Porqué elegir a Nicolás Maduro y no a los gringos/yanquis

Lo que vamos a proceder a redactar es probable que "levante ronchas" debido a que cuando nos enteramos que nuestra suscripción por exponer, públicamente, que vamos a proceder a votar por Nicolás Maduro Moros en las próximas elecciones presidenciales a celebrarse el próximo día 20 del próximo mes de mayo del año en curso, 2018, tuvo críticas entre conocidos cuales, evidente, están ubicados en el otro lado de la acera, es decir, en el sector de la oposición no solo por la candidatura de Nico sino que son radicalmente militantes hacia erradicar el proceso revolucionario bolivariano y chavista en pleno desarrollo, en lo fundamental, desde aquel mismo mes de diciembre del año 1998 cuando Hugo Rafael Chávez Frías fuera elegido Presidente bajo las normas legales en efecto en aquellos tiempos de la moribunda Cuarta República.

Muchas amistades y conocidos nos preguntan con frecuencia: "…pero te gusta Maduro…estás de acuerdo con su gobierno…te parece que está gobernando para el pueblo como dicen ustedes…", y, así, sucesivamente. Cuando los escuchamos después de oír no solo las frases expuestas como otras no tan "delicadas", nos percibimos, calladamente, claro, en lo fundamental teórico-práctico, que esas amistades y conocidos aún no han logrado comprender ni el proceso revolucionario en curso en efecto desde aquel diciembre del 98 como mucho menos han percibido lo significativo de lo conceptual del proceso revolucionario en plena ejecución independiente de quien y/o quienes sean los líderes responsables del desarrollo de este proceso revolucionario sin negar, mucho menos, que ellos, los líderes, son fundamentales para ir desarrollando, paulatinamente, según los tiempos en revolución, lo que les toque afrontar con las requeridas responsabilidades.

Pero lo más importante es ese real y objetivo concepto de qué significa, sencillamente, un proceso revolucionario, en este caso concreto, "el proceso revolucionario venezolano bolivariano y chavista" producto, así lo consideramos, por esa escasez, por no decir, ausencia, de lo conceptual significativo del concepto "revolución" en el marco referente de la Teoría Política.

Es decir, cuando esas amistades y conocidos piensan en el escenario correspondiente a la "revolución venezolana", inmediatamente, se ubican en los procesos revolucionarios referidos a la Revolución Bolchevique, a la Revolución China, a la Revolución Vietnamita, a la Revolución Cubana, por nombrar algunas, pero olvidan las realidades revolucionarias como la Revolución Francesa, aquel movimiento inglés de Oliver Cromwell, bien aquellos procesos anti-coloniales en países africanos, en las luchas sociales pro-independencia de Haití, el proceso Independentista en Angola, en Argelia, en Yugoslavia e, incluso, el propio proceso que llevó a la constitución de la "nación americana", es decir, el proceso independentista de la "13 Colonias" del Imperio británico. Pero, por más que pudiéramos no considerarlo, es un obligado referente el proceso revolucionario independentista de la India dirigido por Mahatma Gandhi. O sea, en base a mis pensares, eso de escuchar la palabra "revolución", inmediatamente, los lleva, inevitablemente, a la "Guerra Fría", a Cuba, a los "come-niños-en-desayuno" por los rusos comunistas sin dejar atrás a los chinos invasores. La verdad, me da algo de tristeza porque esa reiterada conseja de Chávez de la confrontación de ideas, imagino, será en la próxima vida sobre la base de esas creencias budistas, es decir, sin transcender.

Pero nada, que no es eso lo fundamental. Nos consideramos que lo fundamental no solo es un serio problema de reflexión, seria y objetiva, del análisis riguroso y centrado, de consultar y conversar, de ser humildes y amplios de criterio en la confrontación de ideas pero esas realidades están, verdaderamente, ausentes en el "otro lado de la acera".

El tema es mucho más delicado, más importante, porque nos estamos jugando el futuro de la Patria y todos y todas nos veremos involucrados por culpa de una dirigencia de derechas que sí ellas, esas derechas nacionales, fueran españoles, británicos, franceses, alemanes, sencillamente, estarían juzgados y en proceso de convertirse en presos como así lo estamos conociendo en los escenarios que se han venido desarrollando en Cataluña cuando sus dirigencias han procedido por pedirle a la sociedad catalana que votaran, a favor o en contra, de la Independencia. Así de sencillo y es por ello que suscribo lo propuesto por Diosdado Cabello Rondón en su último programa "Con el mazo dando" y ello, por cierto, esa solicitud, no la propone, formalmente, Nico, aún y cuando, en privado, seguramente, suscriba esas ideas cual, por supuesto, deberían ser discutida en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente y, claro, tendrían que ser aprobadas y, obligatoriamente, publicadas en Gaceta Oficial para convertiré en ley de la República Bolivariana de Venezuela.

¿Por qué suscribimos tamaña propuesta de asumir la Democracia junto a lo significativo de la Seguridad de Estado?

En muchas, diría, demasiadas, ocasiones cuando escuchamos, leemos, conocemos, las clases sobre Democracia que nos imparten, no que solo quieren impartirnos sino también imponernos, desde los Centros de Poder vigentes y decadentes, nos enervamos. Clases de Democracia provenientes desde Madrid, Washington, París, Londres, Berlín y la Comunidad Europea, la verdad, esas insolencias producen en mi persona lo que, criollamente, calificamos como: "me arrechan".

Primero, por razones de trabajo, somos unos militantes en no inmiscuirnos en los asuntos internos de otros países; seguidamente, porque nos están tratando como tarados mentales, ignorantes, casi como "ancestros sin alma"; en tercer lugar, que por el simple hecho de querer imponernos unos paradigmas ya superados como es la "Democracia Representativa", lo cual es de fácil demostración, significa que, sencillamente, no nos respetan y eso del respeto me toca "aquello"; creo que la dirigencia revolucionaria debería, de vez en cuando, "estornudar".

La verdad siento que no nos respetan y eso no es ni sano ni conveniente en el marco de la Relaciones Internacionales, de la Relaciones Diplomáticas, por el profundo significado de nuestra Historia cual se lleva en los cachos a más de una historia nacional de esos países que nos consideran algo así como habitantes de las cavernas y amigos de Trucutú y eso, camaritas, no es sano ni conveniente más sí el "poder popular" lo está sintiendo profundamente en su ser como cuerpo histórico. Si, con énfasis, hay y tenemos que actuar con contundencia, con dignidad patriótica, ante, en primer lugar, la "traición a la Patria", tema que está en todas las normas nacionales de todos los países que se respetan, y, en segundo lugar, hoy nos tratan así pero mañana cuando nos necesiten porque nos van a necesitar, pregunto: ¿qué vamos hacer, bajar la cabeza con "humildad y amor"? Imposible, mi opinión.

¿Por qué Maduro y no los gringos y/o yanquis, según los gustos de cada quien?

En primer lugar, el líder de esta, la nuestra, Revolución Bolivariana y Chavista, es Nicolás Maduro Moros y, en el marco significativo de qué significa en su profundidad, ese proceso revolucionario, el líder asume profundamente sus responsabilidades en conociendo aquello leninista de "…un paso adelante y dos para atrás…". Es decir, no todo, mejor, ningún proceso revolucionario es lineal; todo lo contrario, es un proceso lleno de contradicciones, profundas y delicadas, en tanto y cuanto los objetivos fundamentales son los profundos cambios estructurales del Estado a ser sustituido durante el proceso político-ideológico revolucionario, actualmente en curso en nuestra Patria, Venezuela.

En segundo lugar, el pueblo venezolano sustenta sus inconscientes colectivos en lo real-significativo del proceso de Independencia liderado, en su globalidad fundamental, por Simón Bolívar, sin negar lo significativo de todos y todas, los y las, líderes que actuaron en el desarrollo de dicho proceso que no se circunscribió en la geografía histórica de Venezuela sino que, en esa proyección reflexionada, sesuda y ejecutada de la necesidad de expandir no solo el proceso referente por significativo del concepto histórico "Independencia" sino por lo profundo significado del "campo de las ideas" que contrastaban con aquellos escenarios cuasi-feudales que regían en el Reino de España bajo la familia afrancesa de los Borbones. Por último, Simón Bolívar desarrolló una teoría política revolucionaria que "rompió los paradigmas" sobre los cuales se sustenta la Historia convirtiéndose esa política revolucionaria en "permanente actualidad" independiente de los desarrollos paradigmáticos sistémicos del Capitalismo. Son esas las bases fundamentales sobre las cuales se sustenta el proceso revolucionario bolivariano y chavista que suscribe, actualmente, como líder fundamental y Presidente, Nicolás Maduro Moros.

Pero ¿Por qué no los gringos y/o yanquis?

En lo personal hemos tenido excelentes experiencias de trato con personal diplomático norteamericano; hay que reconocer que su amor por su bandera es sincero, su orgullo cuando cantan su himno nacional es evidente y su adhesión y suscripción a sus fuerzas armadas es de fanatismo; esa es la verdad. Suscriben las tesis republicanas o demócratas según sea el partido político que sea huésped en la Casa Blanca. Son disciplinados, trabajadores, serios en sus análisis y han asumido que son una verdadera potencia; lo único malo es que son positivistas.

En lo personal, considero que las actitudes y decisiones políticas de la Casa Blanca son estúpidas, cuales demuestran el muy escaso conocimiento que tienen sobre Venezuela, su Historia, su sociedad, su coraje y sus objetivas influencias; es decir, mentalmente, para los gringos cuando piensan en Venezuela, lo único que les viene a sus pensares es "petróleo".

En mi criterio, ello se da, es decir, esas flaquezas de reflexión norteamericanas, se expresan, porque desde sus primeros pinitos en el mundo del petróleo venezolano nunca jamás se preocuparon en profundizar en esos conocimientos referidos a Venezuela tal como profundamente es y se expresa y expone la "identidad nacional" (Luis Britto García); eso si, conocen la geografía histórica de Venezuela tanto en lo superficial como en el subsuelo desde hace, prácticamente, un siglo por continuos estudios, análisis, prospecciones, etc., de la realidad venezolana en sus materias primas.

Eso si cuando han necesitado de Venezuela, han venido a tocar la puerta, han pedido permiso, aunque ustedes no lo crean pero sucedió, y se han adaptado a ciertas objetivas realidades de Estado, particularmente, en lo referido a "lo militar" como a "lo ideológico" en cualesquiera tiempos fueran cuales han sido momentos necesarios para el Imperio norteamericano. Por ejemplo, muy pocas personas están en conocimiento sobre las propiedades que tenía (¿tiene aún?) Nelson Rockefeller en toda Venezuela. Curiosidades de esas relaciones bilaterales venezolano-norteamericanas. Pero ello no es lo importante.

¿Ustedes piensan además de que están considerando que a Washington le pudiera interesar una guerra interna en y con Venezuela?

En primer lugar, en el continente americano, en toda la geografía del continente americano, nunca jamás, se han desarrollado "guerras con fuerzas extra-continentales" excepto en los procesos independentista (las realidades durante la Segunda Guerra Mundial no pasaron de escaramuzas).

En segundo lugar, el Poder en Washington, independiente de sus gustos y aspiraciones, conocen muy bien que "prender la pradera" les podría objetivar consecuencias no solo continentales sino también a lo interno-nacional estadounidense. Por ejemplo, en fecha muy reciente, el Presidente Donald Trump aprobó el despliegue de fuerzas militares en la frontera con México por y frente una marcha de 2000 personas centroamericanas en sus caminares hacia dicha frontera mexicana. Curioso, verdad. (¿Guardia Nacional? ["Why President Trump Can't Directly Order National Guard Troops To U.S.-Mexico Border": https://www.npr.org/2018/04/05/599895184/why-president-trump-cant-directly-order-national-guard-troops-to-u-s-mexico-bord?utm_source=Sailthru&utm_medium=email&utm_campaign=ebb%2006.04.18&utm_term=Editorial%20-%20Early%20Bird%20Brief]),

En tercer lugar, en mi personal opinión, la revolución continental ha superado el tránsito temporal de gobiernos de izquierda al haberse penetrado lo significativo de esos paradigmas en las conciencias e inconsciencias colectivas histórico-sociales de las sociedades americanas incluidas esas sociedades que están en todo el territorio estadounidense.

En cuarto lugar, el Poder en Washington está aceptando sus propias debilidades sistémicas como podemos abstraer de las permanentes aunque contradictorias decisiones de Estado que viene asumiendo y aprobando el huésped de la Casa Blanca.

En quinto lugar, frente a las reales debilidades de la Comunidad Europea como podemos captar cuando el estamento militar norteamericano está procediendo a presionar a sus socios comunitarios para sus aportaciones tanto financieras como militares para poder consolidar a la OTAN frente "al eminente peligro" ya, histórico, no solo de Rusia sino como también de "Atila y sus huestes" mongoloides (no olvidar aquello que se decía que cuando los caballos de Atila pisaban la grama de las estepas europeas, la hierba no volvía a crecer).

En sexto lugar, conoce muy bien tanto el Poder en Washington como el estamento militar norteamericano que no podrá ganar ninguna guerra sino tienen y obtienen no solo el necesario petróleo como también el hierro y el aluminio, elementos fundamentales para la guerra. Al fin y al cabo, la guerra siempre la pelean los hombres y las mujeres. No olvidemos que la invasión a Rusia por parte de las tropas alemanas, en tiempos de Adolf Hitler, era para poder llegar y controlar a los reservorios petrolíferos de aquella zona tan poco mencionada en estos días.

Y, por último, la ideología mayamera que se le impuso a las sociedades latinoamericanas está en franca decadencia gracias a Hugo Rafael Chávez Frías.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 811 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a261606.htmlCd0NV CAC = Y co = US