Pandemia, crisis, horas de oportunidades

De la enfermedad producida por el coronavirus 19 se ha hablado hasta el hartazgo, no es para menos, está causando en el mundo una mortandad impresionante, desde sus comienzos a finales de año pasado hasta estos días, que es cuando ha actuado con más virulencia.

Las muertes en el mundo, según un despacho publicado en el Washington Post por la enfermedad del Coronavirus 19 están sobre las 39000 víctimas y los Estados Unidos, se están convirtiendo penosamente en el país que penosamente encabeza las cifras más altas de contaminados, llegando a superar los 164 422 personas con el virus 19, victimas que ya llegan a los 3161 personas y según las autoridades, los Estados Unidos se pudiesen ver los peores escenarios dada las proyecciones de contaminación que en el peor de los casos llegarían a causar hasta 200000 muertes, según Deborah Birx, Coordinadora de la Casa Blanca para el Coronavirus 19, quien expresan con tristeza que esa cifra se alcanzaría "aún si hacemos las cosas bien y juntos".

La Pandemia solo ha dejado en las zonas donde ha golpeado, escenas de desesperación, dolor, ansiedad ante la respuestas casi nulas en estados y naciones víctimas del mortal virus, Europa por su parte ha sido la región más vulnerable, Italia ha sido la más golpeada por el virus 19, alcanzando cifras de un centenar de miles de contagiados, siendo las victimas 12000 personas, en España el virus 19 ha contaminado a casi un centenar de miles de españoles, de los cuales han muerto ya 8100 íberos, en Alemania el virus 19 alcanzó a 67.000 germanos, de los cuales han fallecido 682, en Francia por su parte los infectados por el virus 19 llegan a 44.550 con de 3024 fallecidos, en el Reino Unido la cifra de infectados superó las 22000 personas y las muerte alcanzan ascienden a 1408. Es de hacer notar que en estos países además de ser golpeados por las crisis económicas, los presupuestos en el sentido social, es decir, salud, educación, bienestar han sufrido mermas considerables, dejando a estos sectores a merced del libre mercado, bandera del neoliberalismo como sistema económico.

Muchos fueron los sectores que advirtieron sobre las consecuencias y no fueron tomadas en cuenta sus observaciones, tal como lo hizo la Sociedad de Microbiología de Chile, organización que en su momento alertaba de forma preocupante que "tal como lo hemos visto incluso en estos días, las decisiones sobre la pandemia de SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, son en muchos casos basadas en criterios políticos y económicos, más que en la evidencia científica", es decir que privaba la mezquindad económica sobre los alertas emitidos, de igual manera el pensador Noah Chomsky advertía sobre esta calamidad "que la aparición del COVID-19 se pudo prever, pero que, dado el modelo económico, era difícil que los recursos públicos fueran destinados a escenarios de prevención hipotéticos."

En cualquiera de la interpretaciones que tenemos sobre esta crisis viral, mejor dicho, y en lenguaje llano "peste", ya se dice en los mentideros políticos mundiales, que el neoliberalismo como sistema está viendo sus estertores, e interpretando la palabra, está viviendo sus últimos alientos, sin embargo, la manipulación de la sociedad es un que sigue en el tapete, los genios, psicólogos producen para los banqueros de la tierra todos los elementos y formas para que la dominación del género humano se mantenga intacta, la revolución científico técnica tiene sus variables, la nanotecnología y la medicina han puesto de relieve su utilidad para el ser humano, Cuba ha dado testimonio de ello, el interferón alfa 2b ha sido de gran utilidad, al menos ha sido por Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido, quien en nombre del pueblo chino, (algo más de 1700.000.000.de habitantes) tendrá más valor que las opiniones de cagatintas como Marynellys Trenamunno, corresponsal del Diario de las Américas, punta de lanza del gobierno norteamericano y miembro de la ONG Venezuela, la pequeña Venecia, organización auspiciada y financiada por el Vaticano, talvez su Banco Ambrosiano, harto conocido por ser financista de los negocios mas oscuros de la Europa occidental, tanto el Diario de la Américas como la Ong Venezuela: la piccola Venecia, son organizaciones adláteres del imperialismo para verter su odio contra los procesos revolucionarios .

No obstante, badulaques y otros personajes, se encargan de republicar estas suertes de primicias en la redes sociales, y tal como es ,la conseja en estos días de historietas, de noticias falsas y engaños subliminales debemos resaltar que en toda la humanidad es imperioso la búsqueda de información creíble y veraz y estar alertas a la manipulación disfrazada de verdad por parte de unas clases privilegiadas sobre el resto de la población y unos cuantos tontos útiles que se prestan para vocear estas mentiras.

En este sentido y aun cuando el imperialismo y sus agencias han tratado de minimizar el esfuerzo gigantesco hecho por las República Popular China, ahí están los resultados, ya las regiones afectadas por el virus 19 regresaron a su normalidad absoluta, así como el resto de la nación asiática, sin obviar por supuesto la fortaleza de un país pequeñito, caribeño, por más señas, Cuba y su pueblo, que crecido como un gigante de la solidaridad ha puesto en el tapete no solo sus ejércitos de ocupación, pero de enfermeras, médicos, equipos y su Interferón alfa 2b, han brotado de un mundo que lo asedia como sus máquinas de guerra mediáticas como esperanza para la humanidad, como siempre lo ha hecho, aun en condiciones de un bloqueo y acoso bestiales, llevar adelante uno de los mejores sistemas de salud del mundo y colocando a su disposición del mundo entero, contingentes de hombres y mujeres para apoyar a los países en esta épocas de pandemia, es decir, haciendo lo propio, poniendo en práctica esa tradición internacionalista, además de servir al mundo entero con su pensamiento científico, fortalecido en tiempos de bloqueo, con un medicamento desarrollado en sus laboratorios, con el Interferón Alfa 2B, el medicamento más eficaz que ha ayudado a atender a cientos de miles de personas infectadas en el mundo.

Sin duda que esta crisis, provocada o no, tiene su incidencia en todos los aspectos de la vida en el mundo, los valores y sus bolsas han sentido sus remezones, la producción en el mundo industrial llega a sus bajas cifras y tal vez uno de los datos más preocupantes, para todos los países es la proyección de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) que anuncia la pérdida de 25 millones de empleos en el mundo.

Otro de los problemas agobiantes para todo el mundo talvez no sea el virus, el virus ya está acá desde hace rato y el mundo entero, unos más, otros no tanto, han respondido a la virulencia, lo que realmente nos debe alertar son los sistemas precarios de salud que tenemos, impuestos por el neoliberalismo como sistema económico por debajo de lo aceptable, un sistema que está más vinculado al consumo que a las de nuestras necesidades sociales vitales y es urgente colocar en el tapete, la responsabilidad de responder a esta crisis. La burguesía mundial, sus centros de poder, sus ramificaciones en los estados nación deben asumir los costos de recuperación de los ataques de estas pestes, es a ellos que se hace imperativo reclamar y exigir la solución a estos problemas. El mundo entero se encuentra ante un derrumbamiento de los sistemas de salud y económicos. Es perentorio exigir con la urgencia del caso, las medidas urgentes para que sea el Estado y sus recursos, además de las fortunas de las corporaciones y de los que más tienen, evitando que seamos los que menos tenemos y los más afectados, quienes tengamos que el lomo para salir de esta crisis. Por esta razón y en consecuencia es necesario exigir de la clase dirigente de mundo, sus gobernantes urgentes medidas tales como: proveer condiciones óptimas para los trabajadores de la salud, solicitar el reforzamiento de las exigencias que a diario se hacen en todos los países sobre la falta de medicamentos, insumos y materiales, elementos indispensables para salvaguardar la vida humana.

En primer lugar, resaltar que la salud es un derecho humano y debe ser garantizado por el Estado, solicitar y más que esto, exigir mayores mayor inversión social en las partidas presupuestarias para la salud, fortalecer las emergencias y en la salud preventiva, nuestro sistema vida no debe estar a costas solo de nuestro poder adquisitivo.

Valera, 01-04-2020

fn1653@gmail.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 383 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas