Un estadio monumental

Azimut revolucionario

Al menos dos o tres veces a la semana me dirijo al estadio de Palavecino, el que se construye con motivo de la COPA AMÉRICA 2007, y cada vez que lo observo veo el empeño con el cual sus trabajadores, obreros e ingenieros encargados vienen desarrollando una labor titánica tan rápidamente. Cada visita se logran ver adelantos mayores y en solo uno o dos días que dejo de visitarlo, al volver, me doy cuenta de otros vaciados, de colocación de inmensas columnas y de lotes de gradas que cualquiera diría que se tardarían semanas en armarse. Creo que la voluntad de los obreros y por supuesto el esfuerzo de la presidencia y del ejecutivo larense por incorporar a casi dos mil hombres, en distintos turnos para la construcción de esta instalación constituyen el evidente intento por alcanzar una meta que estamos seguros será cumplida inexorablemente: la culminación en el mes de mayo del estadio monumental.

Las últimas veces que he recorrido la construcción, no he dejado de pasar por lo que llaman los ingenieros “el vivero”, lugar en el que mantienen la grama del terreno de juego y que será transplantada o colocada en las venideras semanas. El viernes pasado, los parlamentarios del consejo legislativo larense conocieron los adelantos de la obra y fue una sorpresa colectiva darse cuenta de las dimensiones y la imponencia de este gran estadio… Creo que todos en Lara entendemos el gran reto que hay detrás de la culminación exitosa de la obra y más allá de la relevancia como entidad que dará tenerla no solamente para repotenciar la disciplina futbolística en la región sino para convertir al estado en epicentro de los espectáculos de mayor importancia del continente… tendremos un espacio envidiable para presentación de grandes conciertos y de grandes espectáculos.

El presidente Chávez ha marcado un hito en la historia nacional. La descomunal inversión que se hace en cada uno de los nueve estadios sedes, en la vialidad interna e intercomunal de cada entidad, los proyectos de transporte que se desarrollan en paralelo, la refacción hotelera y el rediseño de la estructura de salud pública para brindar un servicio de óptima calidad a los visitantes y fanáticos que llegarán al país con motivo de este magno evento no nos producen más que un inmenso orgullo.

Por supuesto siempre luchamos contra los egoístas de siempre, que ven en el feliz término de estos preparativos una nueva derrota política y desde ya enfilan sus cañones para confundir y generar desconfianza entre la población.

La multitudinaria caravana de este fin de semana fue una demostración de entusiasmo de toda la población larense. Más de quince cuadras repletas de vehículos recorrieron las calles de la capital larense en medio de una alegría desbordante que hizo salir de sus casas a todos los que veían pasar la caravana.

Aprovecho estas líneas para enviar a todos los que aportan día tras día su granito de arena para llevar adelante la construcción del estadio monumental una sincera felicitación, un abrazo revolucionario, para ratificar el agradecimiento que sentimos todos los larenses por el macro esfuerzo que hacen y que será en definitiva lo que nos brinde la oportunidad de participar como anfitriones de tan trascendental espectáculo deportivo. Todos debemos corresponder al reto, es un compromiso con el mundo entero y en juego está el nombre de nuestro país y nuestro estado. La unión será indispensable para conquistar el éxito y obligatoriamente tendremos que atravesar el sendero de los sacrificios. Eso no nos asusta, al contrario, nos fortalece y nos invita a arreciar la lucha.

Estamos a la espera que el próximo cuatro de febrero nos visite nuevamente la delegación de la confederación suramericana de fútbol, instancia encargada de inspeccionar las sedes y los espacios donde se desarrollarán los juegos. Lara es un caso particular toda vez que contamos con uno de los dos únicos estadios que se construyen completos, a diferencia de otros estados que harán remodelaciones de los ya existentes. La inversión en el área de instalaciones deportivas del país es, hoy por hoy, comparable con la de países industrializados y las obras complementarias hacen que el país se alce como una de las naciones latinoamericanas de mayor crecimiento en el último año. Estamos dando ejemplo revolucionario a todo el continente, sin entreguismo, en una frontal oposición al neoliberalismo y el imperialismo depredador, en un empeño humanista y social que sirva de paradigma para que otras naciones con estos intereses comunes levanten su voz de justicia para iniciar lo que será una nueva etapa socialista que va impregnando a todo el cono sur.

Que no quede ninguna duda. El estadio monumental será un orgullo larense y la COPA AMÉRICA VENEZUELA 2007 desde ya es un hecho.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor