Alerta al pueblo venezolano con la ley de semillas

Actualmente en la Asamblea Nacional se discute la modificación de la ley de semilla, tema vital para la soberanía de la patria, días atrás vimos declaraciones del diputado Alfredo Ureña donde dice que el anteproyecto de dicha ley está casi listo, solo esperan definir algunos puntos con el equipo técnico del Ministerio de Agricultura y Tierras. Vemos con preocupación que dicho anteproyecto es desconocido por los factores involucrados en el tema como los agricultores, campesinos, movimientos agroecológicos, movimientos sociales, entre otros, nos preocupa que el diputado no habla de nuestras semillas criollas o campesinas o ancestrales, como tampoco habla del modelo ecosocialista que nos señala el objetivo N° 5.1 del Plan de la Patria, nos preocupa el lenguaje científico tecnológico ya que toda la vida hemos preservado y desarrollado nuestras semillas de manera natural sin la necesidad de la tecnología y si el problema es que actualmente la población se ha incrementado, Venezuela lo que más tiene son tierras cultivables, la manera como se ha aplicado la ciencia y la tecnología a los transgénicos no es más que ciencia perversa ciencia macabra en función de la destrucción de la soberanía de los pueblos y del control de la especie humana, desde que el mundo es mundo han sido las semillas campesinas las que nos han alimentado por generaciones. Ante un tema tan vital para la soberanía de la patria, lo ideal sería convocar al parlamento de calle a debatir junto con el pueblo como lo hubiese hecho el Gigante Chávez, vemos como en varios países de nuestro continente modificaron la ley de semillas con el fin de abrirle paso a las transnacionales, a los transgénicos y agrotóxicos, dichas leyes ahora criminalizan al campesino por el simple hecho de sembrar sus semillas ancestrales con las cuales han alimentado a sus familias de generación en generación. El comandante Chávez vislumbró este panorama, por eso creó el Plan Nacional de Semillas y designó al Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas y al Ministerio de Agricultura y Tierras para proteger y preservar todas nuestras semillas criollas y para desarrollar toda la infraestructura de este proyecto él asignó grandes recursos económicos. Vemos con rabia contenida cómo después de la partida de nuestro comandante, nos llenaron la patria de semillas transgénicas y agrotóxicos de transnacionales como Monsanto, Piooner, Sigenta, Bayer, Dupont, pedimos que se abra una investigación para saber qué pasó con el Plan Nacional de Semillas y quién permitió la entrada al país de todas estas semillas transgénicas en detrimento de nuestra soberanía. Pueblo alerta vemos con mucha preocupación como después de la partida de nuestro líder nuestro proceso está tomando un rumbo bien extraño.

Hermanos venezolanos todo esto no es más que un plan bien orquestado que tiene que ver con la guerra económica y el desabastecimiento que vive nuestra amada Venezuela, éstas trasnacionales nos presentan la semilla transgénica como la única salvación a la falta de alimentos que hoy padece la humanidad, son astutos con el lenguaje, nunca dicen semillas transgénicas u organismos estéticamente modificados, ellos hablan de semillas híbridas o semillas certificadas, biotecnología o revolución verde. Desde un tiempo para acá vengo alertando sobre extrañas mutaciones que vienen presentando las flores de variedades silvestres como el manteco, lo que presumimos pudiera ser producto de contaminación con polen proveniente de semillas transgénicas que se estarían implementando en la zona sur del estado Anzoátegui. La transnacional Monsanto es conocida en el mundo por ser responsable de la extinción de plantas y cultivos originarios y de contaminar e hibridar millones de hectáreas. La soya que se siembra en la Mesa de Guanipa proviene de Argentina y Brasil que son los mayores productores de semillas transgénicas en América del Sur. En Brasil y Argentina es donde Monsanto y Sigenta juegan duro, basta ver el video donde la presidenta de Argentina dice sentirse orgullosa de Monsanto y habla de la fuerte inversión que hará esa trasnacional en ese en ese país. Las extrañas mutaciones de las que vengo alertando también se han detectado en zonas de Estados Unidos donde se han implementado grandes extensiones de cultivos transgénicos.

Hermanos venezolanos el comandante Chávez nos indicó el camino, el creó los organopónicos de Parque Central, ejemplos como este abundan en el país lo que nos dice que sí es posible, también nos indicó el modelo a seguir en el Plan de la Patria en el objetivo 5.1. Construir e impulsar el modelo económico productivo eco- socialista, basado en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, que garantice el uso y aprovechamiento racional, óptimo y sostenible de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza, y en el 4.4.2.7 Eliminar la participación tecnológica de las potencias imperiales en sectores estratégicos para la soberanía nacional.

Hermanos diputados de la Asamblea Nacional, pueblo hermano, les hablo con el corazón, si permitiéramos que se modifique la ley de semillas en función de abrirle paso a la semilla transgénica, le habremos fallado a ese gran amigo que dio su vida por darnos patria, le habremos fallado a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos, en pocas palabras, le habremos fallado a las futuras generaciones y quedaremos nosotros ante Dios y ante la historia como la generación que contribuyó a acabar con la especie humana, unos lo harán por apatía, otros lo harán por desconocimiento y muchos lo harán por omisión y ambición desmedida, éstos últimos no tendrán perdón.

Así como se están hibridando nuestras variedades silvestres, no quiero ver llegar el día donde nuestros mangos, naranjas, aguacates, entre otros no produzcan debido a la hibridación con los alimentos transgénicos; nuestros seres amados están condenados al cáncer, diabetes, a ser obesos, alérgicos, estériles y sobre todo a morir de hambre, por algo el escritor uruguayo Eduardo Galeano define a Monsanto como Multinacional Serial Killer. Monsanto y demás monopolios solo quieren el control de nuestra semilla, lo que les daría control total de nuestros alimentos y el día que no nos quieran vender su semilla, ese día nos daremos cuenta que le acabamos el futuro a nuestros hijos, sencillamente será demasiado tarde, el momento es ahora.
Fuera Monsanto de Venezuela, ¡SÍ A LA VIDA! ¡SÍ A NUESTRAS SEMILLAS CAMPESINAS Y SOBRE TODO SÍ A LA PATRIA ¡

A continuación le anexo las fotos de las extrañas mutaciones en flores de manteco en la Mesa de Guanipa Estado Anzoátegui Venezuela. En la primera foto: a la derecha flor normal, a la izquierda flor mutada; en la segunda flor mutada y en la tercera: flor normal a la izquierda y flor hibridada a la derecha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6780 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter