Líneas de un programa de protección de los Derechos Sexuales de las Mujeres

"YO DECIDO DE MANERA SANA, LIBRE Y RESPONSABLE SOBRE EL EJERCICIO DE MI SEXUALIDAD"

PRESENTACIÓN:

Desde el Frente de Mujeres "Argelia Velásquez Carrizales", ofrecemos algunas líneas programáticas y estratégicas para el diseño de un programa de atención y protección de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las Mujeres, como eje articulador para avanzar en la autonomía económica, social y política de las mujeres, considerando las distintas etapas del ciclo de vida (niñez, adolescencia, adultas mayores), pertenencia étnica, territorial, diversidad sexual y diversidad funcional con enfoque de género y de derechos humanos.

El programa debe contribuir en comportamientos equitativos e igualitarios relacionados con el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, el disfrute de una sexualidad sana, feliz y responsable en las distintas etapas del ciclo de vida, la garantía de los derechos reproductivos, que incluye la autonomía física y autonomía reproductiva para su incorporación activa de manera paritaria y protagónica en los espacios sociales, culturales y políticos.

Por tanto, desde este programa con un enfoque de género, feminista y de derechos humanos se fomentará el acceso a los servicios de atención, información, educación y comunicación en salud sexual y reproductiva que fomenten la toma de decisiones libres e informadas de las mujeres con respecto a sus Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos desde la triangulación Familia / Comunidad / Estado, de acuerdo a lo establecido en el artículo 76 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999):

La maternidad y la paternidad son protegidas integralmente, sea cual fuere el estado civil de la madre o del padre. Las parejas tienen derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos o hijas que deseen concebir y a disponer de la información y de los medios que les aseguren el ejercicio de este derecho. El Estado garantizará asistencia y protección integral a la maternidad, en general a partir del momento de la concepción, durante el embarazo, el parto y el puerperio, y asegurará servicios de planificación familiar integral basados en valores éticos y científicos. El padre y la madre tienen el deber compartido e irrenunciable de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos o hijas, y éstos o éstas tienen el deber de asistirlos o asistirlas cuando aquel o aquella no puedan hacerlo por sí mismos o por sí mismas. La ley establecerá las medidas necesarias y adecuadas para garantizar la efectividad de la obligación alimentaria.

De igual manera, es imprescindible considerar las orientaciones del 1er. Plan Nacional para la Protección de Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las Mujeres (2014 – 2019), el cual tiene como objetivo generar las condiciones políticas, institucionales, socioeconómicas y culturales que garanticen el pleno ejercicio de los derechos sexuales y los derechos reproductivos de las mujeres hacia la igualdad de derechos, la equidad y la justicia social.

Principales problemas en los cuales pretende incidir el programa:

  • Inequidades y fecundidad: Aumento del número de madres adolescentes en las zonas rurales, indígenas, afrodescendientes y con bajo nivel educativo.

  • Salud Sexual y Reproductiva Adolescente: Inicio temprano de las relaciones sexuales sin acceso a servicios de orientación para el ejercicio de una sexualidad sana, responsable y sin riesgos.

  • Embarazos no deseados y baja cobertura en Planificación Familiar: Dificultades en la dotación y distribución de anticonceptivos en los servicios públicos. Mitos y creencias que impiden a las y los adolescentes informarse adecuadamente sobre los métodos anticonceptivos.

  • Mortalidad Materna e Infantil: Altas cifras en los estados con menor desarrollo humano. Causas de muertes prevenibles. Prácticas abortivas de riesgos.

  • Enfermedades de Transmisión sexual (ETS): Altos riesgo en las y los adolescentes de VPH (Virus de Papiloma Humano), sífilis y VIH / SIDA.

  • Ausencia de Educación Sexual: Se brinda información e instrucción en los centros educativos sobre los aspectos biológicos y genitales, sin profundizar en la sexualidad como derecho humano y los componentes familiares, sociales y culturales vinculados al tema por la presencia de prejuicios, concepciones, prácticas, creencias y estereotipos de género forjados en la cultura de opresión y dominación del sistema patriarcal que se filtra en los centros educativos.

  • Violencia de Género: La violencia, la explotación sexual y el abuso sexual infantil (en niñas, adolescentes y mujeres) son problemas de salud pública mundial.

COMPONENTES DEL PROGRAMA:

  • "Promoción de la salud": Iniciar con un abordaje de coordinación interinstitucional (gabinete ministerial) para la cooperación conjunta de acciones para la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y para enfrentar la pandemia de la violencia de género.

  • Prevención: Desarrollar acciones para el conocimiento y autonomía del cuerpo durante la infancia, adolescencia y adultez desde proyectos educativos: "Conociendo sobre mi Sexualidad con mis maestras y maestros" y "Yo converso en casa con mis hijas e hijos sobre Sexualidad".

  • Atención:

  • Embarazo deseado, seguro y feliz.

  • Parto Humanizado (prevención de la violencia obstétrica).

  • Detección y atención de enfermedades del ciclo de vida reproductivo: cáncer cérvico-uterino, de mamas, enfermedades de transmisión sexual, VIH-SIDA y VPH.

  • Atención física y mental de las víctimas de violencia sexual.

  • Fortalecimiento Familiar: Activar acciones para la corresponsabilidad amorosa y afectiva en la crianza de los hijos e hijas, la sexualidad placentera y liberadora y la promoción de la Lactancia Materna (mamá que da teta se respeta).

Acciones inmediatas que propone el Programa:

  • Promoción del Programa en los centros educativos, de salud y espacios comunales.

  • Instalar espacios para la atención de la salud sexual y reproductiva de las mujeres antes, durante y después del embarazo en las Casas Amiga de la Salud o consultorios populares a través de los médicos integrales comunitarios. Esta estrategia está dentro de los Programas de Salud del MPPS; en el 2016 fueron colocados en los llamados "Programas priorizados" de obligatorio cumplimiento para la Red Comunal con sus Consultorios Populares y Centros de Diagnóstico Integral, entre otros establecimientos de salud. Sin embargo, se observan muchas dificultades para cumplir este lineamiento, por lo cual proponemos hacer seguimiento y control de las políticas públicas en esta materia.

avcmovimientodemujeres@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 770 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Derechos de la mujer

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Derechos de la mujer