Trabajadores derrotan a jueza y policías patronales en Valencia

Ayer fue un día duro para los trabajadores de fundimeca que casi en un 90% son mujeres, en horas del medio día llegó a la planta una juez de municipio pretendiendo entrar a las instalaciones, se hizo acompañar de la policía municipal de Valencia que no tiene jurisdicción para actuar en el municipio donde se encuentra la planta, llegaron también con funcionarios de la policía del estado, también llegó con un grupo de civiles de una empresa que monta seguridad en los estadios, picaron un candado y a la fuerza lograron acceder hasta el estacionamiento, la juez Maria Marcia González primero quiso bajo engaños con términos legales hacer que l@s trabajado@s la dejaran entrar, y al ver que l@s trabajado@s estaban firmes en su negativa, comenzó a lanzar improperios a los trabajadores y a amedrentar con los agentes de las policías, hubo forcejeos en varias oportunidades tuvimos que hacer una cadena humana para impedir su entrada a la planta, llevaron cámaras fotográficas y filmadoras y al ver que ellos también estaban siendo fotografiados con los teléfonos se alteraron y provocaron una trifulca al arrebatarle el celular a un compañero, comenzaron a llegar compañeros de otras empresas para apoyar, en medio de su soberbia la Juez amenazo a una de las trabajadoras con golpearla si la seguía filmando, un agente de la policía municipal trato de sacar a la fuerza a un compañero, y al oponernos uno de los agentes me convida a pelear, no caímos en su juego, mantuvimos esa situación por mas de una hora, hasta que la inspectora del trabajo Ingrid Toledo y la coordinadora del trabajo llegaron a la planta, en ese momento el ánimo subió aun mas, la coordinadora y la inspectora del trabajo plantaron de una vez su posición al lado de los trabajadores, luego de reunirse con la Juez del municipio para calmarla y hacerla entrar en razón se reunió con los trabajadores y aun así a esa mal llamada juez quiso seguir provocando a los trabajadores, a la final y muy a pesar de su actitud racista, excluyente, prepotente y soberbia esa juez tuvo que doblegar al ver la firmeza de los trabajadores y de las doctoras Ingrid Toledo y la coordinadora, al final se nombró una comisión para inspeccionar la planta conformada por dirigentes de la URT (unión regional de trabajadores), la inspectora y coordinadora del trabajo la juez asalariada del gusano dueño, representantes de los derechos humanos y trabajadores de la planta, pero el tiro les salio por la culata al quedar en evidencia las condiciones de inseguridad e insalubridad en que laboran en esa empresa, entre los agentes de la policía municipal habían algunos conocidos que en privado confesaron que les estaban pagando, fue un gran triunfo el de ayer, esto era impensable en la Cuarta República.


efrendez@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1340 veces.



Efrén David Mendez


Visite el perfil de Efrén Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: