No me explico cómo una firma española sigue explotando al pueblo venezolano

Lo que sigue, es una denuncia al abuso inmoral de una empresa contratista con nombre jurídico GESFOR de Venezuela. Paso a describir:

De manera unilateral e inconsulta, aparte de inconstitucional, congeló, retiene o se niega a cancelar los sueldos de los consultores que estamos en una relación laboral con ellos, unos con contratos firmados y otros no, alegando para esto que tenemos que entregar una factura por nuestros servicios, de no hacerlo entonces no nos cancelan.

Esta empresa ha interpuesto al sagrado concepto de sueldos y salarios un formulismo administrativo que lesiona enormemente a cada trabajador de esa empresa, nosotros los consultores de Gesfor, ingresamos ante el cliente, en este caso el banco de Venezuela, en calidad de trabajadores que cumplimos ocho (8) horas diarias de trabajo, oficina y/o puesto de trabajo asignado, supervisor del banco, correo electrónico del banco, etc., etc., es decir casi somos empleados del banco en mención, pero la realidad es que somos los llamados “Tercerizados” o explotados por un sistema esclavista e inmoral que se desarrolló en nuestro país en la década de los ochenta con las petroleras y ahora se “enquistó” en la banca, desarrollando aún más su miserable esclavismo.

Para aquellos que no saben y para los que saben, debo decir que el banco de Venezuela, ahora banco del estado, decide y muy humanamente en sintonía con los nuevos valores en desarrollo del estado venezolano,  darnos la oportunidad de ser empleados de esta institución financiera y terminar con la relación laboral que veníamos teniendo con las empresas contratistas que lucraron inmoralmente a pocas personas. 

En mi caso tengo tres (3) meses con esta empresa, pero ya vengo funcionando así desde hace diez(10)  años en otras instituciones financieras y con otras empresas contratistas y la mayoría de los consultores de sistemas tenemos las mismas condiciones.

Este sistema conocido ahora como “Tercerizados”, tiene las siguientes características:

(1) Es hecho para evitar los pasivos laborales que se generan por la actuación de un trabajador en una empresa, es decir, es un sistema hecho para violar la constitución nacional y la ley del trabajo (no soy abogado , me baso en la experiencia y el sentido común). VIOLATORIO DE LA CONSTITUCIÓN, TRAMPOSO

(2) No existe desde el principio, un acuerdo sobre el sueldo sino que este es asignado por la contratista  y punto, se basan en que tras ese cargo existen muchas personas y si uno no lo toma, pues otros lo harán, es decir, es un sistema no humanista, se basa en el chantaje. CHANTAJE, INTIMIDACIÓN

(3) Las tecnologías de sistemas que tienen los bancos grandes, son sólo conocidas por profesionales que en un alto porcentaje pasan de los cincuenta años y como sabemos, existe una discriminación por la edad en las oportunidades de trabajo en Venezuela (gracias a Dios, la información que tenemos en el proceso de contratación del banco Venezuela, es que la edad no es tomada como requisito para el ingreso). DISCRIMINANTE, INHUMANO

(4) La gran mayoría de nosotros no tomamos vacaciones en vista de que si no trabajamos o “facturamos” (término popular en el ambiente), no cobramos, por supuesto cada persona sitúese en nuestro caso. ESCLAVISTA

(5) Se aprovechan de que nosotros los consultores, somos gente de paz, que buscamos nuestro bienestar y el de nuestras familias y por las limitaciones que existen en el ambiente laboral venezolano en cuanto a la edad, nos vemos en la necesidad de aceptar sus condiciones, no pelear ni establecer sindicatos, etc., (hubiese sido muy bueno el haberlo formado). ABUSO DE PODER

(6) La única actividad por decirlo así que desarrolla la empresa contratista en este caso GESFOR, es el depósito o transferencia bancaria del sueldo quincenalmente, vemos entonces que casi el 100% de trabajo a realizar en el cliente o banco de Venezuela lo realiza el consultor y la empresa GESFOR quizás un 1%, visto esto, debo decir que la asignación del dinero que el banco paga por el trabajo no se distribuye porcentualmente de acuerdo al esfuerzo, todos sabemos que en la mayoría de los casos, GESFOR se queda con un 50% del dinero y el otro 50% para el consultor, su participación es exagerada en relación con su esfuerzo, ¿cómo se llama esto?, caben varias palabras. INMORALIDAD, ABUSO DE PODER, USURA, SUCIEDAD, BASURA y paremos de contar.

(7) Ha sucedido muchas veces, en el anterior banco de Venezuela, Provincial(aquí sigue sucediendo), Mercantil, Banesco, y otros, que se usó la estrategia del terror para lograr objetivos, por ejemplo: trabajar los fines de semana o sobre tiempos sin la respectiva cancelación, así como el acoso laboral y descalificación de la persona.(Las denuncias nunca se formularon en vista de que si lo hacías serías execrado de la actividad laboral bancaria).

Como ven, este sistema de trabajo es de talla esclavista y gracias a Dios que el banco de Venezuela está saliendo de él, que bueno sería también que en las otras empresas del estado como por ejemplo CANTV, donde nada más y nada menos la empresa trasnacional IBM tiene el poder como lo tenía GESFOR en el banco de Venezuela  inicien el camino para incorporar a su masa de trabajadores “Tercerizados” como empleados.       

Expreso todo este marco teórico para que ahora se pueda entender la DENUNCIA y otros aspectos.

No voy a entrar en un toma y dame, tengo razones para objetar el formulismo administrativo.

En estos tres meses hasta la cancelación de mi sueldo el 15/11/10, la empresa GESFOR una vez comunicó  lo de la factura, no obstante esto no me fue comunicado en el momento de la entrevista laboral a principios de septiembre, cobré mi primer sueldo y fue cuando me comunicaron  lo de la factura, que requiere de solicitar un permiso al banco.

La empresa GESFOR tiene la infraestructura operativa y pudo canalizar eso para evitar los permisos (además que era una buena oportunidad para justificar un poquito su inmoral participación en el pago), que seguro llegarían a un día de trabajo sin la correspondiente cancelación (recordemos si no facturamos un día, no lo cobramos).

Lo que quiero destacar es el ABUSO DE PODER de esta empresa, estoy seguro que su malestar radica en la pérdida del enorme negocio millonario que se les fue de la mano, por la excelente decisión del banco de Venezuela.

Para ellos es un formulismo administrativo, que si fuese estrictamente necesario cumplir con ese requisito, o la empresa iría a ser perjudicada, seguro que nos hubiesen exigido esa factura de manera incisiva.

Pero para ellos es un requisito nada más, para nosotros los consultores es “UN GANCHO AL HÍGADO”, donde duele señores de GESFOR, estamos entrando en la época navideña donde cada uno de nosotros tiene compromisos que cumplir con el dinero ganado por nuestro esfuerzo, no por el de ustedes MISERABLES, que sólo piensan en ustedes y en vejar a las personas, están acostumbrados a ello, recuerdan muchos consultores a personas maliciosas e hirientes como Betsaida o Betzaida, anterior gerente de esa firma, son muchos los casos de demanda que ustedes tienen por su inmoralidad laboral y personal en contra de los trabajadores.

No me explico cómo una firma española sigue explotando al pueblo venezolano.

Siguiendo con el tema en cuestión, debo decirles que el problema no es laboral sino MORAL y CONSTITUCIONAL, GESFOR está reteniendo el sueldo de un trabajador, hemos cobrado quince y último y eso establece “una jurisprudencia” en materia laboral para calificar eso como sueldo, no obstante los tecnicismos, debo decir que están reteniendo “EL SUSTENTO LOGRADO POR CADA TRABAJADOR” para cumplir con compromisos adquiridos y sobre todo para SOBREVIVIR.

Los daños y perjuicios que se deriven de su unilateral decisión serán cobrados con creces y creo que el banco de Venezuela debería cortar todo tipo de relación con esa MALSANA empresa (extranjera, no es discriminatorio) que está  PASÁNDOLE FACTURA A LOS CONSULTORES QUE TIENE ASIGNADOS AL BANCO EN EL PEOR DE LOS MOMENTOS.

Estamos en un momento de cambio en el país y nada debe detenernos cuando observemos injusticias (como la de esta empresa), debo recordar una frase que siempre usa el Presidente de la República y es: “entre un principio y mil amigos , me quedo con el principio”, yo ahora la modifico un poco y digo: “entre un principio y mi silencio me quedo con el principio”, asumiendo las consecuencias que ello pueda traerme como lo es: “que alguien se empeñe de que yo no debería ingresar al banco de Venezuela por haber emitido este documento”.

Esperando que se haga justicia y que en el camino que tome este documento llegue a las manos apropiadas.

(*)Lic.

Asignado a la vicepresidencia de Arquitectura

Banco de Venezuela

Consultor de la empresa Gesfor de Venezuela.

mariodiazr@cantv.net

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6314 veces.



Mario Díaz R.(*)


Visite el perfil de Mario Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social