El complot de los adictos a la muerte

Asesinato del clérigo se convirtió en cacería de heresiarcas que trastocan los principios de la Moral Victoriana de algunos funcionarios del Estado

Definitivamente decir la verdad en este país, está tomando carácter epifenomenal. Suceden acontecimientos que están siendo discutidos con una Moral Victoriana dentro de los círculos miopes de esos funcionarios que manejan el poder a la vieja usanza, porque obviamente no se terminan de percatar que los tiempos son otros, que vivimos en una era cibernética y de cambios profundos.

Esta claro, que están creando un conflicto para destituir al Fiscal General de la Republica, que raya en lo macabro.

Lo más grave es que estos funcionarios por lo general rayan en la mitomanía, ellos actúan como los de la oposición, desconocen todo aquello que no sea producto de su febril imaginación, creen ser son los únicos capacitados intelectualmente para discernir e interpretar la vida y el mundo que los rodea.

Además, son ellos los únicos que poseen la potestad de aseverar y desmentir lo que sea, en nombre del poder que ostentan, y claro está, según como se muevan los intereses, me hacen recordar pasajes históricos del estalinismo ¡horror!.
Son los únicos voceros veraces de la revolución, los demás son heresiarcas -autores de herejías- desde el mismo momento que no compartan sus tesis o teorías.
Por cierto, lo que sí les reconozco es la facilidad pasmosa para generar dobles discursos, sobre todo cuando se les oye discursear en que consisten la aplicación y metodología de guerra de los Adictos a la Muerte cuyo único fin ha sido y es, socavar la revolución.

Lo grave y paradójico de esta situación, es la FALSA MORAL de esos funcionarios que están dentro del círculo de poder, que no solo irrespetan la inteligencia de los ciudadanos, sino algo peor aun, pretenden manejarnos como lo hace la oposición como “ Borregos”.

A continuación me dirigido al Ministro de Relaciones Interiores y Justicia que pretende tapar el sol con un dedo; le pregunto: ¿cómo es posible que usted intente defender lo indefendible? Públicamente está desconociendo la majestad del Fiscal General de la Republica y por ende a la institución que él representa y avalando al torpe y poca credibilidad del director del Cicpc.

Para el pueblo es un desagravio intolerable pretender que este funcionario tiene más jerarquía que el Fiscal General ¡fin de mundo!

Usted como Ministro, esta dando un ejemplo turbador, de las enormes insuficiencias y debilidades de la institucionalidad como punto de quiebre en nuestro proceso revolucionario, para muestra un botón, por lo que me planteo varias inquietudes: ¿qué significa para usted la cadena de mando?; ¿el asesinato del clérigo es responsabilidad del Fiscal General de la Republica? ; hago esta pregunta, porque una de las reglas de oro en la FALSA MORAL es ¿a quién endosar la culpabilidad? aun cuando lo razonable seria creer que cada quien es responsable de sus actos, es decir libre albedrío.

En los últimos acontecimientos donde están involucrados varios ASESINATOS de diferentes naturalezas, lamentablemente los han convertido en actos circenses irrespetando a las víctimas, a los familiares, a un país cuya única coartada las mentiras, los enredos y al final el silencio.

Por lo que concluyo que esta diatriba en contra del Fiscal General de la Republica esta más allá del más allá, y tiene que ver con el caso Danilo Anderson, porque el pueblo sabe que hay intereses ocultos y hay que silenciar al Fiscal General de la República al precio que sea.

Pero véase así, lo inadmisible en este asunto, es su apoyo público e incondicional al Jefe del Cicpc, funcionario que está altamente cuestionado dentro de la institución y a nivel del pueblo; sin irnos muy lejos, le recuerdo que el año pasado cuando se debió haber reestructurado esa institución NO PASO NADA, TODO QUE IGUAL, POR NO DECIR PEOR, aunado a que usted como Ministro ignoró las denuncias hechas por varios funcionarios honestos, por lo que resolvieron jubilarlos, para así silenciarlos, por el simple hecho de no estar en desacuerdo con las mafias que operan en esa institución, donde resumo que el director del Cicpc es el único responsable del inminente deterioro de esa institución.

Pero ¿por qué que no se hizo la reestructuración?, ¿por qué usted ha permitido la permanencia de ese director en la institución y ha dejado que continúe con los desafueros?

Para finalizar le recuerdo Ministro que el presidente del Poder Moral es el Fiscal General de la República y usted es uno de los Ministros del Poder Ejecutivo, no del Judicial y menos del Moral.
¿Cómo usted puede pretender crear una coalición de poderes a través de los Medios de comunicación golpistas? o al final debo interpretar que le es más cómodo a usted tener a su mando a un funcionario desprestigiado que le responde a usted como autoridad única y no a la justicia.

Ahora también preguntémosle al director del Cicpc sí conoce o no a Gustavo Cisneros, porque seria interesante saber ¿cómo este director obtiene con tanta facilidad centimetraje en los medios de comunicación de la oposición? y algo aun más evidente: ¿cómo le aceptan sus superiores retar públicamente al Fiscal General, en un periódico de circulación nacional involucrando a algunos funcionarios de la institución de darle apoyo incondicional en contra del Fiscal General de la República?
Creo que la Procuraduría General de la Republica debe abrir una investigación al director y a esos funcionarios del Cicpc por desacato a la autoridad y a la cadena de mando.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3104 veces.



Fresia Ipinza


Visite el perfil de Fresia Ipinza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad