La Carlota, base militar bajo asedio; ¿por qué insistir en su asalto?

La base de aviación militar Generalísimo Francisco de Miranda, en La Carlota, concebida, al interior de la capital de la republica, para servicios estratégicos y logísticos del gobierno nacional, del Estado, durante los últimos días ha sido noticia mundial contra Venezuela y su gobierno. Los más de doce intentos por asaltar las instalaciones con saldo lamentable de victimas fatales y heridos llaman la atención, motivan esta reflexión y un mensaje.

¿Por qué o para qué el asedio? ¿Por qué insistir en el asalto y toma de las instalaciones?

Los centinelas custodios de instalaciones estratégicas están formados bajo doctrinas e ideales de Patria Libre, Soberana e Independiente. La Republica ha colocado en sus manos, mente, alma y corazón, la fuerza e instrumentos necesarios para la defensa nacional. Ha colocado sobre ellos, como centinelas del suelo patrio, la responsabilidad y obligación de proteger y defender, a costa de su propia vida, la integridad territorial, los espacios e instalaciones estratégicas de la Nación, contra enemigos internos y externos. La traición, la deserción sobre la responsabilidad jurada son penados por ley, la derrota en la defensa del bien patrio desmoraliza, somete, condena ante el enemigo. ¡Ante cualquier amenaza, los centinelas, sin importar rango, condición social o afiliación política, están en la obligación constitucional de defender, hasta morir, cuanto se le ha encomendado! ¡Esto y mucho más saben quienes ostentan la dirigencia opositora! ¡Lo saben quienes desde el exterior los financian, los mueven!

¿Cuál es el propósito de enviar a, "pacíficos, inexpertos e indefensos", jóvenes a un enfrentamiento fratricida tan desigual?

De la invasión y desmembramiento de la Nación Libia, por el ejercito estadounidense y sus aliados europeos, la historia reciente muestra que a la sazón y extensión de la primavera árabe hacia África, en Libia, sus fundamentos libertarios, no fueron suficientes, bien acogidos por el pueblo. Necesario fue que las potencias promotoras de la guerra, interventoras realizaran acciones beligerantes contra el Estado y contra los nobles e indefensos manifestantes. Las primeras informaciones, a través de los medios de propaganda, sin imágenes, reseñaban la brutal y salvaje represión del régimen libio contra indefensos, contra una cárcel... En el terreno y tiempo real los "pacíficos" manifestantes asaltaban instalaciones militares en busca de armamentos, entre ellos se encontraban "reos" previamente liberados de la cárcel aparentemente bombardeada por el régimen opresor. El asalto y toma de la instalación militar; obligó al Estado a la represión y búsqueda de control, dotó a los insurgentes de suficiente e importante arsenal, desmoralizó y "convirtió" a gran parte de los centinelas, dio pie, exacerbó las ideas y acciones antigubernamentales y sobre todo, sirvió de excusa y justificación a las potencias extranjeras para su intervención en el conflicto y nombramientos a dedos desde el exterior de gobiernos paralelos.

¿Calco de la escenografía y guión libio lo que ocurre en Venezuela? Definitivamente SI.

El asedio a la base militar de La Carlota, en la capital de la republica, su asalto y toma de las instalaciones por, "pacíficos, indefensos, jóvenes", heroicos manifestantes busca: la desmoralización de la tropa, de la FANB, su descontento y retiro de apoyo al Estado Nación, a La Constitución Bolivariana, una respuesta bélica y contundente del gobierno, un Estado Nación fallido que derive en conmoción nacional e internacional como pretexto a la intervención extranjera para derrocar al gobierno y la institucionalidad republicana.

¡La pérdida de un palmo de tierra, un arma o una vida en esta instalación militar de La Carlota, es razón de preocupación, como detonante, percutor necesario para condenar al gobierno, al Estado y toda, todita, su institucionalidad! La pérdida de las instalaciones, su arsenal, por abandono de centinelas, estratégico gubernamental o superioridad beligerante de los manifestantes, abre el camino directo de fuerzas invasoras a la capital de la republica.

El plan de asedio, asalto, toma y control de las instalaciones de la base área Generalísimo Francisco de Miranda, en La Carlota, Caracas, centro de poder y capital de la Republica Bolivariana de Venezuela, no es ni será un juego de niños indefensos, molestos con el gobierno, heroicos, libertarios, no, no y no. ¡Es un plan maestro, de asalto, toma y control por "fuerzas especiales", de aseguramiento del terreno para la proyección de un contingente invasor de mayor envergadura!

¡Ese es el plan!

¡Vista y pendiente! ¡En el día del Ejercito Libertador! ¡Batalla de Carabobo!

¡San Juan Bautista/ San Juan te lo da/ San Juan te lo quita!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3299 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: