La Crisis y los gigantes (de gomas espuma)

Con la puesta en escena del coronavirus, nombre sonoro para identificar a la más terrible de las pestes para la humanidad, consecuencias nada agradables, dada su irrupción virulenta, desde su aparición y consabida alerta por las autoridades sanitarias del mundo como la Organización Mundial de la Salud, adscrita a la llamada gobernanza mundial, encabezada por la Organización de las Naciones Unidas, esta peste gracias también a la difusión noticiosa de la grandes agencias de prensa, ha logrado convertirse en una suerte de Armagedón, figura religiosa esta, ilustrada en el libro bíblico del Apocalipsis, en su capítulo 16 y versículo 16, y que no tiene otra connotación más que la de una profecía agorera, usada en toda la historia de la humanidad para magnificar y anunciar el fin del mundo a través de las más terribles pestes catástrofes por los "pecados" de los hombres.

Ahora bien, durante toda su existencia la humanidad ha sufrido, carnicerías, guerras, terremotos, maremotos, tsunamis, bombas atómicas, explosiones atómicas, pestes y catástrofes mulltigéneros, gobiernos nefastos, monarquías terribles, que han anunciado desde siempre el fin de la humanidad, de la misma manera la raza humana también desde sus comienzos con su inteligencia y a sus revoluciones ha logrado avances científico técnicos gracias a esa facultad de razonamiento que poseemos y desde una época hasta acá estos avances de pensamiento, de ciencia y tecnología a partir de la llamada Revolución Industrial en la época victoriana de la realeza inglesa, que poco a poco y a través de los años sirvieron para lograr avances sociales en la humanidad, así, la humanidad vio el fin del feudalismo, vio el fin de los llamados imperios bárbaros, acabó literalmente con el estado fascista hitleriano, mas no con el pensamiento fascista que aún subsiste en mentes supremacistas como ideas y formas de dominación y también vio como después como el sistema capitalista dio al traste con la primera revolución obrera victoriosa del mundo y anunciaba el "fin de la Historia", y usando los ensayos del Francis Fukuyama quien publicó El fin de la Historia y el último hombre (The End of History and the Last Man)como una tesis donde suponía que la historia como lucha del hombre por el dominio de ideología había llegado a su fin, tesis que entró en contradicción, pues anunciaba que la democracia liberal -ideología tal como la expuso Von Hayeck, laureado nobel de economía- era el sistema triunfante y que las revoluciones habrían llegado a su fin.

La irrupción de estas cepas de virus no es otra que la proliferación natural o sembrada de estas peste de vieja data, según estudios de virología realizados y publicados en revistas especializadas como el Journal of Virology, se informó en una publicación que data de 2013 que ilustra que "el ancestro común más reciente de estos virus tiene unos 10.000 años", y que es muy probable que versiones de coronavirus hayan existido durante millones de años y tienen esta denominación dado que la superficie del virus tiene puntas en forma de corona y sus mutaciones vienen derivadas del Coronavirus19, el mismo que produjo el Síndrome Agudo Respiratorio Severo, síndrome originado en murciélagos contagiado y que eliminara a una buena porción de millares de cerdos en China hace años.

De las precauciones y advertencias a toda la población de mundo ya se ha dicho hasta el cansancio, la prensa mundial se hace eco de las advertencias, claro está sin hacer los previos meas culpas, por ejemplo, el Washington Post se preguntaba en sus últimas ediciones: ¿Qué hicimos mal? Y reconociendo las fallas, mostró una secuencia de exclamaciones de Donald Trump. "Tenemos todo totalmente bajo control" (en su alocución del 22 de enero), "Nuestro país está en buena forma. Son 11 los infectados y los 11 están mejorando" (publicado en sus comentarios del 10 de febrero), respondiendo a preguntas en una conferencia de prensa del pasado 25 de febrero último exclamo "Pueden preguntar sobre el coronavirus, que está muy bien controlado en nuestro país", "Va a desaparecer. Un día, es como un milagro, desaparecerá " y así siguió con su discurso demagógico "Cualquiera que necesite una prueba, se hace una prueba. Están ahí. Tienen las pruebas. Y las pruebas son hermosas ". (Declaraciones en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Atlanta, 6 de marzo), como se deja ver declaraciones de la primera -hasta ahora- economía del mundo, marcadas por el más absoluto y llano desprecio por la vida humana.

Todo esto no es sino el signo del fracaso más estruendoso de sistema alguno, recordamos las declaraciones de Bush hijo para masacrar a Iraq, cuando exclamo que actuaba de manera belica atendiendo una revelación de "dios", su "dios", el dinero, ahora por la magia divina magia son esperados los milagros apelados por Trump, sin embargo allí lastimosamente golpean sin misericordia a más de 40 millones de personas en los EEUU, y justamente los que menos tienen, en la actualidad y a consecuencia de la crisis de la peste, cerca de 12 millones de personas han perdido su trabajo en Estados Unidos en estas últimas semanas, las cifras son aterradoras por no decir que espeluznantes, más de 200.000 contagiados y la cifras de fallecidos superan a las 11.000 personas, esto es cantidades superiores a los muertos ocasionados por los ataques a las Torres Gemelas en el 2001. Al decir de entendidos y analistas en la materia, los errores de conducción de la crisis han convertido a la economía y por supuesto a la sociedad norteamericana en el mayor centro de infección, así vemos a un país aparentemente modelo para el mundo, pero un país donde no existe salubridad publica, ni siquiera un ápice de prevención para la sociedad, mucho menos para los pobres, servicios de atención medica en los cuales son exclusivamente para personas con acceso a clínicas privadas a costos sumamente exagerados, 35000$ por despistaje, es decir carente de la sanidad pública como Estados Unidos, se dispararon las curvas y en perjuicio de los casi 45 millones de pobres, aun así cuando los alertas se mostraban, apenas con 11 casos, Trump manifestó jaquetonamente que "la situación estaba controlada".

Lo cierto que esta realidad atroz ha llegado al planeta entero, el coronavirus COVID-19 -catalogado como muevo por algunos medios_, sigo insistiendo es la misma peste , pero actual, ha inoculado a algo más de 1,2 millones de personas en todo el globo terráqueo, Estados Unidos, ocupa hoy tristemente el primer lugar con más de 330.000 casos diagnosticados con cerca, mientras tanto en España irrumpe con más de 130.000 casos, es el segundo país con más contagiados, seguido de Italia (más de 128.000). Tras ellos, se encuentran Alemania, con más de 100.000 casos, y Francia con más de 90.000. Estos países se han puesto a la cabeza de infectados y muertes en el mundo, rebasando a China, el país donde se originó el brote de esta peste moderna, superando a más de 81.700 casos, la gran mayoría ya recuperados, ahora China ha recuperado la normalidad y se mantiene alerta a lo que pueda suceder. En el mundo entero superó los 70.000 fallecidos y las medidas tomadas en los diferentes países han permitido ya la recuperación de más de 280.000 personas afectadas.

La canalla mediática ha minimizado las medidas tempranas tomadas por el gobierno bolivariano del Presidente Maduro, medidas que, aunque hay connacionales infectados y decesos por la peste, la curva se mantiene y su incidencia no muestra exponencialidad en los casos, hasta ahora.

Como muestra de lo que sucede en el país, es necesario y se deben dar varias lecturas que de una u otra manera inciden en el control llevado en el país para contener la peste coronovirósica-19, en primer lugar y desde hace rato nuestra sociedad se ha vuelto recogida y muchas veces confinada por los efectos de la crisis impuesta por fuerzas externas que a fuerza de sanciones impiden la llegada de alimentos, bienes y servicios que otrora eran de fácil adquisición, esto retrae el consumo y por supuesto la aglomeración de personas, el funcionamiento talvez no como se desea, en cuanto al suministro de alimentos subsidiados, el establecimiento del financiamiento de la crisis a través del otorgamientos de bonos a través del llamado Carnet de la Patria que llega indistintamente a buena parte de los venezolanos de los programas sociales y en las últimas horas dado el tratamiento xenófobo a nuestros connacionales en países, hay que decirlo como Colombia, Ecuador, Perú, principalmente, países donde el venezolano ha sufrido el trato nefasto, muy diferente por supuesto al que le dimos y les damos a los ciudadanos de estos países cuando llegaron en circunstancias idénticas a nuestro país.

Para el retorno de estos paisanos el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, anuncio la disposición del gobierno nacional para la coordinación del regreso de venezolanos desde la republica "hermana" de Colombia, país donde fueron tratados con las más despreciables muestras de xenofobia cuando llegaron a esas tierras en plenos acontecimientos de la pandemia de la peste coronovirósica 19 que encara el mundo.

Todo se cumple de manera rigurosa, siguiendo los protocolos de la OMS y de la ACNUR «Estamos registrando y coordinando el regreso de miles de compatriotas desde Colombia. A todos se les hizo su evaluación clínica previa y se realizan las pruebas de despistaje de Covid-19», indicaba el ministro en su cuenta Twitter.

Dadas las medidas y de las observaciones de las autoridades sanitarias, así como la atención del Ministerio del Poder Popular para la Salud, se espera que la incidencia de virus sea anulada y se contengan las posibilidades de aumento de infectados y por supuesto en nuestro país, y la recomendación final, a atender el llamado de QUEDARSE EN CASA y no contribuir con el aumento de estadísticas. Feliz Asueto encerrado para todos!!!

fn1653@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 291 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas