Carta al nuevo ministro Jesse Chacón

La Venezuela actual no es la misma de hace 14 años, Ésto no es un slogan político sino una realidad, hoy en día tenemos una sociedad más participativa y consciente de sus derechos, que a lo práctico se manifiesta como una sociedad más activa, más dinámica y más dispuesta a ser protagonista de su destino, las personas se están formando y capacitando en las diferentes áreas en las cuales sienten que deben participar y están reclamando ser reconocidos y tomados en cuenta.

Lo expuesto ha sido un cambio social que no es posible negarlo ni por los mas acendrados y ciegos opositores al proyecto revolucionario, y ha alcanzado todos los niveles sociales, económicos y culturales de la población, sin embargo el sueño de tener una sociedad igualitaria, participativa, justa y sin resabios de discriminación no es, ni será una tarea fácil, hay obstáculos naturales difíciles de salvar como las deficiencias de formación, la falta de organización y algunas malas costumbres venezolanas de relajo y falta de de disciplina, pero lo más importante son los enemigos que, a contrapelo del movimiento social e histórico, usan todas sus armas y sus mañas para oponerse a cualquier cambio que beneficie a la mayoría y que vaya en detrimento de los privilegios que en los últimos 50 años les han permitido acumular fortunas siderales y disfrutar del poder siendo dueños de vidas y destinos.


Para tener éxito en esta difícil lucha se requiere mucha convicción, mucho sacrificio, mucha perseverancia y que cada uno de nuestros revolucionarios sepan que hay que dar la pelea en todos los terrenos, en todas las formas y en todos los momentos, con voluntad, con pasión, con firmeza y con inteligencia.

La razón de esta comunicación es resaltar la urgente necesidad de actuar con rapidez y diligencia dentro de CORPOELEC, para salvaguardar este importantísimo bastión de la vida nacional de la toma por parte de los adversarios del proyecto revolucionario, creando, sin ninguna duda, un peligro similar a lo de PDVSA 2002.


Sr. Ministro la realidad dentro de CORPORLEC es que la muchos de los cargos de dirección están ocupados por personas cuya filiación política es de reconocida oposición visceral al gobierno, lo cual en principio no sería un problema si ellos desempeñarán sus cargos con responsabilidad y compromiso profesional, pero el caso es que su mayor preocupación es entorpecer los trabajos y los planes de CORPOELEC, desprestigiar todo lo relativo a la política de la empresa minando la moral y la motivación del personal y realizar una labor de proselitismo político muy intenso y, por cierto, muy exitoso debido al prestigio y a la autoridad que les da los cargos que desempeñan.

Creo que nuestra posición de no actuar de manera decidida contra estos malos profesionales, quizá para no parecer sectarios, nos ha hecho un daño de impensables consecuencias, porque ésto ha hecho crecer el ego de estos infiltrados y así se lo hacen saber a otros, vanagloriándose de su intocabilidad "porque esos chavistas no se atreven a hacerme nada porque no sirven para nada y nos tienen miedo.." .Creo, Sr. Ministro, que es tiempo de actuar y convocar a lo mejor de nuestra gente, sin humillar o relegar a nadie pero si obligándoles a trabajar de acuerdo a la dirección que establezca el Gobierno nacional ya que éste fue el gobierno que nos dimos los venezolanos de manera libre y soberana.

Reciba mis mejores saludos y confío en su criterio para asumir su compromiso revolucionario en esta hora estelar cuando no se puede dudar sino actuar.


jesusrequena2@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1873 veces.



Jesús Requena G


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor