Bachelet no da para más con tanto bicho malo asomado y todos atragantados de sus razones

¡Mosca que estamos en Venezuela! Impartió ella a su comitiva como comisionada de los Derechos Humanos de la ONU. No se les ocurra darle las manos a todo el mundo que se pueden quedar sin brazo, fue lo segundo que les tiró y, no conforme con sus apreciaciones pensó: ni este país es Chile, ni yo soy presidenta y, el "dictador" de acá es muy diferente al dictador que tuvimos allá que todavía no lo perdemos de vista y, lo que falta...

Me han dicho, pudo haber pensado, que en este país quien no la pone la hace y el que no la hace, la deja en el aire, pero a eso vinimos a oír, lo que nos tiren y queremos oír de todos que los habladores es lo que sobra, aunque hablar de bandos no es muy democrático como patoteros allá en mi país y, ahora en la nueva función de la ONU, hay que oír, aunque sea para distraernos que más de lo que pudiéramos y quisiéramos, no se puede, pues a todos no se pueden complacer, pero de oír hay que oír que, los personeros del gobierno dirán lo que les interesa decir e igual pasará con la oposición que nada nuevo soltarán, que ya sabemos como lloverán razones de lado con su arcoíris de rabia que cada quien expresará, unos con rosario y cruz a la vista, y otros hechos los pendejos como si nunca hubieran roto un plato.

Recuerden y no olviden -siguió aconsejando- que en este país no hay democracia, ni socialismo, ni revolución porque esas buenas intenciones se fueron con el presidente Chávez, y tampoco hay oposición, sino interéses de cada quien por lo suyo -algo así, como quiero más- que no les dan o, que les quitan, que si el pato que si la guacharaca, que si la AN, que si la ANC, que son dos cosas muy diferentes, porque una está por los pormenores de la oposición y la otra por los por mayores del gobierno que, en una está el presidente Guaidó y, en la otra es del gobierno, el presidente Diosdado Cabello, además dicen, entre ellos: el pobre Julio Borges, viviendo mal en Colombia y, el preso político, ahora pasando las de Caín asilado, Leopoldo López, que media Venezuela y que es de Diosdado que lo único que no tiene es sarna para rascarse que hasta un fundo posee en San José de Guanipa que a lo mejor es colindante con el de una margariteña, donde a toda hora hay muchos gruñidos de puercos de raza, por lo que ustedes: oigan y escriban, además mucha atención que en este país hay dos presidentes, el de Trump, impuesto y bien visto por sus asesores y otro inconstitucional como usurpador que es del poder de acuerdo a lo afirmado y decidido por el mismo Trump y su gobierno. Así que ojo con ese enredo que con decirle presidente a cada uno, se lavan las manos como Poncio Pilato y se cumple con nuestro trabajo sin meternos en ese problema que es ajeno a nuestra supervisión que, lo que interesa es saber si los venezolanos están comiendo bien y, sino están, tenemos que descubrir quién es el culpable de la crisis que no puede ser involuntaria como una eutanasia en general, y no es así, porque de lo contrario nos vamos a ir tal cual vinimos y, eso no le va a gustar a Trump ni a su círculo.

Y otra cosa que es bien importante como insólito y, es que, todos los que están presos en este país son presos políticos, ya que está bien claro y sin discusión de conformidad a la estadística bien promediada de la Organización no gubernamental Foro Penal de Alfredo Romero que no pela, cobra pero es honesto, dice lo que nadie quiere oír, pero Venezuela en sí es una gran cárcel más política que otra cosa y, lo peor y bien peligroso es que muchos políticos andan por el mundo con la cabuya en sus patas con mucho dinero, pero no quieren ser presos políticos del régimen actual, y están en el exterior luchando por sus privilegios de poder que lograron cuando fueron poder y consiguieron, y por consideraciones que Bachelet no sabe, los persiguen, lo que deja muy mal al gobierno de Maduro, porque al de Guaidó, la justicia colombiana vela por su honestidad y, jamás se parecerá al del régimen, es decir, que Guaidó no se embarra de porquerías, mucho menos de corrupción, su gobierno es la solución de los pobres, pues los ricos están fuera, a excepción de muy pocos que aman de verdad y se calan la miseria humana del país con entereza.

Y, lo más importante de todo es que, deben -quieran o no- reunirse a la brevedad posible y anotar todo sin flojera ninguna con la CEV que son los únicos que hablan con Dios en este país, señores muy pulcros, superlativamente honestísimos, apolíticos hasta rezando, no pierden su tiempo en aperturas odiosas, están en las buenas como en las malas con el gobierno y la oposición, los oyen a todos por igual sin decir esta boca es mía y, mire que es de ellos, Dios es su pastor y nada les falta, solamente dónde caerse muertos.

Entonces Bachelet, Venezuela es por el tiempo que estés en ella: tuya, y solamente tuya, lo que no es Chile. Verás la diferencia de mandar y la de mandar acá. ¿Allá lo más seguro se respeta todo y acá...? Claro no es igual, allá hace frío y acá hace calor que es bastante, mientras disfrutá. Qué si te dejan todo el espacio abierto que a tu imaginación a considerar, se sincera y, podrás meter goles como querás que no hay VAR que te vigile.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 761 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a279799.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO