Otro Amanecer de Golpe

Cuando pensaban que podían tomar el gobierno, por medio de un vacío de poder, llamaban a una falta absoluta, salieron a pedir un apego a la constitución que ellos ahora defienden, pero votaron en contra de ella, se dieron cuenta que es la constitución, vigente más avanzada de derecho en todo el continente americano, no pudieron hacer eco en los llamados que hacían.

Muchos hacían chiste, sobre la salud del comandante y hasta decían que debería reunirse con sus camarada, que ya han partido físicamente, después de la valentía de asumir públicamente y con la responsabilidad que lo ha caracterizado el presidente, informó al país y al mundo entero su enfermedad, las redacciones de los medios tuvieron que cambiar sus titulares, unos en sus adentro se alegraron y hipócritamente salieron pidiendo por la salud, la conferencia episcopal realizó una rueda de prensa, tocaron otros temas sin mencionar la noticia que recorría el mundo entero, hasta que un periodista le pregunto, por la situación vivida, allí fue que entraron en razón, lo que esperaban era su pronunciamiento sobre la salud de nuestro líder, no les quedo otro camino que pedir, sin sentirlo por la salud del comandante.

Apareció el presidente enfermo, más no abatido, dispuesto a dar la pelea, sacrificó su salud por estar pendiente de nuestra prosperidad, el crecimiento del país y del avance con errores y rectificaciones en algunos casos del socialismo, que es el camino correcto por el bienestar común de los pueblos.

Una vez más el comandante presidente sorprende a unos y a otros con su llegada, bienvenido, por unos y otros que se quedaron con la boca abierta, hasta el café se les enfrió, una excelente manera de darnos los buenos días, este país que estaba necesitado de su presencia, esperemos que este nuevo amanecer de golpe, sea lleno de esperanza, de rectificación, donde se halla que rectificar, retomar el rumbo trazado hacia el socialismo.

Es el momento de dar un realce y consolidación profunda a la revolución desde abajo hacia arriba, cada uno de los que verdaderamente se sienten comprometidos con este proceso revolucionario, hacer una retrospectiva y con sinceridad preguntar, ¿lo estoy haciendo Bien?, si es así, que se cumpla con la palabra prometida, que la patria os premie, sino que os demande.

“A veces es necesario alejarse de las cosas, poner un mar de por medio, para ver las cosas de cerca” Alejo Carpentier.

alexanderjimenez2021@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1389 veces.



Alexander Jiménez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: