Aspectos que fortalecen la labor docente

Una de las características que ayuda a fortalecer la labor docente es la capacidad para que su trabajo trascienda el aula de clases a la hora de impartir conocimiento, pero esto de manera obligatoria debe ir acompañado de coherencia en el campo intelectual y moral para que la influencia positiva pueda ser efectiva, de lo contrario puede generar un efecto negativo en el alumnado.

El docente de una u otra forma tiene que estar a la vanguardia de los cambios educativos y las nuevas estrategias pedagógicas con los cuales hay que bregar a diario porque la educación es una entidad que se transforma diariamente y mucho más ahora con los cambios tecnológicos, las herramientas pedagógicas y, sobre todo comunicacionales, deben ser manejadas por el docente según las exigencias planteadas en el aula de clase.

Podemos evidenciar que los estudiantes con frecuencia tienen comportamientos diversos, bien sea por sus capacidades intelectuales, ritmos de aprendizaje, clases sociales, formas de trabajo, etc., por lo que, cuando pensamos en lo que le vamos a impartirles, el maestro tiene que ser un líder que potencie y direccione de manera efectiva esa cultura escolar con la que se tropieza.

Una de las dificultades con la cual el maestro se topa es la de plantear procesos reflexivos sobre las dificultades de la enseñanza y las dificultades del propio aprendizaje que se le pudieran presentar a los estudiantes; entonces, es necesario conocer las individualidades e intervenir oportunamente en el momento en que se requiera encaminar la labor pedagógica para reducir el índice de fracaso escolar, por lo que se puede resaltar que los estudiantes aprenden mejor bajo ciertos ambientes, utilizando diversas herramientas técnicas que influyen en el nuevo modelos de aprendizaje.

Se puede evidenciar el estilo de aprendizaje en la forma en la cual el alumno organiza la información de lo que acontece a su alrededor. Cada estudiante tiene su forma característica de asimilar la información, el maestro debe ser tenaz a la hora de ejecutar las estrategias pedagógicas teniendo en cuenta las capacidades que tengas los estudiantes.

Por lo tanto, el objetivo reside en la forma de presentar a los jóvenes los propósitos a corto, mediano y largo plazo, por ende es necesario reforzar los valores, así como las aptitudes que favorezcan las capacidades y habilidades personales, ya que no hay mejor manera de aprender que de la experiencia vivida, estando dispuesto a transformar las características actuales el docente debe convertirse en un agente de cambio, apoyar las propuesta modernas y efectivas de enseñanza, convirtiéndose en un innovador que ejerce sus competencias predicando con el ejemplo, brindando siempre con éxito los contenidos previstos a sus estudiantes.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 521 veces.



Hani Fernández


Visite el perfil de Hani Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a277663.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO