Boletín de la Corriente Clasista Agraria “Nicomedes Abreu” No.-15

Corriente Clasista Agraria “Nicomedes Abreu”  No.-15

 

La Malinchera:

Se puede estar en desacuerdo con el gobierno del Presidente Maduro, se puede ser opositor al proceso político venezolano, se puede estar obcecado por creencias adversas a la ideología que enarbolan los seguidores del creador de una corriente política progresista, en fin, se pueden negar todos los logros del proceso venezolano, se puede ignorar el liderazgo del Presidente Chávez, vivo o muerto, se puede seguir haciendo una oposición torpe; pero lo que hay que revisar con preocupación y cuidado, es el acompañamiento y justificación que le hacen algunos personajes a la amenaza imperial orquestada desde los EEUU por el Presidente Obama. Este comportamiento de algunos “venezolanos”, nos hace recordar a la “Malinche” mexicana, que siendo amante de Hernán Cortéz, traicionó al sentimiento nacionalista, entregando al pueblo rebelde mexicano.

 

La solidaridad con Venezuela:

Nuestra fibra nacionalista se complace al ver el gesto solidario de los países de la UNASUR, el ALBA, PETROCARIBE, CARICOM, CELAC y otros países del mundo que han demostrado que no es casual la política multipolar implementada desde su arribo a la presidencia por el Presidente Chávez. Pero veríamos con mayor satisfacción, que las colonias extranjeras asentadas en nuestro estado Barinas, recuerden que provenían de los infiernos en que convirtieron los fascistas e imperialistas a sus países de origen, y que por lo menos, en un gesto de agradecimiento, se pronuncien contra estas amenazas terroristas de EEUU, pidiendo desagravio para el país que les brindó calor y fortuna.

 

Plan Colombia:

Esta corriente agraria ha venido denunciando reiteradamente, el avance del Plan Colombia en nuestro territorio sin que hasta ahora se haya tomado en cuenta sistemáticamente, las denuncias de productores, pequeños y medianos, trabajadores del campo; que ven como se apoderan de nuestras tierras y a pesar de la emergencia que vive el país por las agresivas amenazas del imperio, los cómplices de la debacle agrícola, siguen invadiendo unidades de producción saqueando y destruyendo la flora y la fauna como un verdadero ejército de ocupación y a pesar de decretos gubernamentales, violan el cumplimiento de estos.

 

Esto lo hacen a través de complicidades de “autoridades” civiles y militares y de falsos “líderes campesinos” negociadores de tierras. El dinero con el cual negocian es de origen del narcotráfico, de la corrupción y el destino final de esta operación es la adquisición por parte de las multinacionales.

 

Nunca se había visto crecer la propiedad de la tierra en manos de pocos como ahora, y la guerra contra el latifundio quedo para los pendejos.

 

Ojalá que ésta alerta en las fronteras, decretada por el gobierno nacional y producto de la amenaza gringa, permee hacia nuestro Estado Barinas y dieran una batida para que se den cuenta que los ocupantes de las tierras rescatadas y amenazadas de invasión, son reductos del paramilitarismo colombiano.

 

Esta denuncias han costado invasión a predios, marginamiento político de voceros legítimos, denuncias judiciales, muertes a verdaderos dirigentes campesinos y en fin, la generación de unos venezolanos de segunda que sin haber asumido posturas patrioteras han interpuesto una digna actitud venezolana.

 

Ahora que se acercan las elecciones parlamentarias se debería tomar en cuenta la pésima gestión de los que ahora son nuestros representantes en el parlamento nacional. Pero de estar equivocados nosotros, nos gustaría conocer, por parte de ellos, los parlamentarios actuales, cuál es desde su punto de vista, el resultado de su gestión en favor del Estado Barinas porque con programas televisivos chillones y con bendiciones papales, no podrán tapar sus deficiencias ante los ojos de los pecadores del campo.

 

Con la iglesia hemos topado.

Ha sido abundante, reiterativo,  los planteamientos y ataques del alto clero en contra del proceso político que despegó hace más de quince años. Por este comportamiento de la cúpula eclesiástica, se le ha considerado, al igual que algunos medios de comunicación; como un partido político muy radicalizado y sin visión de conjunto, ya que solo ven por el ojo de una aguja. Pero es digno reconocer que existen excepciones a la hora de defender valores fundamentales, como es el caso de Monseñor Urosa Sabino, quien ha sabido interpretar diáfanamente las amenazas que se ciernen sobre el país que lo vio nacer y sería mezquino no reconocer esta honorable posición que ha de servir de ejemplo a otras instituciones. De igual forma es de reconocer la posición de los jóvenes diputados de la oposición que diciendo: “no  es hora de lavarse las manos como Poncio Pilatos” aprobaron la habilitante en hecho digno de venezolanos comprometidos con la patria a pesar de las diferencias que pueden tener con el gobierno. 

 

Nos atropella la verdad

El gobierno, nacional y regional, se ha reunido en variadas circunstancias con presuntos representantes del sector agrícola, como lo son: Federación de Ganaderos, CONFAGAN, FEGAVEN, FEDEAGRO y otros. Reuniones que siempre confluyen en la solicitud de la moneda verde, el US $, que en definitiva, en su mayor parte no viene a incrementar la siembra y la cría en el país, sino, como sabemos, se quedan en el exterior con la excusa de la importación, de bienes, servicios, vientres y todo lo que representa a un país rentista mono exportador. En la otra acera nos ponemos como invitados de piedra, no convocados. Nosotros, en forma individual y colectiva a través de esta corriente y de otras organizaciones, en varios documentos, hemos hecho críticas y planteamientos para darle salida a los problemas del campo venezolano. No pretendemos ser dueños de la verdad, lo que estamos sugiriendo es que se abra una discusión sobre el sector donde indudablemente presentaremos  nuestra visión documentada y avalada por verdaderos productores y trabajadores del campo venezolano. Consideramos que la hora actual de crisis y amenazas contra el país, se debe tomar en cuenta la opinión de todos y en especial a los que hemos sido consecuentes con nuestros principios que no están en contradicción con el proceso político venezolano impulsado por voluntades comprometidas, realmente, con nuestro país.

 

Contra la corrupción, contra la negligencia, contra los cómplices  imperiales, contra el Plan Colombia, contra los depredadores del ambiente, contra el nuevo latifundismo, contra la inseguridad en el campo,

 

 

VENCEREMOS.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1383 veces.



Corriente Clasista Agraria “Nicomedes Abreu”


Visite el perfil de Corriente Clasista Agraria Nicomedes Abreu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a205482.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO