A propósito de ser ciego

Las colas no existen

¿Quién los diría? Hace muy poco tiempo era común escuchar entre los integrantes de las fuerzas revolucionarias la frase: “Chávez los tiene locos” en alusión al cómo las acciones y decisiones del presidente fallecido influía casi de manera desquiciada sobre una oposición fragmentada y sin ideas.

Hoy, si bien es cierto, esa dirigencia opositora pareciera que también está de salida en el ámbito político, también podemos decir que las colas que se han generado sobre todo el país tienen loco a todo el gobierno en sus distintos ámbitos, al punto que algunos gobernadores han “prohibido dormir” en las afueras de los comercios en horas nocturnas, “autorizando” el inicio de las mismas a partir de las 7 de la mañana, según “decretos” emanados de sus respectivos despachos.

Otro poderoso del gobierno, el presidente de la Asamblea Nacional no ha encontrado mejor eufemismo a quien echarle la culpa de las colas más que a su repetitivo discurso del imperio y la oligarquía, es decir, recurre al disco rayado, a la búsqueda de polarizar un país cansado e indignado por una crisis económica y política  de un gobierno que yace en lo parasitario, burócrata y corrupto.

En tal el impacto sicológico de las colas, que incluso ha hecho incluso que el gobierno tome medidas absurdas cómo el detener a personas (bajo el remoquete de la apología a delinquir) que tomen fotografías sobre las humillantes horas de espera que tenemos que hacer los venezolanos para adquirir alimentos y bienes esenciales. Sin duda, otra estupidez muy parecida a las declaraciones del ministro de alimentación en decir que las colas comprueban que en Venezuela “hay comida”. Si a ese menú de barbarismos y vacuidad le añadimos que las personas deberán hacer sus compras según el último número de cédula de identidad, es claro que las llamadas “captahuellas” fracasaron en su intento por disminuir las colas y enfrentar el llamado “bachaqueo”, el cual comenzó en el Zulia, y al parecer se ha extendido al resto del país, lo cual también evidencia otro problema: que miles de personas no ven en el trabajo formal la solución a sus problemas, debido a que el salario se ha convertido en una entelequia monetaria y encuentran en la especulación (compra de productos a precios regulados) la mejor manera de obtener ingresos. Ahora bien, lo grave de esto es que quienes ayer eran pueblo, hoy desde Twitter son considerados “plagas” por los llamados “comandos revolucionarios” (ver: https://twitter.com/reflexion3/status/555178295382528003?s=04)

Lo preocupante es que la escasez y la inflación se acentúan. En lo personal, presumo una recesión del -4% y una inflación que nunca será inferior al 60% en este 2015 y el valor de un dólar paralelo que pudiera llegar a las tres centenas en relación con el bolívar de no tomarse medidas macroeconómicas. La crisis social está haciendo mella profunda en las familias venezolanas. Por ahora, las colas tienen loco al gobierno de Maduro, al punto que sus voceros nos hablan que éstas no existen o son creadas artificialmente. ¿Habrá sanación en el juicio político? ¿Encontrarán la sindéresis? Esperemos que si algún día la encuentran no sea tarde para Venezuela.

Por allí uno de esos locos escribió sobre mi condición física diciendo que estoy ciego. Es cierto soy un ciego en mi condición biológica, pero no soy ciego de la realidad social. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7447 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /contraloria/a201213.htmlCd0NV CAC = Y co = US