Lo peor del triunfalismo y la peor de las derrotas

El maremágnum de criticas al presidente Maduro y el constante acoso al
movimiento revolucionario venezolano por parte de algunos sectores del
proceso ,se esta convirtiendo en un problema tan grave o peor, que el
de una oposición que anda buscando extraños y peligrosos caminos.

Recuerdo que luego de que mi madre me lanzara una cachetada por
hacerle llegado ebrio - a los 14 años- después de haber disfrutado una
botella de anís bien fría ,me sentí herido. Algunos años mas tarde
-reflexionando un poco mas, me di cuenta que aquella oportuna, pero
dolorosa -emocional y físicamente-cachetada ,quizás evito que me
convirtiera en un prematuro apasionado del alcohol.

La critica ,hasta cuando se hace en términos extremos,puede ser
beneficiosa.pero cuando se convierte en una andanada de idioteces ,de
lugar comunes,sin argumentación científica -ni siquiera emocional-,
puede ser de los mas destructiva. Especialmente, si tenemos en cuenta,
que quince años de trasformación política económica y social ,no son
nada.Cualquiera que examine cuidadosamente las revoluciones mas
importantes del planeta,después de tan corto tiempo ,podrá llegar
fácilmente a las mismas conclusiones.

Al parecer, el lamentable y desastroso estado en el que ha quedado la
oposición venezolana bajo la tutela de gobiernos extranjeros ,ha sido
interpretado por algunos revolucionarios,como una especia de semáforo
en verde,para emitir juicios y evaluaciones que finalmente ,terminan
minando la moral del pueblo revolucionario-aunque esta no sea su
intención,ese es el resultado.

Cuando todos deberíamos estar trabajando en una ofensiva y una
defensiva mejor planificada, muchos han optado por despotricar de
manera inconciente en contra del proceso,como si ya hubiéramos
derrotado a nuestros adversarios nacionales e internacionales. Peor
aun,como si ya hubiéramos superado los gigantescos problemas que
plantea la construcción de una nueva sociedad.


Mientras tanto la oposición nacional e internacional,se reorganiza y
se prepara para lanzar una nueva ofensiva ,en el marco de este
desbarajuste revolucionario.Se entiende que algunos críticos y sus
criticas ,no solo son necesarios,son indispensables en cualquier
proceso de transformación.Pero de ahí a cuestionar el liderazgo del
presidente Maduro y poner en tela de juicio las decisiones tomadas -no
solo por el- por el liderazgo político y militar de la revolución,es
ir demasiado lejos.

Soy un critico por naturaleza.Como todos lo que escribimos en este
pagina.Pero no cometería la torpeza de dudar del actual liderazgo.La
revolución venezolana y el propio movimiento progresista y unionista
suramericano, están apenas en su fase inicial.Resultaría muy peligroso
que algunos no lo comprendan.

Tenemos gigantescos problemas de corrupción a todos los niveles. Ni
siquiera la pena de muerte en China ,ha podido superar completamente
este problema en mas de casi 70 años y en condiciones mas favorables.Y
por una sencilla razón : es uno de los peores frutos del modelo de
sociedad que pretendemos sustituir y que aun se sigue estimulando a
través de toda la maquinaria mediática contrarrevolucionaria, nacional
e internacional-hoy mas poderosa que nunca antes en la historia.Y es
que la corrupción- como praxis social- es una de sus basamentos.Es
como logra mantenerse y perpetuarse en el poder, una clase social que
solo busca el lucro,sin ningún tipo de contemplación.Por eso es mas
importate atacarla-a la corrupción- en las bases, que en las "alturas"
Pues es allí ,por su cercanía al pueblo, donde mas daño hace.

Quien puede ocultar que los fracasos de los Mercales,Los Bicentenarios
-entre otros-,fueron,son y han sido, producto de actos de
corrupción.Como poder ocultarle eso al pueblo,si es ese mismo pueblo,
quien trabaja allí,es el pueblo el que va a utilizar sus servicios y
es el pueblo quien las dirige.Por lo tanto, el pueblo esta enterado.Si
no se le pone un correctivo a la corrupción en este nivel, tendremos
el mal diseminado en forma extensiva y sera cada vez mas difícil de
controlar.

Es así como la corrupción logra tumbar gobiernos y conquistar naciones
enteras, con la ayuda y participación de los propios ciudadanos.Por si
fuera poco tenemos problemas de planificación y de desarrollo
científico tecnológico,entre otros no menos importantes.Es decir
tenemos problemas de primer orden que ameritan la sana participación
de todos.No es el momento para una critica destructiva y
generalizada.Lo que esta sucediendo era de esperarse.En nuestras bases
comulgan juntos a verdaderos revolucionarios ,aquellos que vienen
"infectados" de la cuarta.

Critiquemos,aportando soluciones e ideas.No convirtamos el análisis en
un juicio general, las apreciaciones en murmuraciones y chismes,los
comentarios en vituperios e infamias,no convirtamos la poderosa
herramienta de la critica en...la peor de las derrotas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1665 veces.



Guillermo Moreno

Economista, mención Formulación y Evaluación de Proyectos.

 guimor56@gmail.com      @guimor56

Visite el perfil de Guillermo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a191739.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO