¡Te escuché hablar!

Escuché tu mensaje hermano MAPUCHE, vengo escuchándolo antes que tú, muy acertadamente hablaras y es que tu expresión tiene quinientos años retumbando en el viento. La injusticia en contra de los millones de Rodrigos Huechullan, es una práctica que llegó a estas tierras con la invasión de 1492. Tras la otra oleada neo europea alemana a Chile, donde los apellidos, fonéticamente hablando; tan extraños como su color de piel, dicen de la continuación de la practica de despojo e injusticia en contra de los legítimos dueños de esas tierras, asentados hoy en reservas mal organizadas y acosados por la barbarie, representada hoy por los Bachelet, como antes por los Frei, los Pinochet y en definitiva, todos aquellos que ostentando un poder político ilegitimo, en tierras poseídas ilegítimamente, se ensañan contra los únicos legítimos en el suelo llamado Patagonia, Chile o Argentina.

Pero no creas que somos pocos los que escuchamos tu pesar hermano MAPUCHE. Por todo el continente “aborigen occidental “ se expande tu mensaje y, está calando. Las cadenas de desprecio hacia lo propio se rompieron, ya no nos obligaran a mirar hacia sus metrópolis, hacia otros continentes, hacia regiones cómplices del despojo ancestral. Ahora nuestra mirada esta dirigida hacia en MAPUCHE, EL GUAJIRO, EL INCA, EL KARIÑA- CARIBE, EL GUANCHE, EL YAKY, EL PIEL ROJA, EL APACHE, EL MAYA, EL AYMARA, ETC ETC. Son tiempos de sumar esfuerzos para recuperar la grandeza aborigen mal tratada, es hora de que la dignidad de los originarios, orgullosos pisatarios milenarios de la naturaleza de la región, re asuman su papel de hermandad, respeto y convivencia con la pachamama.

Los revolucionarios del mundo debemos pararnos firmes al lado de la causa de los Hermanos MAPUCHES Y DE TODOS LOS PUEBLOS PRIMIGENOS del continente. No podemos ser cómplices por acción u omisión de más violaciones de los derechos legítimos de estos gloriosos pueblos.

Te escuché hermano, tu voz ha de retumbar en la conciencia de todos aquellos, que miran y callan, que conocen y tratan de ignorar, de los que discursean, pero que no accionan en busca de la solución, que por tener un negocio, hablan a la chita callaítos, como para que el socio que se beneficia con la injusticia, no escuche su rumor. Sigue hablando hermano MAPUCHE, seremos muchos los que haremos eco a tu clamor de justicia. Multiplicaremos los decibeles hasta que se atormenten. si te provocan y explotas en natural ira, que no crean que podrán seguir privándote de tu libertad, o derramaran tu sangre sin que haya reacción. Ya no más, ejércitos populares de oprimidos habrán de copar los espacios del continente, para reclamar de una vez por todas tanta impunidad.

Soplan vientos renovados, en ellos cabalga la dignidad de los pueblos originarios, los impulsa el ansia de libertad que germinó y que no podrán neutralizar ni con fungicidas colonialistas ni herbicidas de distorsión. La verdad de la cultura aborigen, renace para ocupar un lugar privilegiado en la conciencia de los pueblos.

PATRIA GRANDE, SOCIALISMO O MUERTE… HEMOS DE VENCER.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2816 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a61053.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO