¿Dónde está Indepabis?

En días reciente las principales encuestadoras del país, presentaban los últimos resultados donde el comandante presidente no tenia contrincante que le llegara cerca en la aceptación, sin embargo, es preocupante que algunas personas enquistadas en instituciones publicas quieren causar molestias, para que exista una sensación de disgusto, que por supuesto eso influye en algunos casos y se convierte en parte negativa hacia la construcción y consolidación de la revolución bolivariana.

No solo el discurso revolucionario debe ser consecuente, sino, llevarse a la práctica cabalmente, sin vacilaciones ni media tintas, ya las 3 R son cosa de pasado, ni se mencionan ni se medio practican, llama poderosamente la atención que en el Estado Bolívar, los organismo competentes en materia de defensa de los usuarios, que deben implementar la regulación y fiscalización sobre el acaparamiento y la especulación, no realicen sus labores como deber ser de forma expedita, oportuna y eficaz este tipo de situación crea perspicacia en los habitantes dado que se puede pensar que no hay quien defienda al pueblo.

Las normas jurídica nacen por las necesidades que padece un conglomerado de allí se crean las instituciones como órganos rectores de cumplir y hacer cumplir las normas para que fueron creados, es una necesidad mas no una necedad que existan estas instituciones, pero, ¿Qué ocurre cuando no cumplen sus labores? Una nación no puede funcionar anárquicamente, responsablemente se debe emitir una opinión, en estos momentos, en la comercialización de los productos básicos no existe control alguno, ni un ente que cumpla con sus labores, por ello, en cualquier esquina venden estos productos a precios especulativos.

Dentro de la contraloría social, la crítica y la auto crítica revolucionaria, es necesario llamar poderosamente la atención al Indepabis, como ente responsable de la sana protección del usuario, es inconcebible que el gobierno nacional lleve una política del buen vivir y las personas encargadas de llevar a la praxis hagan todo lo contrario, por ello es necesario que se abra una compas de debate entre los usuarios y los legisladores regionales para realizar una evaluación de la gestión de la actual coordinadora regional de este ente, para así poder tomar las decisiones correctas en este caso, la política no se debe manejar ni dejar llevar por la pasión, debe practicarse con ética y por la razón.

Hay casos donde el descaro es contundente, además con una impunidad tan descarada, que hay establecimientos comerciales que tienen al lado de la lista de precio una cartel que reza lo siguiente: “El que quiera carne regulada, espere que el gobierno la traiga” esto deduce que no hay quien regule ni menos controle los precios, no es posible que un kilo de carne doble en valor lo que gana un operario de salario mínimo, ¿es esto el buen vivir? ¿Dónde está el Indepabis entonces?

Es posible que salga alguien; que dejo de hacer mercado o que aumento su poder adquisitivo a decir que no es realidad lo planteado acá, pero usted ciudadano lector, sabe que es verdad, le propongo constituir una red de usuario para elevar nuestras voces de protestas para así poder expresar en tono alto que se está construyendo ¡El buen vivir, viviendo ¡

Alexanderjimenez2021@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2118 veces.



Alexander Jimenez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: