"El incremento del salario es impostergable: Jesús Farías"

Culminando el mes de julio se ha suscitado una interesante polémica entre dos economistas quienes, estando ubicados en la misma acera ideológica, han expuesto disparidad de criterios en el tema referente a las políticas salariales del gobierno.

A mi modo de ver, aunque Farías puede que tenga mucho de razón cuando argumenta que el Estado actualmente no tiene capacidad para ofrecer el incremento de salarios a los niveles que todos necesitamos y deseamos, y por el que aboga Curcio, los datos que ofrece Pasqualina sobre cuánto se ha enriquecido la burguesía en estos últimos años despiertan suspicacia entre quienes estamos recibiendo la parte "más reducida de la torta" de la economía venezolana, para no decir los que apenas recibimos las "migajas de torta".

Farías acusa a Curcio de "emplear una fraseología revolucionaria con la pretensión de manipular el tema tan sensible y complejo de los salarios". De esta manera va desmontando las que califica como "manipulaciones" que expone Pasqualina en "Los salarios: en la empresa privada y en la administración pública (II)".

Para los venezolanos de a pie, sin ser expertos en economía, especialmente para quienes padecemos la dura realidad de sueldos y salarios deprimidos, no es un secreto que los capitalistas, como dice Pasqualina, se han enriquecido en los últimos tiempos más que nunca. Mientras la gran mayoría recibe salarios y pensiones que no cubren ni las necesidades más básicas, los dueños de capital (empresarios, industriales, comerciantes, etc.) "se embolsillan una tajada cada vez mayor de la riqueza que producen los trabajadores", dicho en palabras de Curcio.

Entiendo que algunas de las medidas que propone Pasqualina, como medio de recuperación de sueldos, salarios y pensiones no se pueden implementar, dado los niveles de contracción económica del país (siendo una economía rentista que dependen de la exportación de petróleo), asumiendo la caída severa de la producción petrolera, sin dejar por fuera el contexto de recesión económica mundial consecuencia del covid-19, pero no es menos cierto que las denuncias de Pasqualina sobre la evasión fiscal de los capitalistas es un mal crónico que siempre redundará en una distribución desigual de la riqueza, siempre favoreciendo a los capitales, en detrimento del pueblo trabajador.

Parece que tiene razón Farías cuando dice que si el gobierno ofreciera incrementar los salarios y pensiones más allá de lo que su mermada capacidad de pago le permite, estaría cometiendo un fraude, especialmente considerando el impacto de las sanciones económicas y financieras y el estancamiento de la actividad petrolera.

No entiendo que Curcio ponga en duda, en sus argumentos, "el esfuerzo gigantesco que hace el gobierno para atender al pueblo", al cual apela Farías como defensa del gobierno. Pasqualina plantea más bien que la distribución de la riqueza, que no es otra que la proveniente de la renta petrolera, se equilibre, dado que hasta ahora los grandes beneficiarios son los capitalistas, mientras el pueblo recibe la menor parte.

Farías desmiente que el Estado sea un "explotador" de los trabajadores y en su argumentación claro que su tesis queda bien parada, pero lo que pone Curcio sobre la mesa es que la mayor parte de la renta petrolera termina quedando en manos de la burguesía. El Estado tiene un papel fundamental en la "redistribución de la renta", si algo enseñó Chávez, en estos últimos tiempos, fue precisamente la necesidad de redistribuir la renta petrolera favoreciendo a quienes históricamente fueron marginados de la riqueza petrolera.

Farias admite que la revolución tiene una deuda en lo relacionado con cobrar impuestos a la burguesía y que es una deuda que efectivamente debe saldarse pero afirma que es ilusorio afirmar que el incremento salarial puede financiarse de esos impuestos a la burguesía. En cuanto al tema de la dolarización de la economía confiesa que ha sido positiva, en tanto ha sido un medio de combate de la escasez de mercancías, a pesar de que la especulación en los precios sigue afectando. Afirma que la inflación que en 2018 se ubicaba en 10.000% al día de hoy se mantiene en 1000%.

En una extensa entrevista del constituyente Jesús Farias con Clodovaldo Hernández, publicada en La iguana.tv el entrevistado culmina afirmando que el imperio, sin dejar su naturaleza injerencista e intervencionista, a partir de 2021, se verá obligado a aplicar otros métodos que suponen dejar las duras sanciones económicas de lado. Así mismo, cierra diciendo que él está dispuesto a seguir debatiendo sobre la política económica del gobierno.

Tiene mucha razón en sus argumentos Farías, pero me quedo con su afirmación "el incremento del salario es impostergable".

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2847 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: