Binoculo Nº 219

Maduro renuncia mañana… según Henry, o sea que no hay Memoria y Cuenta

Cuando este artículo se publique, ya Nicolás habrá renunciado a la presidencia de la república, a decir de Henry Ramos Allup, quien le dio a sus electores en una de sus efusivas arengas políticas en el pódium de la Cámara de Diputados, la certeza de que en seis meses le habría dado matarile a Maduro; y además, lo dijo taxativamente: el 5 de julio, ni más ni menos.

Y suena muy extraño que a un hombre como el otrora "Cara e´vieja" o "Pájaro loco" del antiguo Congreso Nacional, con tanta experiencia y con tanta capacidad, se le pasara ese strike de que en política –que es extremadamente dinámica- "mañana no se sabe". Se le fue un strike al Henry Ramos que fue capaz de engañar tres veces seguidas a Primero Justicia, de envolverlos en su propia bisoñería para apropiarse de uno de los poderes públicos a pesar de no tener los votos, ni de haber sido el más votado en la contienda del 6 de diciembre. Engañó a un genio de la mentira como Julio Borges, que es tan genio que todas se las descubren; y engañó al arrechísimo Leopoldo López, a quien convenció para que diera la orden de apoyarlo a pesar de que muchos de su pandilla no estaban de acuerdo con que Pájaro Loco fuera el jefe del Parlamento.

Y además, jugó con tanta habilidad el malandreo adeco, pues, que se dio el tupé de amenazar a la MUD, en cuanto a que si no lo apoyaban, volvería un cisma a la oposición. En eso si tuvo razón, pues ya la oposición es un cisma, cuya mayor cuota de culpa reposa en el propio Ramos.

En mis tiempos de reportero, cuando cubría el CEN de AD que se reunía todos los lunes en el edifico de La Florida, nos contó Alirio Bolívar, quien era jefe de prensa de los adecos, y además un buen ser humano, a varios colegas de la fuente que Luis Alfaro Ucero, secretario de organización del partido, grosero, vejador, ofensivo, ignorante e inculto, había restregado el piso con Henry, amenazándolo incluso con que no sería más parlamentario. Esa era la peor amenaza para alguien que tenía como carrera el parlamento. Alfaro lo sabía y chantajeaba a todos con eso. No de gratis le decían "El caudillo". Por eso Henry lo esperó en la bajadita y se cuadró con Paulina Gamus para quitarle el poder del partido cuando se lanzó como candidato presidencial, porque todos veían que era inminente la llegada al poder de un tsunami llamado Hugo Chávez. Henry y Gamus se fueron corriendo donde "Frijolito" Salas a apoyarlo, pero de nada sirvió porque Hugo restregó las pocetas con el Dios carabobeño, sacándole 1,6 millones de votos de ventaja en las más históricas de las victorias que recuerde la historia electoral venezolana que por cierto tiene más de cien años.

Dato curioso, los venezolanos desconocen que en su patria se inventaron parte de los procesos electorales del mundo; y además, las reglas de juego.

Y ese por cierto fue el principio de las derrotas continuas de Henry Ramos Allup, quien por vergüenza termina desapareciendo de la escena pública por mucho tiempo, porque ya le daba pena con sus hijos y con su señora esposa, a quien por cierto también traicionó… políticamente quiero decir. No olviden la anécdota de la alcaldía de El Hatillo.

Henry sabe que está en el ocaso, y que esta puesta en escena son sus últimos 15 minutos, puesto que en octubre cuando cumpla 73, ya las espuelas de Borges estarán más amoladas y la presión de la oposición para que se aparte no se hará esperar. No importa lo que quiera, deberá manipular más de lo normal para que lo dejen como Presidente de la Asamblea el año entrante, sobretodo después de no haber cumplido con los electores.

Henry cometió el mismo error que ha cometido la oposición a lo largo del proceso. No terminan de entender que si algo hizo este país fue dar un vuelco de 180 grados. El venezolano de hoy es totalmente diferente al venezolano de 1998. Totalmente diferente. Y era lo primero que debía entenderse para luego trazar estrategia de cómo avanzar en un país tan complejo como el que dejaba Hugo Chávez. Incluso fueron tan torpes que no aprendieron de él, quien era un maestro de la estrategia.

Si bien es una estupidez negar que el gobierno ha cometido demasiados errores, también es una estupidez suponer que está caído porque tiene problemas económicos, o porque los medios españoles digan que Maduro es un burro, o porque a los gringos les dé por conspirar. Nada de eso es posible. Mucho menos cuando el petróleo ya pasó los 40 dólares, se eliminó el corte eléctrico y el gobierno se ha anotado cinco victorias diplomáticas. Basta con saber que Henrique Capriles estuvo en Argentina y no hubo ni siquiera una declaración conjunta a pesar de que Macri no solo odia a Maduro, sino que es más de derecha que Henrique.

El tío Miguel, que lo sabía casi todo, decía que en política los errores son imperdonables y se pagan muy caros. "No crea –me decía- que usted dirá una cosa en voz alta y nadie lo está oyendo. Eso es un error. En política lo más sabio es oír, hasta estar seguro de saber lo que se va a decir. Y cuando lo diga, ya habrá medido las consecuencias y cuáles variables tocó. Si golpeó a alguien sin tocar al de al lado. Es esa la genialidad de la política. Hoy es, y si se equivoca, mañana no".

Esto significa que Henry deberá darle una explicación muy satisfactoria a sus electores y a sus aliados, quienes no le perdonarán esa nueva derrota. Esa no se la va a tragar Leopoldo, y muy probablemente Henrique tampoco porque lo tiene atragantado; y mucho menos María Corina que no lo puede ver por las cosas que ha dicho de ella en diferentes sitios del país y en el exterior.

De tal manera que Henry comienza a parecerse a Ren, aquel perro chihuahua neurótico, cuyo amigo, el bobalicón de Stimpy, ya no se lo calará más.

Eso lo veremos este martes 5 de julio cuando Maduro vaya al coso legislativo a presentar su memoria y cuenta.

Caminito de hormigas…

Después de que Pablo Aure manejara el carro donde llevó a los novios Enzo Scarano y su esposa, hace años ya, ahora no se pueden ver. Y cual malotes de barrio, las amenazas de muerte, ya públicas, van de un lado a otro… Y Alejandro se cuela por la baranda, ya se da como seguro candidato a gobernador por Carabobo; y ya algunos sectores de ellos mismos comienzan a decir que se le están subiendo los humos a la cabeza… La propuesta sobre las elecciones nacionales de Henry Falcón es una estrategia de sus asesores para que figure en el debate nacional. Quieren convertirlo en un dirigente de alto calibre, pero están trabajando una estrategia equivocada… Pregunta: en qué parte de Carabobo encontraron una gran beta de oro. La explota una banda dirigida por militares.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2345 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a230350.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO