Diferencial cambiario, el problema real de la economía venezolana

A dos meses del inicio del programa de recuperación económica el Fondo Monetario Internacional lanza sus dardos venenosos y genera una noticia desastrosa para el país, carente de seriedad pero si muy consistente para legitimar el inicio de una escalada inflacionaria muy bien sincronizada desde la frontera colombo-venezolana.

En tan solo tres días el diferencial cambiario lo bajan en 5 puntos es decir 5 pesos por bolívar y en lo que va del programa de recuperación económica son 15 pesos por Bolívar desde el 20 de agosto hasta hoy, lo cual repercute e impacta negativamente en la economía venezolana de una forma que pocos prestan atención y no saben las repercusiones que eso genera. Veamos:

Para el 20 de agosto en el inicio del programa de recuperación económica, el impacto del ataque económico fronterizo a nuestra moneda, el diferencial cambiario se situaba en 500 salarios entre ambos países. Un margen que sólo lo podemos catalogar de desastroso para la economía nacional. Si aun no se entiende, lo repito: 500 salarios al valor de cambio y por si fuera poco este diferencial cambiario es tomado en como indicador para fijar el precio del dólar paralelo.

Saquemos cuentas otra vez: un sueldo mínimo en Colombia promedia 780.000 pesos aproximadamente al dividirlo por la tasa de cambio antes del inicio del programa de recuperación económica, es decir: 0,00030 nos da 2.600.000.000 (dos mil seiscientos millones de bolívares) que divididos en lo que era nuestro salario integral para ese momento (5.186.000bs) nos da 501 salarios de diferencia cuando se cambia en frontera de pesos a bolívares previo al 20 de agosto.

Sí, 501 salarios de diferencia y la magnitud de las transacciones diarias aun no se han calculado pero si se siente el impacto negativo cuando se crea demanda agregada e inflación inducida de nuestro lado venezolano propiciando el saqueo y un voraz contrabando fronterizo a todos los productos venezolanos.

Cuando se inicia el programa de recuperación económica, ese impacto del diferencial cambiario se minimiza a tan solo 12 salarios en promedio. De 500 se bajo a 12, por eso tuvimos escasamente 13 días de crecimiento y prosperidad económica ya que nuestro poder adquisitivo se vio impactado positivamente sin boicot respetando los precios acordados y sin el impacto tan negativo que representa el diferencial cambiario en frontera.

Qué pasó posterior al 1 de Septiembre? cómo nos cambian nuevamente ese momento de prosperidad económica?

Volvieron a usar las estrategias que le han sido efectivas: captar el cono monetario y bajar inducidamente el valor del Bolívar. Por un lado captaron nuestro cono monetario subiendo el valor a 800% por cada Bolívar soberano en efectivo, logrando progresivamente volver a como era antes del 20 de agosto y fueron bajando de 0,00030 a lo que es hoy 0,00015. Y en este valor de cambio voy a detenerme un momento para dar un ejemplo de cómo nos mediatizan y cómo esconden el valor del Bolívar soberano con una simple operación de cambio.

No es lo mismo decir 0,00015 pesos por bolívar que decir 15 pesos por bolívar aun cuando en la operación el resultado con relación al sueldo mínimo colombiano sea el mismo, es decir: 52.000 bolívares soberanos hoy. Pasando de 12 salarios promedio del 20 de agosto a casi 29 hoy. Son 17 salarios que la inflación inducida tiene ahora para seguir depredando nuestra economía.

Lo afirmo responsablemente. El origen de la guerra económica está en frontera y es el diferencial cambiario que nos depreda nuestros productos, genera contrabando de extracción y sirve para ser el indicador que toma el dólar paralelo para fijar su tasa diaria que supera hoy los 180 bolívares soberanos por dólar.

El banco de la República de Colombia coloca como valor de cambio 48,52 pesos por Bolívar ayer sábado 20 de octubre. (ver foto anexa). Mientras el ataque financiero en frontera se empeña en continuar bajando el valor del Bolívar hoy en 0,00015; no dicen que ese 0,00015 representa lo mismo que 15 pesos por Bolívar para generar esa sensación que el Bolívar soberano está por el piso, escondiendo el verdadero valor de cambio que es 48,52 pesos por Bolívar lo que representaría solo una diferencia de 9 salarios mínimos entre ambos países y no los 29 que hoy representan 52000 bolívares soberanos al cambio del salario colombiano que impacta negativamente en nuestra economía generando demanda agregada e inflación inducida, legitimando lo que el FMI “predice” sobre la economía venezolana y que en su informe “Perspectivas de la economía mundial” Octubre 2018 señala como ejemplos de “perturbaciones macroeconómicas” las crisis financieras o cambiarias. Acaso eso no es lo que estamos viviendo nosotros los venezolanos y lo están propiciando con ese ataque financiero?


 

Fuente: http://www.banrep.gov.co/es/tasa-cambio-paises-vecinos

El problema real de la economía venezolana es el diferencial cambiario, es el origen de la guerra económica y el ataque financiero. La solución es inducir el valor del Bolívar soberano en frontera captando el peso colombiano producto de nuestra venta de gasolina en pesos para tener nuestras casas de cambio y darle el verdadero valor del Bolívar. Eso último no tiene nada que ver con la venta de gasolina a precio internacional que es parte del programa de recuperación económica. Es una estrategia para detener el ataque financiero desde la frontera y construir una economía sana, binacional; donde los salarios se igualen y no se impacte el comercio de los pueblos de frontera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2110 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



David Vivas

David Vivas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a270819.htmlCd0NV CAC = Y co = US