¿Enemigos de la revolución?

    Toda persona que diga o publique la verdad de inmediato, es catalogado como un quinta columna o contra revolucionario, cuando la verdad, es que los problemas que tiene nuestro país o mejor dicho nuestro Estado Bolívar, es una realidad palpable.

    Cuando me refiero a los enemigos de la revolución, es a esos Ciudadanos, responsables de los entes gubernamentales, algunos que son representantes del estado, por mandato de los ciudadanos, que fueron escogidos, representantes del pueblo, que parecen más propensos a levantar la mano en función de intereses partidarios o sectoriales, en lugar de debatir profundamente y con sinceridad los temas tan delicados que continuamente nos agobia.

    De igual forma las personas que son designadas como integrantes de un tren ejecutivo por nuestros representantes llámese gobernador, alcalde, concejales etc., al parecer no visitan ni las comunidades donde nacieron al menos que lleven al periodista que le toma la foto y le hace la nota de prensa para aparecer en los diarios, se pregunta uno, ¿será que no ven los problemas?, ¿Que se hacen una vez que ganan las elecciones? no se ven en el bus, ni comprando la comida, ya que tienen, quienes le hagan el mercado.

    ¿Quien le hace mas daño a la revolución, los encargados de hacer las cosas bien o los que hacen las criticas constructivas?, ¿que han hecho por solucionar dichos problemas? o es que están en el paraíso, si por lo menos se ocuparan del 10 % para lo que fueron elegidos por la soberanía popular, mas de la mitad de los problemas estuviesen resueltos.

    La critica y auto crítica, es necesaria, la conformación del polo patriótico también lo es, pero, la eficiencia en la gestión de gobierno también, lo es, la vigilancia desde el poder popular, enmarcada dentro de la ley orgánica de contraloría social, es necesaria y justa, para ello fue creada, los que no hacen las cosas bien se molestan, cuando la contraloría social, los visitan y le hacen las observaciones, además de ello, hay casos de instituciones donde la contraloría social, les envía comunicaciones y los receptores ni les colocan sellos, para decir que nunca las recibieron.

    Por todo esto es necesario crear conciencia y divulgar esta ley para que se corrijan las fallas que haya que corregirse, que los funcionarios al frente de las instituciones que dicen ser revolucionarios cumplan con su rol, en una oportunidad, en entrevista especial para el quincenario El Espacio, Jerónimo Carrera, dijo La crítica es madre de la autocrítica. No nos podemos autocriticar si no nos critican. Entonces la autocrítica es indispensable para ir mejorando. No oír a alguien que nos critica es una imbecilidad”. 

    alexanderjimenez2021@hotmail.com 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1414 veces.



Alexander Jiménez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: