Se ven las caras y no los corazones

En este vaivén de sorpresas que nos tiene acostumbrado el Fiscal General de la República, Tareck William Saab; este lunes se nos presentó con todo un manojo de informaciones impactantes y sorprendentes. Todo un arsenal de pruebas, declaraciones, audios, donde uno de los detenidos, el Sr. Samark López pone sobre el tapete todas las interioridades del plan, que todavía no salimos del asombro de Tareck El Aissami. Un personaje que estuvo en el ojo del huracán, ocupando cargos como el de ministro del interior, gobernador de Aragua, uno de los estados más estratégicos del país y presidente de PDVSA, la empresa más importante del país y de Latinoamérica. Se haya prestado, desde el año 2018, para llevar a cabo acciones e implosionar la economía del país y dar al traste con el gobierno del presidente Maduro. El Aissami tenía conocimiento del atentado del 4 de Agosto del 2018, en un desfile de una avenida de Caracas donde participaba el presidente e hicieron explotar unos drones; el del 30 de abril del 2019 en el Distribuidor de Altamira. La operación Gedeon; aquel intento de invasión, que fue prácticamente aniquilado en las primeras de cambio. Para estas fechas, decíamos ya estaba conformado el triunvirato integrado el Departamento de Estado gringo John Bolton y James Story y la ultraderecha venezolana, representada por Julio Borges, Leopoldo López, Carlos Vecchio y Carlos Ocariz. Tareck El Aissami y Samark López por PDVSA. Cuyo objetivo era enriquecerse, salir de Maduro, presentarse como un ungido a la presidencia de la República y entregar el país en bandeja de plata a los gringos. Quien se iba a imaginar que un individuo pusilánime, sibilino, de carita de yonofui, que siendo estudiante de la ULA, se vendió como un joven contestatario y rebelde; llega a penetrar los anillos de dos presidentes; engañar al comandante Chávez que siendo un adolecente le abrió las puertas y luego se le coleo a Maduro, engañando a todo ese mundo. Le pasó por encima al BCV y evadió los controles de la Contraloría General de la República. A la inteligencia y contrainteligencia que siempre están al acecho ante cualquier imprevisto. Hasta al aparato de inteligencia cubana, que ha llegado a penetrar hasta el mismísimo Departamento de Estado gringo; pero aquí se les escapo este bichito. EEUU montó todo un show, donde lo sancionaba y lo colocaba como un terrorista a sabiendas que había sido "tocado" por ellos y por el cual pudo actuar libremente sin obstáculo alguno; por otro lado monto otra telenovela, a través de su enemistad fingida con la ultraderecha apátrida y de ser perseguido por los gringos; para ser visto por el pueblo como un patriota; se supo vender. Con esa faceta de hombre equilibrado y transparente se escondía un engendro del demonio. Se ven las caras, pero no los corazones

El presidente Maduro, todavía perplejo ante toda esta cadena de acontecimientos que no lo sacan de su asombro, expresó ayer lunes que: "se configuró una mafia muy corrupta, que aprovechó la confianza y el poder que se les dio, no solo para desfalcar al país, no solo para robar; sino que se articulo un plan con la derecha extremista y el gobierno de los EEUU. Lo que podría ser una premonición, hoy está confirmado con pruebas en la mano, con declaraciones".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1104 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: