas que mandar obedeciendo se convierte en un mandar sometiendo, en la práctica las propuestas alternativas son mecanismos de participación no de decisión, por lo que en muchos casos se convierten en estructuras anti-crisis y no en posibilidad real de romper con el modo de vida capitalista
  9. Se utiliza la propuesta del control obrero con criterio mercantilista, valga decir en una especie de agencia para escalar posiciones
  10. Los medios de producción en lo fundamental no están socializados, las relaciones de propiedad no están en sintonía con la construcción socialista que se debería estar impulsando
  11. Desarticulación y fraccionamiento del movimiento obrero a nivel regional y nacional

La discusión y el debate en las Mesas de Trabajo permiten recoger un conjunto de apreciaciones sobre la realidad del avance y del proceso de Control Obrero a nivel nacional y regional, y que coinciden en muchos casos.

CONTRADICCIONES

En primer lugar se advierte un entramado de situaciones que se estimaron como contradictorias para la construcción del Control Obrero, que se asume surgen como parte de un proceso histórico, y que a continuación se citan:

  • No existe formación política ideológica en el desarrollo de los consejos de trabajadores y trabajadoras. La contradicción tiene entonces que ver con nosotros mismos y nuestras organizaciones.
  • Pensar que podemos construir el Control Obrero si no sabemos lo que vamos hacer, sin la formación y conocimiento de las experiencias sobre Control Obrero. 
  • El control obrero no se realizó con los trabajadores sino que se impuso desde arriba para dar la sensación de que se están conformando, y por el contrario debe desarrollarse desde los trabajadores, sin imposición.
  • Al ser política de Estado y no haber surgido de las luchas de los trabajadores su avance es muy lento y paradójicamente el patrón Estado surge como el mayor inhibidor.
  • Dentro del mismo Estado se llama a la conformación de Consejos de trabajadores y trabajadoras y al mismo tiempo es boicoteado desde sus autoridades.
  • Ausencia de sintonía entre las políticas o tomas de decisiones del Estado y lo que necesita la clase trabajadora para avanzar, ej.: No existe una legislación en materia de consejo de trabajadoras y trabajadores.
  • Consolidación de una estructura para el control obrero sin cambio de paradigma.
  • Se manejan viejos esquemas en cuanto a la organización interna de las empresas socialistas cuyas estructuras siguen siendo verticales e impositivas.
  • Se valoriza el papel del Control Obrero como elemento acelerador de la transformación de la patria pero la estructura actual favorece la permanencia del capitalismo.
  • La asamblea de trabajadoras y trabajadores no es la máxima instancia de los Consejos.
  • Imposición de la junta directiva en empresas donde el propio gobierno promueve el Control Obrero
  • Se designan en cargos de responsabilidad y dirección a personas que no creen en el proyecto socialista, que no están con la revolución bolivariana y por tanto apuestan siempre al fracaso de nuestras empresas, retrasando y obstruyendo las formas organizativas de los trabajadores.
  • Se designan dirigentes en el proceso de control obrero
  • Construir el socialismo de manera pacífica, inmersos en una sociedad capitalista donde desde todos los flancos se nos bombardea con la ideología dominante.
  • Se lucha contra el capitalismo, pero se defiende y se sostiene el sistema de trabajo asalariado. El fetichismo del dinero está presente y por supuesto los consejos de trabajadores se encuentran en esta contradicción, no trascienden.
  • Capital vs trabajo
  • Se construye un sistema socialista y su principal contradicción es la burocracia
  • La criminalización de las luchas de los trabajadores, que se expresa en:
  • El acoso y retaliación constante en contra de los camaradas que asumen el rol protagónico en las empresas; tanto por parte de las instituciones como de los entes que deberían protegerlos y apoyarlos.
  • En los múltiples casos de sicariato que han vivido en los últimos años nuestros movimientos sindicales y el retraso por parte de los cuerpos de seguridad del Estado en resolver dichos casos
  • En los cientos de despidos injustificados a los que han sido sometidos nuestros hermanos de clase en diversas empresas.
  • La pugna existente entre los sindicatos y los consejos de trabajadores
  • Imposición del academicismo como requisito para ocupar cargos de dirección en los Consejos de Trabajadores, sindicatos o estructura orgánica de la empresa.
  • Incoherencia entre el discurso y la praxis en algunos líderes (el problema no está en pre-ocuparse, sino en ocuparse)
  • Algunos trabajadores y trabajadoras suelen olvidarse de sus objetivos cuando ocupan cargos gerenciales y relevantes. 
  • Se impulsa el proceso eleccionario de los trabajadores, sin profundizar en el debate y la organización para la solución de los conflictos, generando división entre los trabajadores.
  • La apatía de los trabajadores

BARRERAS / OBSTACULOS / FUERZAS REACCIONARIAS

Además de las mencionadas contradicciones, y en asociación con muchas de ellas, la discusión en las mesas también generó la identificación de lo que podríamos denominar como barreras, obstáculos, y en algunos casos, hasta fuerzas reaccionarias que impiden e incluso hacen retroceder el proceso de construcción del Control Obrero, y que a continuación citamos: 

  • La Cultura burguesa que está instalada desde hace más de 500 años.
  • La conciencia y la cultura capitalista, que no sólo se expresa en la burguesía sino también en el seno de la clase trabajadora.
  • El capitalismo (enemigo principal del control obrero)
  • El propio trabajador y trabajadora cuando no se da cuenta de la clase a la cual pertenece.
  • Las fuerzas políticas y de instancias del poder constituido que conspiran contra el desarrollo y consolidación del Control Obrero, y que ejercen prácticas 4to republicanas, amiguismo, nepotismo, mafias, impunidad, corrupción y coacción.
  • El sistema político-social, económico, cultural y educativo, como un formato idiosincrático que valida todos los días, el egoísmo ¡Sálvese quien pueda!
  • La burocracia, identificada por la mayoría de los participantes como una gran limitante. Se considera que esta permanece a espalda de los trabajadores. Las personas que están en los cargos gerenciales no les interesa ni les conviene el control obrero. Donde se ha iniciado el Control Obrero, es evidente la confrontación de dos poderes. La tendencia de los que dirigen las empresas es siempre el control de las mismas y esta práctica se está repitiendo en algunas formas de control obrero. Además, esa tecno-burocracia también está preparando un golpe económico.
  • Las llamadas “Juntas Interventoras” por lo general están integradas por tecnócratas, que aplican los mismos criterios generales aplicados por las empresas privadas en contra de la masa laboral, la mayoría de ésta Juntas “son incoherentes en la toma de decisiones” porque obedecen a lineamientos políticos contra-revolucionarios.
  • La estructura capitalista que se mantiene en las empresas con control obrero, aunado a la imposición de estructuras verticales, que impiden el derecho a los trabajadores a la participación protagónica.
  • La anarquía administrativa que genera anormalidades que afectan a la masa laboral, entorpeciendo al medio de producción.
  • La ineficacia en la ejecución de los recursos financieros designados a las empresas nacionalizadas, a pesar de que el Presidente Chávez los sanciona y aprueba.
  • Las leyes actuales que fortalecen a la burocracia.
  • Los sindicatos y organizaciones sindicales de este tiempo en Venezuela, completamente desviadas y corrompidas, que atacan al control obrero y otros se aprovechan bajo el discurso. Incluso han realizado supuestos papeles de trabajo (normativas) para justificar estas aberraciones.
  • Los dirigentes sindicales que se convierten en comerciantes con el patrono.
  • El burocratismo, la tecnocracia y la corrupción como males generalizados dentro de las instituciones, que actúan como traba fundamental para el desarrollo del control obrero.
  • Las mafias ubicadas en el sistema burgués que explotan y oprimen a la clase trabajadora consciente.
  • La práctica del sicariato, amedrentamiento, intimidación, persecución y el hostigamiento aplicada a los trabajadores(as) -para impedir los reclamos de sus justas reivindicaciones y para tratar las diferencias entre la clase trabajadores-, a los sectores sociales y campesinado, sobre todo de la vanguardia revolucionaria crítica y autocrítica.
  • El uso del temor y la violencia a través de las bandas.
  • La impunidad.
  • La plutarquía gubernamental dentro del proceso revolucionario.

DEFICIENCIAS / DEBILIDADES

En el mismo orden de ideas, el debate también generó la identificación de importantes saldos por superar, deficiencias y debilidades del proceso de construcción del Control Obrero que obviamente se encuentran muy entrelazadas y vinculadas a las contradicciones y obstáculos ya mencionados anteriormente, y a continuación las citamos:

  • La falta de concientización y formación de la clase trabajadora que hace que no se construya un control obrero, y además también hace difícil la participación de los trabajadores y trabajadoras al trabajo social y comunitario.
  • Falta de solidaridad con los desempleados a quienes aún no se incluye como parte de los actores sociales
  • Si no existe identificación de la clase muy poco podemos hacer por el “prójimo”.
  • La falta de conciencia de clase, que se expresa en la falta de unidad real entre la clase trabajadora.
  • No se han conformado cuadros dirigentes entre los trabajadores y trabajadoras y los sindicalistas actuales carecen del perfil para dirigir.
  • La confusión entre el Consejo de Trabajadores y la función sindical.
  • La falta de orientación de los trabajadores sobre el control obrero.
  • La desilusión y apatía en el seno de los trabajadores y trabajadoras porque se ponen trabas a la participación.
  • La fragmentación de las luchas dentro de las filas ha afectado la unidad de las trabajadoras y los trabajadores.
  • El individualismo
  • La división y discriminación entre las trabajadoras y los trabajadores.
  • La persistencia de la planificación capitalista en la estructura del Estado.
  • La ausencia de un Sistema Presupuestario de Financiamiento, para que entre otras cosas, las empresas no vean su producción como una mercancía.
  • La existencia de reglas y normas dentro del sistema o proceso productivos que excluye la participación de los trabajadores
  • El pueblo aún no es dueño de la unidad productiva.
  • El impedimento a los trabajadores y trabajadoras de incorporarse al trabajo comunitario y social por parte de gerentes
  • Falta trabajar en unas características y unas categorías para construir lo nuevo.
  • La falta de un piso jurídico para la protección de los consejos de trabajadores, pues aunque en la ley del poder popular, los consejos de las trabajadoras y los trabajadores existen como una instancia de organización y toma de decisiones de las trabajadoras y los trabajadores, éstas no brindan el suficiente apoyo. Sin embargo, hay otras opiniones que indican que hay que entender que estamos trabajando todavía en una estructura burguesa, que no es necesario que surja una ley para que avance el control obrero, sino que se debe profundizar la comprensión del camino que tomamos, refundar el Estado desde el mismo Estado.
  • No hay verdadera toma de decisiones en los consejos de trabajadores, hasta ahora solo es una instancia de participación.
  • No existe una verdadera contraloría de los recursos que son asignados.
  • La falta de ética socialista en los compatriotas que ejercen los cargos de responsabilidad.
  • La necesidad aún existente de incorporar el género femenino y descartar su desvalorización tanto en el discurso como en la práctica
  • La necesidad aún existente de incorporar a los estudiantes para que surjan como profesionales y técnicos con valores y principios de la ética socialista.
  • La falta de un Plan Comunicacional Revolucionario, que facilite la articulación de la lucha y la masificación de los elementos de formación.
  • La falta un organismo contralor del control obrero y de los consejos de trabajadoras y trabajadores.
  • La falta de un sentido de pertenencia del control obrero y producir para lograr las reivindicaciones.
  • La visión utilitarista del control obrero en muchos trabajadores, que lo impulsan, pero con la idea de obtener prebendas y cargos.
  • La despolitización de las trabajadoras y los trabajadores, lo que de una u otra forma sesga el control obrero hacia las reivindicaciones económicas.
  • La falta de incorporar como elemento de análisis la visión del género como base para el combate de las desigualdades. Este evento es un claro ejemplo, aquí poco se ha hablado de las trabajadoras.
  • La gran demanda por pasivos laborales pendientes, desmantelamiento y desvalorización de la incorporación tecnológica.
  • La satanización de las estructuras sindicales.
  • El desconocimiento de lo que es el control obrero hace que socialmente no sea aceptado.
  • Empresas nacionalizadas que aún esperan su legalización.
  • La falta de un mecanismo que permita articular a todas las empresas de producción socialistas y nacionalizadas, para que optimicen su producción y productividad.
  • El distanciamiento geográfico
  • La falta de un registro nacional de las experiencias sobre los procesos de construcción del control obrero que permita tener una visión nacional de las dificultades y avances, de lo que se produce, de la capacidad instalada y de la organización de trabajadores.
  • La ausencia en las contrataciones colectivas de lo referente a la figura de los consejos de trabajadores y control obrero.
  • La ausencia aún de una instancia de coordinación nacional.
  • La tendencia de culpar siempre a los demás de asuntos que son también nuestra responsabilidad, ¿Cómo es que las mayorías nos dejamos someter? Falta asumir la corresponsabilidad para hacer uso de la herramienta de la democracia participativa.

AVANCES - FORTALEZAS

Por otra parte, en algunas mesas de trabajo, a pesar de todas las contradicciones, obstáculos y deficiencias encontradas en el proceso de construcción del Control Obrero, también se identificaron algunas visiones que contrastan con la caracterización hecha hasta ahora, y a continuación se citan:

  • La correlación de fuerzas es aun favorable a los trabajadores y trabajadoras.
  • En su concepción más pura los sindicatos-consejos trabajadores no se contraponen sino que entre ambos se complementan, entendiendo que estos sólo son instrumentos de la clase obrera para la toma paulatina del control en las empresas.
  • La clase trabajadora está decidida a cambiar el viejo modelo, queremos participar de la gestión.
  • El llamado que se nos ha hecho a organizarnos en consejo de trabajadores y trabajadoras y luchar por el control obrero, ha venido del propio Presidente de la República.

SISTEMATIZACION DE LOS APORTES TEÓRICO-CONCEPTUALES

Normalmente cuando hablamos de teoría revolucionaria, pensamos y nos referimos a los aportes de los denominados clásicos del marxismo, sin embargo, algunas veces olvidamos que en la Revolución Bolivariana estamos permanentemente construyendo teoría revolucionaria, que no es más que la sistematización de la práctica revolucionaria. Esto para nada entra en contradicción con el método marxista, por el contrario lo reafirma, y además nos presenta la oportunidad de seguir aportando a la búsqueda de caminos y herramientas para avanzar hacia el Socialismo.

En Venezuela cuando hablamos de Control Obrero y Consejos Socialistas de Trabajadoras y trabajadores, se genera cierto vacío teórico-conceptual toda vez que sobre este particular poco se ha debatido antes en la profundidad requerida y porque nuestro actual objeto-sujeto de estudio son nuevas experiencias, en plena construcción.

Durante los últimos siete años, la dinámica de participación democrática de la clase trabajadora en el hecho productivo ha venido aportando experiencias, que analizadas y estudiadas a la luz de la propuesta política-ideológica que se viene construyendo en Venezuela, permite identificar y obtener importantes aportes para la sistematización revolucionaria.

En este sentido, el reciente Encuentro Nacional el por Control Obrero y Consejos Socialistas de Trabajadoras y trabajadores, realizado en Ciudad Guayana, aporta consideraciones interesantes, algunas de las cuales se presentan en este documento. En primer lugar se reconoce la existencia de un Estado Burgués, donde la burocracia excesiva y con tinte reformista ha venido jugando un papel de contención del avance revolucionario. Se identifica la contradicción capital-trabajo como aspecto que caracteriza el actual sistema. Se cuestiona la División Social del Trabajo impuesta por el sistema capitalista. Se hacen consideraciones importantes sobre el sujeto social de la revolución, planteando la necesidad de trascender la unidad de la tradicional clase obrera hacia la unidad con el campesinado y comunidades organizadas en general para que el control social se vaya convirtiendo en poder social revolucionario. Se identifica como aspecto central para la elevación de la conciencia la formación de cuadros y la formación en general. Se plantea la necesidad de la organización de la clase y la conformación de las milicias obreras como concepto revolucionario de defensa y avance, y se reivindica la necesidad de la planificación socialista como premisa de un nuevo modo de producción socialista, en fase incipiente de construcción.

Todos estos aspectos señalados se desprenden de los aportes de cada bloque de mesas, donde hubo coincidencias, disensos y contradicciones, lo cual será insumo para el análisis y estudio colectivo con miras a la delineación de nuevas consideraciones teórico-conceptuales que sirvan para guiar nuestro camino de lucha y victoria hacia el Socialismo nuestro americano.

Los aportes teórico-conceptuales que se desprenden de la discusión y el debate en las mesas de trabajo del Encuentro, muestran coincidencias, disensos y contradicciones, y muchas otras consideraciones que a continuación se resumen: 

COINCIDENCIAS

En cuanto a las coincidencias encontradas podemos citar:

  • Reconocimiento de que tenemos un Estado burgués y que en él la burocracia se convierte en un obstáculo para los cambios necesarios.
  • Se identifica la meritocracia y la tecnocracia como expresión y herramienta de la División Social de Trabajo en la actual sociedad capitalista.
  • Construir un sistema de planificación colectivo de la economía productiva, centralizada, científica, desconcentrada, participativa y protagónica, abierta, que tenga como punto de partida las necesidades materiales de la clase trabajadora.
  • Reivindicación de la Milicia Obrera, como expresión de la forma de lucha: el pueblo en armas o ejército del pueblo.
  • Romper la estructura piramidal (División Social Capitalista del Trabajo).
  • Reivindicación de la política de formación de cuadros.
  • Declarar al burocratismo como elemento de obstáculo en la organización del control obrero.
  • Necesidad de un plan de lucha para la acción permanente [Programa mínimo].
  • Unidad de las trabajadoras y trabajadores, de las organizaciones sociales y el campesinado [sujeto social] bajo un programa político y un plan de lucha común.
  • Asumir el intercambio y socialización de formación y conocimiento como estrategia para elevar niveles de conciencia de los trabajadores y trabajadoras.
  • No hay contradicción entre sindicatos y consejos de trabajadoras y trabajadores.

DISENSOS

A continuación los disensos encontrados:

  • Se construye un Sistema Socialista y su principal contradicción es la burocracia. [¿Es la burocracia o el capital?]
  • Estamos trabajando todavía en una estructura burguesa, por ello no es necesario que surja una ley para que avance el control obrero, sino que se debe profundizar la comprensión del camino que tomamos, refundar el Estado desde el mismo Estado. [Hay quienes dicen que es vital la Ley.]

CONTRADICCIONES

Las contradicciones encontradas fueron:

  • Conciencia crítica de clase vs Estado Educador. Tomando en consideración que antes de caracterizó este Estado como burgués.
  • Toda estructura organizativa debe ser horizontal vs Los trabajadores deben asumir el papel protagónico en la junta directiva de la empresa.
  • Crítica a la división social del trabajo. Se deben construir estructuras horizontales vs Gerencia de la empresa debe ser elección de los trabajadores.

OTROS APORTES

A continuación se resumen el resto de los aportes encontrados:

  • Combatir la alienación como flagelo de la clase.
  • Reconocimiento de la participación protagónica asamblearia como herramienta del Control Obrero.
  • Necesidad de cambiar las Relaciones Sociales de Producción.
  • Propuesta de autogobierno obrero.
  • Distribución equitativa de los excedentes económicos provenientes del proceso productivo anual.
  • Reconocimiento de la lucha de clases.
  • La lucha contra el Capital supone la lucha contra el sistema de trabajo asalariado
  • Se reconoce el Estado burgués y la necesidad de confrontarlo.
  • Propuesta de parlamento obrero.
  • Los Consejos de Trabajadoras y Trabajadores como instrumento fundamental para el Control Obrero.
  • Reconocimiento de la vanguardia.
  • Propuesta de crear un Consejo de Planificación de la Economía Nacional desde el campo de la clase trabajadora, en la perspectiva de la elaboración de un Plan Nacional de Producción Social.
  • Reivindicación de la Milicia Obrera, como expresión de la forma de lucha: el pueblo en armas o ejército del pueblo.
  • En la concepción capitalista somos máquina para la producción y en la concepción socialista somos seres humanos.
  • Actualmente el modelo de gestión de las empresas “socialistas” reproduce la dominación capitalista.
  • Por ahora no somos ni capitalistas, ni socialistas apenas estamos construyendo el socialismo.
  • Reconocimiento del sindicato, complementario con los consejos de trabajadoras y trabajadores.
  • La representatividad como limitación u obstáculo.
  • Toda estructura organizativa debe ser horizontal, para disminuir los niveles jerárquicos y romper con la división social del trabajo.
  • Participación activa y protagónica en las comunidades y movimientos sociales hacia la democratización. Revocatoria de cargos en todos los niveles. [sujeto social]
  • Rechazo a las bandas laborales armadas que es muy distinto a la milicia obrera.
  • Necesidad de identificar el enemigo histórico de clases.
  • Desclasamiento en la clase trabajadora.
  • Necesidad del programa de lucha.
  • Combatir el fetichismo del dinero.
  • El sistema presupuestario de financiamiento como propuesta.
  • Crítica a la burocracia.
  • Necesidad de cuadros dirigentes.
  • Crítica a la tecnocracia.
  • El enemigo principal del control obrero es el capitalismo y la burocracia
  • El control obrero no lo podemos encasillar o reducir al tema del control por parte de trabajadores y de trabajadoras de una determinada unidad productiva, sino que más bien apunte al desarrollo del control social que debe ejercer el pueblo organizado para construir el nuevo poder, para construir el poder popular, por eso es más amplio y debe agrupar a todas y todos los que ponemos nuestra fuerza de trabajo a cambio de un salario bien sea en la producción o en la prestación de servicio, por eso debemos desde ya hablar de control obrero y comunal.
  • Algunos principios que orientan esta construcción están establecidos en el PNSB, el desarrollo de la democracia revolucionaria, superación de la división jerárquica del trabajo, socialización de los medios de producción.
  • Tenemos que proponer y construir la infraestructura económica, ya que de ahí parte todo el orden establecido. [concepción filosófica materialista].
  • La propuesta del Control Obrero aborda la planificación para la gestión, pasa por la politización necesaria y por la propiedad de los medios de producción.
  • El Control Obrero debe incorporar como elemento de análisis la visión del género como base para el combate de las desigualdades como participantes fundamentales de la dinamización de la economía.
  • Organización a partir de principios de soberanía, autonomía y anti imperialista con conciencia clasista.
  • Necesidad del desarrollo de la ciencia y la técnica.
  • Contradicción capital-trabajo.
  • Crítica a las estructuras jerárquicas de organización y dirección.
  • No es igual participación que decisión.
  • El burocratismo, la tecnocracia y la corrupción como males generalizados dentro de las instituciones y que actúan como traba fundamental para el desarrollo del control obrero.
  • Creación de las milicias obreras como instrumento de defensa de nuestra soberanía nacional y de autodefensa de la clase trabajadora.
  • Es fundamental la derrota a la burocracia y al capital.

PROPUESTAS PARTICULARES

Las particularidades son aquellas propuestas que fueron presentadas en una mesa pero que no se repiten en otras. Estas propuestas, requieren ir de nuevo al debate para que sean asumidas en forma colectiva, en el caso que se conviertan en ideas de consenso, después de pasar por el análisis más allá de la mesa donde fueron presentadas.

  • Los trabajadores deben exigir la legalización inmediata de las empresas nacionalizadas
  • El Consejo de los trabajadores debe orientarse al desplazamiento del poder gerencial, a las empresas privadas y las del Estado, de forma total y sistemáticamente.
  • Construir un sistema de planificación colectivo de la economía productiva, centralizada, científica, desconcentrada, participativa y protagónica, abierta, que tenga como punto de partida las necesidades materiales de la clase trabajadora.
  • Generar un sentido de pertenencia de la empresa en la clase trabajadora con la premisa LA EMPRESA ES NUESTRA.
  • Creación de una comisión de dirección múltiple de fábrica para la toma de decisiones integrada por; trabajadores organizados, comunidades organizadas, estados y proveedores de materia prima, para combatir el burocratismo y la corrupción.
  • Auditar permanentemente la funcionalidad de las empresas de producción socialista y las nacionalizadas, mediante comisión creadas para tal fin.
  • Crear los Consejos de Trabajadores por ramas de producción en los diferentes municipios y estados, para fortalecer a las organizaciones, nacionales y regionales que defiende el proyecto del Control Obrero como lo es la Central Única de Trabajadores (UNETE).
  • Garantizar el desarrollo del entorno social de la fábrica, el cumplimiento de las Misiones sociales y la apropiación social del conocimiento.
  • El tema del plan de lucha para la acción permanente y reactivación de las empresas cerradas.
  • Crear un fondo de apoyo para la lucha del control.
  • Solicitarle al camarada presidente Chávez que declare el Estado Bolívar en emergencia, pero que se apoye fundamentalmente en la clase trabajadora y las organizaciones sociales de base.
  • Considerar a la ciencia, tecnología e innovación, ya que, de seguir así, seremos simples apretadores de tuercas para garantizar permanencia de tecnologías foráneas. Por ejemplo, en Guayana no existe un Centro de Investigación integral que aborde la complejidad del manejo de materiales, solo simples esfuerzos aislados, es una deuda más que se tiene con el país. Hubo una intervención que complementó e informó que existe uno y no funciona. Incorporar el Control Obrero en la Ciencia y la Tecnología que se aborde desde una Ley socialista.
  • Exigencia de la destitución inmediata de la Ministra María Cristina Iglesia, por considerar que su desempeño, actualmente no está en sintonía con las necesidades de los trabajadores. No es suficiente un aumento de sueldo, no nos conformamos con eso; los paliativos ya no dan respuestas certeras; en Revolución los trabajadores exigimos el poder y una representación digna con la que nos sintamos identificados.

3.- PLAN DE LUCHA

3.1.- Estrategias: Criterios de Acción

El Plan de Lucha que orienta nuestra acción permanente tiene como prioridad el carácter común en la defensa y construcción del control obrero, que exige la necesaria unidad de los trabajadores y trabajadoras, de las organizaciones sociales y el campesinado bajo un programa político que tenga como primer principio de actuación, el avance en la eliminación de la división jerárquica y social del trabajo.

Esto significa, prepararnos para evitar la reproducción del Estado burgués en nombre del socialismo, por lo cual es necesario postular algunas precisiones como los que señalamos a continuación.

El control obrero no puede asumirse desde una visión utilitarista, como a veces ha ocurrido, cuando algunos dirigentes lo impulsan con la idea de obtener prebendas y cargos, hasta el punto de introducir la plutarquía gubernamental dentro del proceso revolucionario.

De allí que la redefinición del papel de la clase obrera, trascendiendo de la lucha reivindicativa a la confrontación directa contra el capital y el estado burgués, se define en la participación protagónica de los trabajadores en la toma de decisiones para el desmontamiento de las relaciones de poder que caracterizan a la vieja institucionalidad de dominación.

Ello se traduce, en que el ejercicio del poder en el marco de la construcción del control obrero, sólo es posible si se reconoce a la asamblea de los trabajadores y trabajadoras como el máximo organismo de dirección y a los consejos de trabajadores y trabajadoras como las primeras instancias de gestión, para así superar la cultura burocrática y el concepto utilitarista, que asume a estas figuras como órganos de participación pero cuyas decisiones no son vinculantes.

En este sentido, el establecimiento de nuevas relaciones de producción, se orienta a alcanzar el autogobierno de los trabajadores, conformando una simbiosis entre la clase obrera, la sociedad organizada y el Estado, donde prive la corresponsabilidad y el control de los trabajadores y trabajadoras sobre la producción, abriendo la participación a todas las organizaciones de base con tendencia a la construcción socialista, impulsando la articulación regional, nacional e internacional.

Estas premisas se compadecen con la necesidad de direcciones colectivas dentro de las empresas que además de los consejos de trabajadores y trabajadoras como primeras figuras de gestión, también consideren la presencia de los sindicatos y otras formas organizativas.

Sin embargo, para contribuir a la erradicación progresiva de la eliminación de la división social del trabajo y del sistema de alienación, es necesario que los mecanismos para lograr ese objetivo sean incluidos en los actos constitutivos de las empresas de propiedad social directa o indirecta, con las mismas posibilidades de constitución de los consejos de trabajadores y trabajadoras.

Así mismo, en todas las empresas, para la superación de la visión utilitarista del control obrero, es importante incorporar medidas de preservación de la gestión colectiva, como lo es la revocatoria del mandato.

Si bien es necesario el adelanto de una audaz acción a favor de una nueva legislación con protagonismo de los trabajadores y trabajadoras que le de soporte legal al control obrero; también es fundamental que en ese debate se discuta el modelo de gestión y se estudie el Proyecto Nacional Simón Bolívar, ya que allí están establecidas las ideas y principios, para el desarrollo de la democracia revolucionaria, de la superación de la división jerárquica del trabajo, la socialización de los medios de producción dado que los burócratas han manipulado estos contenidos y han desvirtuado el mensaje del Presidente Chávez.

En este horizonte, lo que está planteado es el fortalecimiento del poder popular y es necesario entonces hablar de control obrero y Gobierno Comunal. Lo cual significa que en la lucha en contra de la burocracia, también se establezca un sistema de planificación alterno al de la planificación capitalista, que contemple la elaboración de un plan nacional de producción social, con un consejo de planificación de la economía nacional, que sea multidisciplinario y que actúe desde el campo de la clase trabajadora.

La formación sociopolítica de los trabajadores y las trabajadoras debe provenir de un de un pensum elaborado desde el seno de los trabajadores organizados, considerando la formación desde el hacer, conformando redes formativas y apoyándonos en experiencias como la de la Universidad Bolivariana de los Trabajadores y trabajadoras y relanzando el debate sobre la necesidad del estudio del Marxismo – Leninismo.

Esta formación desde el hacer demanda comenzar por la sistematización de las experiencias de control obrero, como base para la construcción colectiva del conocimiento, con miras a la formación, a la organización y a la movilización de clase. Aquí vale resaltar que no se puede perder el conocimiento y los aportes de los jubilados, se requiere la documentación y sistematización de estos.

En un programa coherente de formación de la conciencia de clase, la actividad formativa tiene que estar complementada con la tarea de difusión y comunicación a través de un plan que articule la gestión del control obrero con los elementos de formación, dentro de una estrategia masificadora de educación socialista, estimulando la participación activa y protagónica de los medios del comunicación alternativos y populares.

En esta ofensiva de la clase obrera, es necesario adelantar el polo patriótico de los trabajadores, a la vez que, es pertinente el impulso de la organización clasista de base dentro del PSUV, exigiendo a la cúpula partidista el respeto a nuestra organización legítima y a nuestro programa de lucha.

Considerando que no es solo la burocracia el único enemigo del control obrero, es vital el reconocimiento de la necesidad de la autodefensa frente a los sectores contrarrevolucionarios, lo cual amerita el planteamiento de las milicias obreras que contribuyan a contrarrestar la infiltración y el saboteo.

Todos estos criterios de acción, se compadecen con los lineamientos fundamentales de la Revolución Bolivariana y ratifican nuestra adhesión, lealtad y fidelidad a la dirección que el Comandante Chávez le da al proyecto histórico de cambio que experimenta la sociedad venezolana.

3.2.- Acciones

3.2.1.- Propuesta Operativas

Estas acciones son propuestas que adquieren el carácter de operatividad en vista que no son ideas particulares de una sola mesa, sino que aparecen más de una vez y que por lo tanto requieren su tratamiento para convertirse en contenido del programa común de lucha, que los trabajadores y trabajadoras asumimos en el Encuentro Nacional sobre Control Obrero.

Si uno de los principales obstáculos que tiene el control obrero es la burocracia, entonces debemos decretar el burocratismo como uno de los principales problemas a atacar.

En este sentido, es necesario incorporar una legislación que reduzca el funcionamiento burocrático y se oriente a la radicalización democrática en la organización de los trabajadores dentro del modelo de producción socialista, a través de las siguientes acciones:

  • Abrir un debate entre la clase obrera venezolana, con fecha limite que tenga el carácter de constituyente para los consejos de trabajadores y trabajadoras, que tome en cuenta el proyecto de ley elaborado por los camaradas del PCV, donde asumamos la construcción, dirección, organización, propuestas organizativas, leyes, reglamentos, para lo cual se debe definir una comisión transitoria no jerárquica que recoja el contenido del debate y busque todas los consensos necesarios para una movilización nacional y solicitar ante el Presidente de la República la promulgación vía ley habilitante. Dicho de otra manera impulsar la reforma de la Ley del Trabajo, especialmente en lo concerniente a los consejos de trabajadores y trabajadoras, desde un ejercicio real de pueblo legislador.
  • Revisión, divulgación y publicación del anteproyecto de ley de los consejos de trabajadores que está en manos de la Asamblea Nacional.
  • Constituir un equipo multidisciplinario que contribuya a la organización de un consejo de planificación de la economía nacional desde el campo de la clase trabajadora, en la perspectiva de la elaboración de un plan nacional de producción social.
  • Crear el frente nacional de control obrero que supere y trascienda la estructura tradicional, que se vincule con lo común y vea la totalidad, fortaleciendo la comunicación en cada estado.
  • Crear el polo patriótico de la clase trabajadora desde las bases.
  • Impulsar la organización clasista de base dentro del PSUV, exigiendo a la cúpula partidista el respeto a nuestra organización legítima y a nuestro programa de lucha.
  • Denunciar la existencia de fuerzas políticas y de instancias del poder constituido que conspiran contra el desarrollo y consolidación del control obrero, así como la organización de los consejos de trabajadores y trabajadoras.
  • Exigir la legalización inmediata de las empresas nacionalizadas.
  • Consolidar la formación ideológica, técnica y tecnológica, contando con la Universidad Bolivariana de los Trabajadores Jesús Rivero, pero imprimiendo un enfoque socio-político, donde prevalezca el sentido de pertenencia y el principio de autoeducación.
  • Elaborar el pensum de formación, desde el seno de la organización de los trabajadores, comenzando por escribir y promulgar la propia experiencia de la lucha de clases, entendida como Sistematización.
  • Proponernos nuevos encuentros para definir estos criterios de la formación.
  • Conformar la escuela de control obrero que se articule regionalmente en una red de frentes de trabajadores, que trascienda a lo nacional y a lo internacional y que garantice la formación permanente ideológica, política y técnica productiva del trabajador.
  • Establecer redes de formación creando un sistema de comunicación masiva para democratizar la información y producir el intercambio de saberes y experiencias.
  • Edición de un boletín periódico digital y/o físico que dé cuenta de la situación y avances de control obrero.
  • Creación de comisiones de información y propaganda por región con un plan agresivo de comunicación.
  •  Incluir en las actas constitutivas de las empresas de propiedad social directa o indirecta, las posibilidades de constituir los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras.
  • Crear un mecanismo que permita articular a todas las empresas de producción socialistas y nacionalizadas, para que optimicen su producción y productividad.
  • Crear con los consejos de trabajadores un sistema nacional de financiamiento presupuestario entre las fábricas adscritas al Estado Venezolano, incluidas las recuperadas, donde será soportado dicho sistema por un banco garante del propio Estado, con el objetivo de proteger de contingencias administrativas a cada una de ellas.
  • Se hizo referencia que el pasado año se realizo una primera reunión, donde se acordó conformar una central de trabajadores. Ahora nos preguntamos ¿Cómo hacemos para que nazca? Indudablemente, existe la necesidad de establecer una instancia de coordinación nacional.
  • Exigencia de la implementación de direcciones colectivas en las empresas; estas direcciones deben de contar con la presencia de los sindicatos y consejos de trabajadores, o cualquiera de las formas organizativas existentes en las empresas, ya que hasta ahora los consejos de trabajadores solo son instancias de participación cuyas decisiones no son vinculantes.
  • Avanzar a la constitución de un equipo multidisciplinario para que elabore y presente una propuesta de la concepción de la milicia obrera venezolana, enfatizando en lo que atinente a su autodefensa frente a la represión de sectores burocráticos contrarrevolucionarios infiltrados en el gobierno, contra el sicariato burgués y la defensa de la soberanía nacional.
  • Acordar que todas las empresas abran una página web y las que ya tienen, la adecuen y actualicen en función de que se rinda periódicamente cuenta de la gestión productiva, lo que significa hacer público todo lo relativo a las actividades financieras, comerciales, fiscales, productivas, de administración personal, de proyectos sociales e iniciativas políticas; en especial a sus estructuras de costo.
  •  Incorporar en todas las Convenciones colectivas de trabajo que regulan las relaciones de trabajo en todas las empresas bajo control obrero, una clausula sobre control obrero y consejo de trabajadores y trabajadoras.
  • Redactar un manifiesto público dirigido al Presidente Chávez, que contenga todos los acuerdos del I Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras. Nombrar una comisión para que se elabore el manifiesto con las observaciones de los acuerdos y resoluciones del I Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras.
  • Elaborar de un diagnóstico de los consejos de trabajadores, donde se pueda ubicar y localizarse, además de conocer que producen, cuanto producen y para que producen y determinar la actividad de coordinación a nivel sindical.
  • Crear un programa revolucionario bajo una estructura legal y socialista. En lo político: 1) el Ministerio del Trabajo debe constituirse en defensor de los trabajadores y trabajadoras.2) Constituir una corriente obrera en el seno del PSUV. 3) Crear un Centro de formación para los trabajadores. 4) Un plan de sistematización y evaluación nacional para determinar el avance del control obrero En lo organizativo:1) buscar que todas las empresas confluyan en una organización.2) Conformar un comité de apoyo a otras empresas de producción socialistas. En lo programático:1) generar congresos, mesas de trabajo para ir revisando los avances y dificultades del control obrero. 2) Crear un equipo de trabajadores y trabajadoras que conforme un contingente para luchar contra la especulación En lo jurídico: Crear leyes que le den sustento al control obrero y los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras. En lo tecnológico: formación bajo una dirección u objetivo que responda al interés de la clase y de la empresa
  • Realizar encuentros por temas particulares y regionales, que permitan profundizar en su discusión.
  • Crear un fondo de apoyo para la lucha del control obrero.
  • Desarrollar planes de formación, difusión, creación, producción, investigación e intercambio en el campo de las experiencias del arte y la cultura popular, en cada empresa bajo control obrero y los consejos de trabajadores y trabajadoras. Realizar encuentros culturales de trabajadores como política de encuentro para el rescate de nuestros valores y nuestra identidad.
  • Realizar acciones de rechazo categórico a la persecución y el hostigamiento de la burocracia contra la clase trabajadora, sectores sociales y campesinado, sobre todo la vanguardia revolucionaria critica y autocritica. Combatir la impunidad.

3.2.2.- Propuestas organizativas.

  • Estructurar el parlamento obrero y crear una red de formación para el control obrero.
  • Fomentar diversos tipos de organización de los trabajadores para abordar los problemas reivindicativos, sociales, políticos e ideológicos.
  • Creación de una comisión de dirección múltiple de fábrica para la forma de decisiones integra por; trabajadores organizados, comunidades organizadas, estado y proveedores de materia prima, para combatir el burocratismo y a la corrupción.
  • Crear los consejos de trabajadores por ramas de producción en los diferentes municipios y estados, para fortalecer a las organizaciones, nacionales y regionales, que defienden el proyecto de control obrero.
  • Realizar de manera periódica encuentros de los trabajadores y trabajadoras para la evaluación y seguimiento permanente lo que se ha hecho y seguirnos organizando para avanzar en la experiencia del control obrero.
  • Creación de un fondo para la autogestión de los encuentros de la clase trabajadora.
  •  Ratificamos la voluntad de continuar realizando estos encuentros a nivel local, regional y nacional y reconocemos al Comandante Hugo Chávez Frías como el dirigente máximo de la revolución bolivariana y manifestamos nuestro compromiso de continuar defendiendo su liderazgo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12489 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter