Misión Cultura....El otro espejo

Cuando uno se mira a un espejo este refleja la otra imagen y, aunque se parecen palmo a palmo, la realidad indica que ese otro que esta dentro no es real, solo un reflejo… digo esto pues, ya tomaron posesión de sus cargos los nuevos compatriotas que dirigirán el destino de esta misión, que de hecho ya tiene  tiempo avanzando en la formación de educadores en la mención Desarrollo Cultural, dicho sea de paso, nada que ver con el perfil de un “promotor cultural”  y no es que tenga algo en contra los promotores, pero es que este rol no corresponde o no es el eje central de la formación de nuestros camaradas. La mención “Desarrollo Cultural”  trasciende muchísimo más allá al término tan reducido de “promotor.”

Bueno… sigo con la idea, el asunto camaradas compatriotas todos y todas es que pretender ver a la misión cultura desde la linealidad o la ocurrencia de lo que debe ser o no este espacio, nos interpela a seguir haciendo el llamado a que se consulte todo lo relacionado a la misma, puesto que ya la mayorías de los y las activadoras vienen trabajando con el método de proyectos, que en nuestro país tiene  mas de 4 décadas siendo desarrollado con muy buenos resultados por el Centro Experimental para el Aprendizaje Permanente (CEPAP-UNESR ) cuya construcción es a la venezolana.

 Es decir el CEPAP, y ahora la misión cultura son los únicos que forman con el método de manera sistemática.

Esto implica que quienes dirijan el destino de esta misión tan importante y quizá muy banalizada por su manera tan sencilla y profunda a la vez,  pues en nada se parece a las universidades tradicionales, ni en su pensum, ni en su metodología, ni en su enfoque curricular, deberán tener el cuidado de no cambiar su esencia pues perdería todo sentido revolucionario y haríamos de ella un “bodrio” como muchos que ya se han construido  y se siguen desarrollando por ahí…

Lo diré de otra forma, desde estas reflexiones que nos ocupan, querer pensar esta misión desde “caprichos”, o el…“se me ocurre que…” o… “esto lo resolverá…” o en la improvisación, en la ignorancia del método, es hacerle un daño irreversible al proceso revolucionario, y lo digo con toda la responsabilidad del caso… y, una vez que se riegue ese tobo de agua…  nadie lo recogerá.

Pensar dirigir la misión desde el desconocimiento y a conciencia de que se desconoce su metodología, es ser irresponsable ante la historia, y la historia compatriotas no perdona. O se vence o se es derrotado, es decir el costo político, social  entre otros, será parte de las derrotas que se le propine a nuestra revolución y el triunfo del imperio por sobre nosotros y nosotras.

Un amigo mío dice que soy dramática… bueno solo pienso en el país, no pienso en personas en particular, sino en ese territorio que debe ser cada vez mas un nicho para la defensa de nuestra dignidad como pueblo, para el bien común, en fin para tener la victoria socialista lo mas pronto posible, sin perder tiempo, sin dilatar, sin ser obstáculo, o estar atravesado entre otras calificaciones…

Por otra parte, todo cambio de gestión toma su tiempo… mientras los equipos llegan y se instalan, mientras se conoce el asunto, mientras se propone y se dispone, hasta llegar acoplarnos y entrar en la otra forma de hacer gestión, además de ser traumático, se toma un buen tiempo que genera todo tipo de ansiedad, preocupaciones y también las respectivas ocupaciones de los que estamos dentro de la estructura, y… yo me pregunto: ¿cómo va hacer la nueva gerencia de la Misión Cultura, que nunca ha transitado el método de proyectos, para comprender tamaño desarrollo que durante 05 años o mas han tenido las bases activadoras? Porque… si nos costó un mundo entender esta visión, y  aún en cinco años estamos siempre revisando el método, que será para una gestión que apenas comienza a encontrarse con esta forma de hacerse educador o educadora mención desarrollo cultural? Y no es que dude de sus capacidades como funcionarios o profesionales, sino ¿Cuánto tiempo les llevará ponerse a tono? ¿Se pondrán a tono?  Y si no se ponen a tono… ¿Les diremos a nuestros equipos de sistematización que ahora no es el método sino el sistema de clases presenciales? ¿Les diremos a nuestros equipos que en vez de acreditaciones ahora serán exámenes? ¿Copiaremos modelos foráneos que poco conocen de esta posibilidad que se ha dado el pueblo a través de su gobierno? ¿Traeremos expertos de cualquier parte para que “nivelen” los conocimientos de los equipos de sistematización? ¿Buscaremos apoyo con quién o quiénes? Aun mas… ¿Cuándo seremos llamados los facilitadores que en definitiva somos los que venimos transitando la construcción colectiva del método?, ¿Qué es lo que está sucediendo que todo es silencio, cuando debiera ser todo convocatoria, toda alegría, toda voz, todo encuentro, toda palabra…? ¿Será que se está comprendiendo la magnitud y las implicaciones de esta universidad construida desde las experiencias? ¿Y los activadores y activadoras? ¿Quedarán atrapados en ese otro espejo reducidos a nada? ¿De que se nos responsabilizará? ¿Existe voluntad política para asumir la misión en su carácter y esencia? Son cuestiones necesarias conversar para darle un sentido y buen comienzo  a nuestra gestión cultural en corresponsabilidad. Principio este poco comprendido en estos tiempos…

Abierta a la crítica, como estoy, dispuesta a debatir con el debido respeto que el caso amerita, el compromiso revolucionario que asumí en la formación del hombre y la mujer nueva es asunto serio, y me lo tomé muy en serio con esta Misión, también asumo mi responsabilidad, y digo que ante tanta movida y cosas no me queda mas remedio que hacerme las respectivas interrogante que se hace cualquier mortal de esta tierra cuando se trata de la revolución y con el derecho también de que se me informe o se me consulte al respecto. Freire decía que teníamos poca experiencia  en lo que es la democracia participativa… ya veo por qué me lo decía… no me queda otra que expresarme a través de la palabra para revivirla y dignificarla.

Creo que estamos viviendo tiempos muy buenos, sobre todo porque ya el pueblo o muchas de las bases activadoras han hecho del espacio de activación dentro de los equipos un espacio para la crítica constructiva y responsable de las cosas que puedan o no afectar sus destinos. Nos ha costado mucho esfuerzo, lecturas, discusiones, debates, construcciones hacer del espacio un espacio para insurgir en contra el sistema capitalista que nos esclaviza, y definitivamente romper la inercia.

 Es necesario en estos tiempos en que andamos complementarnos, acompañarnos, juntarnos y asumirnos desde la humildad que los casos ameriten para que la revolución nunca muera.

Culmino con Simón Rodríguez: “la mayor FATALIDAD del hombre en el ESTADO SOCIAL

Es NO TENER  con sus semejantes un COMUN SENTIR de lo que conviene a todos. LA EDUCACION SOCIAL remediaría este mal; Pero  nos entendemos poco sobre el sentido de la palabra…” 

Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe

Movimiento Pedagógico Revolucionario


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2897 veces.



Mirna Sojo

Militante del Movimiento Pedagógico Revolucionario (MPR)- Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe (ESRLC). Maestra normalista, Licenciada en Educación.

 omt991.2@gmail.com

Visite el perfil de Mirna Sojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad