Israel y Palestina: Religión, Política y capitalismo y un motivo para que los cristianos no sean complices

 

Hablar sobre el conflicto Israelí-Palestino es complejamente polémico sobre todo entre cristianos ya que aun cuando no se quiera hay que evaluarlo desde el aspecto político, económico y religioso por mas dogmáticos, ateos o agnóstico que se sea. Israel reclama derechos ancestrales sobre un territorio con un basamento teológico, que de acuerdo a la Biblia les fue prometido por Jehová a Abraham y un basamento secular que los palestinos son invasores  en esas tierras, que Palestina como pueblo no existe, el término “palestino” en latín Phalistina es dado como una ofensa a los judíos y aparece por primera vez en escrito alguno en “Las memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar donde dice que el Emperador romano le cambio  nombre a Judea por Palestina para referirse a los filisteos, acérrimos enemigos de los judíos (recordemos a David y Goliat) y su nombre quiere decir pueblo invasor. Ahora con una visión cristiana más agnóstica que dogmática y sin querer ser blasfemo expondré algunas cosas:

Bíblicamente la vida en la tierra y su poblamiento tiene dos grandes momentos, uno de “cuenta nueva” cuando Dios lo creo y otro de “borrón y cuenta nueva”, después del diluvio cuando los que le prestaron atención a Noé y obedecieron, se embarcaron con él en el arca, entre los cuales se encontraban sus hijos, quienes al bajar repoblaron la tierra. Veamos en el libro de Génesis el desarrollo de estos pueblos originarios porque el lio es entre judíos, solo que unos son Israelitas y otros palestinos,  Génesis 10:1 “Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet, a quienes nacieron hijos después del diluvio”. Bíblicamente, de ellos proviene toda la humanidad, usted, yo, el chino del mercado, el buhonero, su jefe y hasta los líderes mundiales, de Jafet, el menor de cuyo primogénito Gomer desciende Ashkenaz  y los que se dispersaron según su lengua y familia (Génesis 10), de Sem el primogénito (los de origen “semita” vienen de este linaje), del cual el libro de Génesis relata que desciende Abraham nueve generaciones después y de Cam el segundo hijo de Noe, desciende Nimrod quien crea el reino de Babel, claro está que tuvieron muchos otros hijos, pero tengamos en cuenta estos como los más notables. En el mismo libro de Génesis habla de la repartición de la tierra y lo explica de esta manera: 10:8 Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. 10:9 Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová. 10:10 Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar. 10:11 De esta tierra salió para Asiria, y edificó Nínive, Rehobot, Cala, 10:12 y Resén entre Nínive y Cala, la cual es ciudad grande. 10:13 Mizraim (hijo de Cam y hermano de Nimrod) engendró a Ludim, a Anamim, a Lehabim, a Naftuhim, 10:14 a Patrusim, a Casluhim, de donde salieron los filisteos, y a Caftorim. 10:15 Y Canaán (ultimo hijo de Cam y hermano de los dos anteriores) engendró a Sidón su primogénito, a Het, 10:16 al jebuseo, al amorreo, al gergeseo, 10:17 al heveo, al araceo, al sineo, 10:18 al arvadeo, al zemareo y al hamateo; y después se dispersaron las familias de los cananeos. 10:19 Y fue el territorio de los cananeos desde Sidón, en dirección a Gerar, hasta Gaza; y en dirección de Sodoma, Gomorra, Adma y Zeboim, hasta Lasa. 10:20 Estos son los hijos de Cam por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones. 10:21 También le nacieron hijos a Sem, padre de todos los hijos de Heber, y hermano mayor de Jafet. 10:22 Los hijos de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram. 10:23 Y los hijos de Aram: Uz, Hul, Geter y Mas. 10:24 Arfaxad engendró a Sala, y Sala engendró a Heber. 10:25 Y a Heber nacieron dos hijos: el nombre del uno fue Peleg, porque en sus días fue repartida la tierra; y el nombre de su hermano, Joctán. 10:26 Y Joctán engendró a Almodad, Selef, Hazar-mavet, Jera, 10:27 Adoram, Uzal, Dicla, 10:28 Obal, Abimael, Seba, 10:29 Ofir, Havila y Jobab; todos estos fueron hijos de Joctán. 10:30 Y la tierra en que habitaron fue desde Mesa en dirección de Sefar, hasta la región montañosa del oriente. 10:31 Estos fueron los hijos de Sem por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones. 10:32 Estas son las familias de los hijos de Noé por sus descendencias, en sus naciones; y de éstos se esparcieron las naciones en la tierra después del diluvio. El libro Génesis reafirma de donde vienen y a donde fueron los judíos Israelitas: 11:28 dice: “Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos”.  Haran era el hermano menor de Abraham (recordemos que descienden de Sem el primogénito de Noe) y murió en la tierra de Ur donde había nacido; al bajar del arca y deambular por ahí durante diez generaciones ellos se establecieron en Ur y esto se refuerza más adelante; 11:31 Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí”.  Se fueron de donde estaban y ese lugar era Ur, 12:1 “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré”; ¿Dónde estaban? en Ur; ¿Y para donde se fueron? Vamos a ver que tierra fue la que Jehová le mostro a Abraham y nos iremos al Nuevo Testamento, al libro de Hechos de los Apóstoles 7:2 “Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán, 7:3 y le dijo: Sal de tu tierra y de tu parentela, y ven a la tierra que yo te mostraré. 7:4 Entonces salió de la tierra de los caldeos y habitó en Harán; y de allí, muerto su padre, Dios le trasladó a esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora. 7:5 Y no le dio herencia en ella, ni aun para asentar un pie; pero le prometió que se la daría en posesión, y a su descendencia después de él, cuando él aún no tenía hijo. 7:6 Y le dijo Dios así: Que su descendencia sería extranjera en tierra ajena, y que los reducirían a servidumbre y los maltratarían, por cuatrocientos años.  Volvamos al libro de Génesis 12:5 Tomó, pues, Abram a Sarai su mujer, y a Lot hijo de su hermano, y todos sus bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron. 12:6 Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo (el de Canaán) estaba entonces en la tierra. 12:7 Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. 13:17 Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré. 13:18 Abram, pues, removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a Jehová. 15:18 En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates; 15:19 la tierra de los ceneos, los cenezeos, los admoneos, 15:20 los heteos, los ferezeos, los refaítas, 15:21 los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos. Considerando esto más que suficiente para dejar claro que Abraham y su descendencia no se originaron en esos territorios, sino que fue dado a ellos por Jehová. En resumidas cuentas los judíos llegaron  al territorio que hoy está en conflicto, no son originarios de allí y esto lo menciono ya que entre las acusaciones que hacen a los palestinos es que son invasores y por lo tanto no tienen derechos sobre esos territorios, recuerden arriba donde se menciona que el termino palestino se usó para referirse a los filisteos que a su vez quería decir pueblos del mar, los cuales eran invasores y bíblicamente también descienden de Noe, es decir Esto deja a Israel con derecho divino sobre estas tierras, ahora bien la pregunta para los cristianos seria ¿Esta promesa de Jehová es justificación suficiente para la desigual e indolente guerra entre Israelíes y palestinos en esta era moderna, donde Israel con saña hace uso y abuso de toda su superioridad bélica y económica contra los palestinos  no solo con el objetivo de sacarlos de allí, sino de exterminarlos como pueblo?; ¿Son estos judíos sionistas descendientes del mismísimo Abraham y por tal razón buscan obtener lo que Dios les prometió? El movimiento sionista es un movimiento de liberación nacional creado para fundar el Estado de Israel, a mediados del siglo XIX, Israel pertenecía al antiguo imperio otomano cuya población era heterogénea habiendo judíos árabes, musulmanes y cristianos entre otros, durante la primera guerra mundial queda en control de los británicos quienes en 1917 en la Declaración de Lord Balfour Ministro de Asuntos Exteriores se comprometen a ayudar a los judíos a obtener un hogar lo que hicieron fomentando una gran inmigración de judíos, siendo esto aprovechado por el movimiento sionista impulsando rebeliones que forzaron a la dimisión de Gran Bretaña después de la segunda guerra mundial, hasta que en 1948 los amos del mundo la ya existente ONU emulando a Salomón (por lo de la historia del niño que mando a cortar por la mitad para darlo a las mujeres que reclamaban su maternidad), opta por la partición del territorio y en un acto de deudor divino honra  la promesa de Dios a Abraham de dar una nación al pueblo de Israel, adelantando la creación del Estado de Israel antes de la entrega formal del mandato británico, el sionismo es formado por la burguesía judía diseminada en todo el mundo, El Movimiento Sionista nace en Europa en el seno de la burguesía aria judía, la inmensa mayoría de los clásicos ideólogos y líderes de este Movimiento formaban parte de la burguesía judía aria, es decir eran azhkenasi, que es decir Khazares, (recuerdan a Askenaz hijo de Gomer, nieto de Noe), El escritor judío Arthur Koestler hablo sobre el origen de los judíos askhenazis, quienes se establecieron en Europa del Este (Alemania, Polonia, repúblicas bálticas, Rusia, Hungría, Ucrania, Georgia) y cuyo origen se remonta al pueblo khazar, original de la orilla del Mar Caspio, (coincide con la Biblia en este punto) y que fue expulsado por las huestes de Gengis Khan, y que su conversión al judaísmo se da en el siglo IX, cuando el monarca prefiere el imperio islámico al imperio bizantino, imponiendo esta religión a toda la población, el historiador israelí, Shlomo Sand refrenda esta posición, (¿De ellos se podrá decir que son antisemitas?), en otras palabras, arios europeos que no descienden de Abraham, no eran hebreos, no eran semitas, ni tenían ese llamado linaje real con los judíos de Medio Oriente, (recuerden Sem hijo de Noe de quien nueve generaciones después nace Abraham), de quien se desprenden las doce tribus de Israel. Ahora bien, antropológicamente (y no es descabellado aceptarlo dado que bíblicamente todos provienen primigeniamente de Noe), los pueblos semitas son los pueblos que habitaban esa región como cananeos, hebreos, árabes, fenicios, asirios y arameos entre otros y especialmente filisteos descendientes de Askenaz y acérrimos enemigos de Israel de donde se dice que viene el termino palestina como se mencionó anteriormente. Estos judíos son tan judíos que han realizado investigaciones genéticas para tratar de establecer la pureza de su raza y en función de esto conseguimos el Articulo 2543 de Nature Communications del 11/07/2013, se mencionan diferentes hipótesis de diferentes investigaciones, que establecen que genéticamente hablando, los orígenes ashkenazí provienen de 4 opciones: una ascendencia levantina, una ascendencia europea occidental,/ mediterránea, un origen  del norte del Cáucaso, o bien, una mezcla de los anteriores; hipótesis que se correlaciona adecuadamente con la que planteó el doctor Doron Behar del Centro Médico Rambam en Haifa, Israel, que afirma que los judíos ashkenazim descienden de sólo cuatro mujeres, y se extienden solo a clasificar los subgrupos genéticos distribuidos por Europa, su mayor aporte es la conclucion de que el rastro genetico del Judío Ashkenazí, puede ser seguido, en la historia, por más de 3000 años.  Con la aparición de Lord Rotschild uno de los primeros sionistas de “amplio espectro”, los intereses entre la Gran Bretaña y el Movimiento Sionista por las compañías petroleras hacen que  Palestina, Siria y El Líbano se vuelvan una zona vital de comunicación para controlar el paso hacia el Medio y Lejano Oriente, sobre todo para el transporte de petróleo hacia los puertos del Mediterráneo. Los británicos apoyan la compra de tierras por parte de los sionistas para la instalación de colonias judías, el  capital sionista servía financieramente al dicho gobierno y tenían grandes inversiones en las compañías petroleras, en 1885, los Samuel y los Rotschild crean una sociedad económica siendo los primeros en utilizar el Canal de Suez, los Rotschild británicos financiaron el colonialismo bélico  del Imperio Británico, mientras que los Rotschild franceses financiaron las primeras oleadas de inmigración judía a Palestina, los judíos financian a las potencias mientras las invaden económicamente. En 1840, el Vizconde de Palmerston ministro de Exteriores británico y que posteriormente sería primer ministro del Reino Unido escribió al sultán del Imperio Otomano: “Actualmente existe entre los judíos dispersos por Europa un fuerte sentimiento de que se aproxima el día en que su nación vuelva a establecerse en la región de Palestina. Sería muy importante para el sultán que sugiriese el retorno y establecimiento de los judíos en Palestina, debido a que las fortunas que ellos traerían consigo incrementarían los recursos de los dominios del sultán, y por otro lado, si los judíos vuelven bajo la invitación y el amparo del sultán, se podrían evitar futuros conflictos con Egipto y el resto de sus vecinos. Me gustaría sugerir fervientemente a Su Excelencia que el Gobierno turco invite a los judíos europeos a “volver” a Palestina, (Masalha, Nur-eldeen (1988):On Recent Hebrew and Israeli Sources for the Palestinian Exodus, 1947-49. Journal of Palestine Studies, Vol. 18, No. 1, Special Issue: Palestine 1948. (Autumn, 1988), pp. 121-137).

Ahora bien, histórica y bíblicamente los Israelíes no son originarios del territorio palestino, el derecho sobre ese territorio les fue dado por Dios, bíblica, histórica y antropológicamente los palestinos son tan judíos como los sionistas, teológicamente hablando los israelitas aun cuando fueron el pueblo escogido por Dios, no son cristianos, es decir no creen en Jesucristo ni en el nuevo testamento, ellos entregaron y humillaron a el hijo de Dios aun cuando lo reconocen como un profeta, mas no como el mesias y para rematar ni bíblicamente, ni históricamente, ni antropológicamente ni teológicamente, los sionistas son descendientes de Abraham lo que les deja fuera de todo derecho alegado para arrasar con palestina como territorio y como nación. Sobran las razones para no apoyar la manipulación religiosa, histórica y política de los sionistas, soy cristiano confeso y no creo estar blasfemando, no maldigo al pueblo judío así como no maldigo a ningún ser, pero el movimiento político burgués sionista nada tiene que ver con la palabra de Dios, hacen de la religión el opio de los pueblos, el silencio de las iglesias cristianas las hace cómplices, no es un conflicto religioso, es un conflicto político económico con careta de religioso, necesitan usar el carácter religioso para que los dogmas y fanatismos maquillen sus verdaderos objetivos.

SIONISTA INVASOR, GENOCIDA, IMPERIALISTA                                                                                                          VIVA PALESTINA LIBRE

Los nombre de Abram y Abraham se refieren a la misma persona; Abram («padre exaltado») y Abraham («padre de muchos»), Génesis 17:5 Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham.

La Real Academia de la Lengua describe el termino asquenazí:                                           1. adj. Judío oriundo de Europa central y oriental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5150 veces.



Efrén Méndez


Visite el perfil de Efrén Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Efrén Méndez

Efrén Méndez

Más artículos de este autor