Aimut revolucionario

Cuando La reivindicación del trabajo se hace Ley

Empecemos recordando las épocas de la tripartita, de los grandes negociados cupulares y de aquellos cataclismos laborales que desde los ministerios se fraguaban para empobrecer al obrero, al trabajador común. Empecemos recordando cuan difícil era alcanzar un incremento superior al diez por ciento y recordemos igualmente al ex socialista Petkoff acabando con las prestaciones de los venezolanos trabajadores.

Para la revolución ha sido punto de honor un incremento justo de los salarios y sobre todo el rescate de la dignidad obrera y trabajadora a partir de su reconocimiento como fuerza productiva es por ello que los hechos demuestran que en el pasar de los años cada primero de mayor al menos un veinte por ciento de ha incrementado el salario y ahora con la nuevas ley del trabajo se termina de honrar el compromiso constitucional de las prestaciones sociales basadas en la retroactividad y al último salario devengado.

Esta vez el incremento rondará el 33%, tal y como el año pasado también alcanzó cifra similar. Esto por supuesto que a todo los revolucionarios nos llena de orgullo y satisfacción, saber que el gobierno bolivariano hace historia en materia salarial no solamente con esta nueva medida sino que ha venido a través de los años reivindicando la fuerza productiva del país con la integración al sistema regular del servicio doméstico, con la obligatoriedad del cesta ticket para todas las empresas, con el incremento sostenido y porcentual del salario, con medidas de inamovilidad que dan seguridad y estabilidad al trabajador y sobre todo ahora con el nuevo régimen de prestaciones sociales, evitando el tripartismo y la negociación cupular, pensando además de como gobierno responsable  como un obrero más.

Todos debemos tener claro en primer término que a partir de este anuncio la derecha tradicional iniciará los cuestionamientos usando para ello todas las tribunas existentes, intentando confundir a la población sobre tan importante e histórica decisión y como siempre de la mano con los sectores empresariales más recalcitrantes e inconscientes acostumbrados no a obtener márgenes sanos de ganancias sino a explotar a quienes les sirven de plataforma laboral para su proprio enriquecimiento desmedido. Con este tipo de medidas se deja en claro cual es el rol de un gobierno humanista en la protección de la fuerza productiva nacional.

artefactoca@gmail.com

Hasta la victoria siempre… VIVIREMOS Y VENCEREMOS.   



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1228 veces.



Luis Jonás Reyes


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor