¿Tren o autobús?

Hasta que por fin comenzó la campaña electoral, claro está, ya había posición adelantada, sin embargo, siguiendo el cronograma pautado por el árbitro electoral quien defines las pautas y reglas del juego, el domingo primero de julio arranco oficialmente la forma de demostrar quién es más audaz y capaz, para mantener a sus seguidores y captar los que se encuentran indecisos y que no tienen una militancia ni menos una ideología definida, por ello, los candidatos, se juegan el todo, una carrera larga, costosa y agotadora, el que tenga mejor y mayor cantidad de gasolina llegará triunfador.

Desde Santa Elena, en nuestro bello estado Bolívar, inicio el candidato de la oposición, quien indico, primero, que se iría demasiado a patica pá que te tengo, recorreré este estado como inicio a la campaña, luego abordaría en el autobús, pero, luego se fue en avión al Zulia, donde lo espero su amigo gobernador de ese estado, donde manifiestan tener la mayoría de votos y es su fortaleza, en el primer escenario como era de esperarse poca participación y ni siquiera se dejo acompañar por su candidato de oposición a la gobernación, ¿estaría molesto por la poca afluencia? Y en el segundo escenario, la fuerza o contundencia que pensaban que tendría no quedo demostrado.

Por otro lado, el candidato a la reelección comenzó su campaña, luego de un año, de bajo perfil, por el cáncer que padecía del cual salió victorioso y repotenciado ya que descanso lo suficiente para asumir este nuevo reto, enlazo dos estado centrales acompañado de un océano humano, donde le demostraban el afecto ganado, durante estos años, poco era la movilidad del vehículo donde se desplazaba, para luego dar un discurso metodológico, creativo, original que lo ha caracterizado durante todos estos años, demostrando su calidez humana, además, de no negar la existencia de la liberación nacional existente en el país para darle paso a la construcción del socialismo como herramienta al mejor vivir de la humanidad preservando y manteniendo a la misma.

Un presidente candidato, dispuesto a continuar con los cambios que muy lentamente se han venido dando y que puede avanzar a medida que se cree conciencia e ideológicamente haya fortaleza, donde el que levante la voz diciendo querer el país lo haga con el verdadero corazón venezolano, el sentir nacionalista este por encima de cualquier situación de crecimiento personal a costa del proletariado, donde el de a pie crea en una razón de continuidad de esta gestión.

Allí están dos visiones de país, una capitalista, deseoso de incrementar la producción petrolera, para así bajar el valor del barril, liberar el control de cambio, ajustarse a políticas quebradas como las europeas dado a las visitas a esos países, además de pactar con el FMI y el BM, la otra cara de la moneda, continuar con plan de gobierno Simón Bolívar II, 2013-2019, dándole continuidad al primer plan en ejecución.



Alexanderjimenez2021@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Alexander Jiménez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: