Venezuela: El principio de la esperanza contra las Bases Militares Estadounidenses

Hace un año, nuestro departamento de postgrado de ciencias políticas en la Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela, ofreció un Diploma de Estudios Marxistas, para elevar la conciencia de clase de nuestros jóvenes, estudiantes y compañeros. Jutta Schmitt y mi persona les dimos algunas clases introductorias sobre la filosofía del principio de la esperanza de Ernst Bloch y su utopía concreta, sobre las épocas de revolución social, sobre "zeitwenden” (cambio de los tiempos), la juventud revolucionaria y la creatividad humana. 1)

Durante los próximos tres días continuó un debate ferviente referente a la Revolución Bolivariana y su futuro. Sorprendentemente, el resultado fue un interés muy entusiasta en estos nuevos temas, especialmente en relación con la situación actual casi desesperada en muchos países, con la lucha de clases atrapada en el estancamiento del reformismo, con la depresión global, la recesión económica y la represión fascista violenta. También existe un repudio generalizado contra la matanza genocida caprichosa de millones de personas inocentes en el Oriente Medio y otros lugares por orden social, por el Estado. Las víctimas del imperialismo corporativo, ... de la economía de guerra de los Estados Unidos, financiando cientos de bases militares en todo el planeta, ... son innumerables. El capitalismo agresivo y violenta nunca ha tenido respeto o algún sentimiento humano hacia la vida natural, humana y social; todo en este planeta, incluso a sí mismo, lo convierte en relaciones anquilosadas, en capital, mercancías, dinero, en muerte. Según Karl Marx, en una nota al pie de su monumental obra, El Capital, Tomo I, Parte VIII, Capítulo 31, "Si el dinero, según Augier, 'viene al mundo con un lunar de sangre en una mejilla, entonces el capital viene chorreando de los pies a la cabeza y de cada poro de sangre y suciedad." 2)

Esto es lo que tiene que ser aniquilado. Cualquier alianza, cualquier reconciliación con el enemigo de clase dominante, es decir, cualquier proyecto reformista equivale a sacrificarnos en el altar 'postmoderno' fenício de Baal, del becerro dorado. No tenemos otra alternativa, nuestro principio de esperanza contra el "humanismo militar" es la introducción de lo Nuevo, es decir, el cambio del milenio, de los jóvenes y de la creatividad, en definitiva, la praxis y teoría emancipatoria.

Así que, al igual que en otros lugares, entre la juventud venezolana socialmente menos ‘privilegiada’, especialmente entre los grupos populares, se detecta una frustración general, que muy a menudo da lugar a la evasión psicológica, el consumismo patológico, la sublimación y la capitulación frente a la brutal embestida de la ‘segunda conquista’ en curso. Esta situación crítica está destrozando progresivamente muchas de nuestras anticipaciones, expectativas y sueños diurnos de esperanza juveniles. Big Brother, esto es el Imperio, poco a poco nos catapulta en el vórtice del Moloch devorador y voraz del capitalismo, del billete verde, sí, ... en la propia blasfemia cínica de su "In God We Trust" (en Dios confiamos).

* Aquellos que confían en los grandes dioses haciendo historia, ahora culpan al pequeño diablo del eje del mal, por romperla;

* aquellos que creen que las grandes ideas, las ideas absolutas gobiernan la humanidad, comienzan a quemar libros y a establecer centros de control mental para los pequeños trabajadores;

* aquellos que están convencidos de que la historia es obra exclusiva de los grandes hombres, los eternizan en estatuas, y les dicen a los pequeños hombres que los honren y los adoren para siempre; y por último,

* aquellos pueblos que no tienen un superior y radiante color blanco de la piel, que vegetan como pequeñas criaturas inferiores sin alma y “no sirven ni para el uso ni para el abuso de la filosofía”, en su oscuridad, viven en el patio trasero de la democracia, de la historia.

¿Cuál es nuestro principio utópico concreto de la esperanza? ¿Cómo podemos actuar, pensar y superar la emancipación en América Latina? Estas preguntas sólo pueden ser respondidas en colectivo en la praxis y la teoría, ningún gran dios, idea, hombre o raza nos emancipará: tenemos que hacer, pensar y superar todo de, por y para nosotros mismos, aquí y ahora.

Después de una década de Revolución Bolivariana, los jóvenes venezolanos, los futuros líderes y la esperanza de América, necesariamente tienen que deshacerse de todas las concepciones obsoletas de la historia y de todas las telarañas político-ideológicas. Tenemos que activar nuestras pocas neuronas sanas restantes, a pensar, a reflexionar profundamente acerca de la teoría revolucionaria, para ir con prudencia en el camino de guerra anti-capitalista de la praxis emancipatoria, de la auto defensa creativa y constructiva. Además, entre otras cosas, sobre todo en Venezuela la juventud ardiente y las llamas juveniles de todas las edades han de encontrar y marcar el camino serpentino hacia la salida, el éxodo de los vicios y crímenes del imperialismo tales como el sabotaje, los mortales golpes militares, la desestabilización, la impunidad, el saqueo de los recursos naturales, la burocracia, la corrupción y el asesinato político.

Nuestro éxodo emancipatorio (exvolución) es lo Nuevo, es lo que nunca se ha hecho, dicho o superado, y que no se repetirá. En Venezuela unos excelentes ejemplos de los caminos espinosos que conducen a lo verdadero y realmente Nuevo, fueron las luchas de clase entre el 11 y 13 de abril de 2002, y la batalla para salvar el corazón económico de Venezuela PDVSA de las garras del imperialismo yanqui. Un ejemplo típico de lo Viejo, de lo Obsoleto, fue precisamente el "Caracazo", la matanza despiadada de miles de trabajadores en el 27 de febrero de 1989 por el entonces gobierno de "Acción Democrática" de Carlos Andrés Pérez. Hasta el día de hoy los EE.UU. no protestaron contra esta barbarie, y no título a Carlos Andrés Pérez ni como un "tirano" ni como un "dictador" ni como un "terrorista".

Sin embargo, durante la última década, no cruzamos el Rubicón. Al igual que en el caso de la Revolución de Octubre, si no somos cautelosos, todavía podemos caer en un “puntofijismo" mortal, es decir, en un reformismo reaccionaria. Lo Nuevo, la utopía social concreta, es una de las categorías científicas y filosóficas más complicadas. Es muy compleja de entender, muy responsable de actuar y dentro del sistema global capitalista casi imposible de aventurarse más allá, es decir, de superar y de trascender. Por lo tanto debemos ser muy cuidadosos cuando utilizamos conceptos como el "nuevo hombre o mujer".

Ahora vamos a concentrarnos en algunas serias reflexiones "transhistóricas" sobre la realidad terrenal, la existencia humana y su 'quo vadis' trascendental. Tenemos que partir desde la historia natural, desde el origen de la vida, del hombre, para entrar en el capitalismo y su negación dialéctica, el socialismo, y salir a través de lo Nuevo, hacia la creación y la emancipación.

Fiat lux! Casi desapercibido por los miles de millones de ojos blanqueados, en magnitud sublime, el “Experimentum Mundi", es decir, el experimento cósmico del mundo, Pacha Mama, la vida, todo esto ocurre aquí, en el borde de la galaxia denominada Via Lactea. En términos geológicos formales, la Madre Tierra, Chthon, Geo, ... como un hijo del “multiverso” de la “natura naturans natura naturata"(Avicena), es decir, de la naturaleza creativa, creadora y creada, ... ya ha existido desde una miríada de eones; nuestra mejor estimación científica ubica la fecha de nuestro origen material, el nacimiento de nuestro planeta Tierra a unos 4,54 millardos de años. Incluso los partidarios de la teoría lógica formal del Big Bang afirman que nuestro universo, nuestro "hen kai pan“, nuestro único y todo, tiene una edad de entre 13,5 y 14 millardos de años. Visto desde semejantes dimensiones celestiales, con todo el debido respeto, qué tan liliputiense debe ser el carácter arrogante del gobierno de los Estados Unidos en la Casa Blanca y de todos los magnates corporativos a nivel global! Todo esto ocurrió y sigue ocurriendo sólo con el fin de que algunas elites bombardean el planeta al infierno? Peor aún,será que millones de trabajadores realmente les permitirán hacerlo? ¿Es esto razón, racional, la racionalidad? ¿O es el eclipse total de la razón?

Bueno, sigamos ...

Sin embargo, lo que aún podría suceder en nuestro pequeño planeta sigue siendo escrito en las estrellas. En principio, las juventudes, los jóvenes generalmente experimentan llenos de esperanza con lo Nuevo , se convierten en detectives sociales, ingenieros políticos y constructores de economías. A simple vista, salvo las excepciones brillantes, hoy en día lo anterior parece ser una quimera, un espejismo de la década de 1960. Los medios de comunicación masiva, los video juegos, la música, las drogas y el consumismo parecen haber hipnotizado también una gran parte de la de la juventud ‘colonial’ postmoderna. Parece que los jóvenes modernos de la globalización sólo chatean y se interesan en todo, menos en el socialismo, el marxismo y la revolución. Seguramente, también en Venezuela, no todo está ganado todavía, pero tampoco no todo está perdido todavía. Las últimas manifestaciones orquestadas por la "oposición" venezolana contra el Presidente Chávez verificó que, aparte de una pequeña minoría de individuos lavados del cerebro, los jóvenes, alumnos y estudiantes, no están dispuestos a apoyar a ciegas el fascismo abierto.

Estando en el poder ya durante una década, Chávez sigue gozando de una popularidad de al menos 60% - al lado de Fidel Castro, este es un récord en América Latina. Esta es la razón por la protesta golpista contra la nueva ley de educación. Ellos temen que su manipulación y el adoctrinamiento de los jóvenes están llegando a su fin. Están perdiendo el control mental y físico de los jóvenes, de toda la juventud de corazón.

Por lo tanto, carentes de grandes mentiras, engaños militares, cuentos de hada y mitos religiosos, es decir, sin ningún tipo de ilusiones estamos tratando de reflejar algunos aspectos innovadores de nuestra época. Este comentario simple y relativamente introductorio se dirige hacia la juventud emancipatoria del mundo, y hacia la juventud acumulada de todas las edades. Sin embargo, debido a la complejidad de nuestro tema, nos permitimos regresar a nuestro experimento mundo, a la sublime altura filosófica del análisis emancipatorio, de la crítica constructiva y de la autocrítica.

Sabemos que la vida material, espiritual y trascendental, se desarrolló aquí en la Tierra millones de años atrás y progresivamente la vida multifacética cambió a Geo en un mundo cósmico 'no-céntrico', hilozoista y panpsíquista. Este proceso mundial lo han iluminado Friedrich Engels y Charles Darwin hace siglos. Como tal aparecieron un gran número de experimentos naturales: el amanecer de los simios, chimpancés, monos, gorilas, simios-hombres, hombres-monos, los homínidos y los hombres ... mucho más tarde, aparecieron en el horizonte solar incluso los tiranos, dictadores, salvadores, santos, papas, los hombres-dioses y los hombres de Dios. Todo esto en parte ya fue puesto de relieve por Charles Darwin en su trabajo pionero, The Ascent of Man (1871), El Ascenso del Hombre.

En el Día de San Valentino de 2009, recordamos a los amantes terrestres de su descendencia del simio, también sobre algunas de las cosas posibles por venir:
"Sobre el futuro del homo sapiens sapiens de la clase dominante, sobre su venidero modo de destrucción, en 1876, Friedrich Engels ya nos advirtió. En su famoso ensayo “El papel del Trabajo en la transición del mono hacia el hombre”, escrito en mayo-junio de 1876 y publicado por primera vez en Die Neue Zeit, 1895-96, Engels dijo:

“Sólo el ser humano ha logrado de estampar su sello a la naturaleza, al no sólo desplazar plantas y animales, sino también al cambiar el clima de su lugar de residencia, y hasta al modificar la fauna y la flora de manera tal, que las consecuencias de su actividad sólo podrán desaparecer con la extinción universal del globo terráqueo entero." 3)

Engels, sin duda, advirtió que el "experimentum mundi” podría fallar, que no habrá final feliz si perpetuamos las relaciones amo-esclavo y que las actividades de explotación del hombre de la clase dominante capitalista sólo desaparecerá con la "extinción universal del planeta Tierra entero". Como podemos ver no hay nada decidido, determinista, "economicista" o absoluto en el anti-capitalismo científico y filosófica, es decir, en el socialismo.

La humanidad, o sea, nosotros ... las “herramientas que hablan" (Aristóteles) de nuestros "reyes filósofos" (Platón) ... sólo entramos en la existencia terrestre unos pocos cientos de miles de años atrás. Entramos en un orden mundial auto-destructivo, hecho por el hombre, en el proceso de trabajo, en el proceso de producción, en una historia de explotación natural y social, de dominación, discriminación, militarización y alienación . Nuestra realidad histórica "pre- y post-moderna", el actual proceso inexorable mortal de la acumulación de capital nos catapulta al más allá de los tiempos, y nos encontramos en el Rubicón, al borde de una "Zeitenwende” (cambio de tiempo de la época), en la encrucijada cataclísmica de una ruleta rusa imperialista corporativa. Si no ocurre un "milagro" científico de última hora, si en el tiempo no podemos arrancarnos a nosotros mismos de nuestro letargo complaciente actual, entonces rápidamente miles de millones de nosotros serán despedidos, reducidos y expulsados de la historia, deslizándonos hacia el agujero negro más cercano del olvido cósmico.

Realmente parece que todos los hombres de la clase dominante se empeñan en la destrucción de la vida en nuestro planeta. Los perros de guerra de todos los géneros bélicos, como fue el caso de los bombardeos nucleares innecesarios sobre Hiroshima y Nagasaki, están desesperados para poner a prueba sus armas de destrucción masiva, es decir, para destruir en pocos siglos lo que tardó miles de eones para entrar en su existencia planetaria. No se pueden expresar en palabras las dimensiones de las atrocidades de la burguesía imperialista, corporativa, que comete tranquilamente sus crímenes contra la naturaleza y la sociedad. Quién sabe, a lo mejor el último presidente de los Estados Unidos George H. W. Bush, padre, ha formulado el veredicto verdaderamente democrático y popular para esas atrocidades transhistóricas y esa traición fascista tan abominables:
"Si el pueblo norteamericano supiera lo que hemos hecho, nos cuelga de los postes de luz". 4)

¿Qué significa todo esto? ¿Puede aún sobrevivir y emanciparse la humanidad, la vida planetaria?

A diferencia de hoy, en el pasado, la vida en el planeta tierra en varias ocasiones se vio gravemente amenazada externamente por los cambios climáticos radicales y otros factores astronómicos adversos.

El 27 de julio de 2009, explicamos lo siguiente:
”... según estimaciones científicas, durante millones de años, por lo menos tres veces los desastres naturales, ... las colisiones con otros cuerpos celestes o repentinos cambios climáticos drásticos, ... han aniquilado más del 90% de la entonces existente vida, y han destruido una gran cantidad de inestimables experimentos cósmicos de seres vivos. El llamado homo sapiens sapiens probablemente sufrió un parto prematuro, en comparación con las cucarachas y los cocodrilos, para utilizar un pronombre neutral, apenas podía sobrevivir. Sólo gracias a los genes naturales que comparte con los chimpancés y los cerdos, especialmente con su cerebro creativo, la humanidad fue capaz de sobrevivir. El cerebro, en cooperación con su pulgar, o sea la praxis y la teoría, salvaron su vida, a través de los milenios, y estos fueron sus únicas armas formidables para la auto-defensa en un hábitat natural y social violento." 5)

Frente al globo-fascismo actual, que ya ha cobrado más de un millón de vidas inocentes durante las últimas décadas, nuestras manos y nuestros cerebros todavía podrían salvar la vida terrestre? Si no, adiós, corona de la creación!

Son miles de millones de nosotros, los que han sido embaucados ideológicamente hasta el borde como resultado de la "información", "cultura", "educación" y "socialización" de la clase dominante. Muchos de nosotros no tenemos la menor idea de lo que realmente está sucediendo a nuestro alrededor. Y aquel que, como una enciclopedia caminante piensa que lo sabe todo, que ha patentado la verdad, muy pronto, como Sócrates, descubrirá su ignorancia crónica inmensa sobre los extraterrestres del Pentágono, los planos de las llamadas “revoluciones de color", las mentiras sobre Chávez, los mitos sobre el '9 / 11 ', Bin Laden, sobre quién realmente "descubrió" América, sobre quien fue el primer ruso en el espacio y lo que está ocurriendo en Los Alamos bajo tierra o en el 'Área 51' en el desierto. Se sorprendería de lo que se trata la libertad, la igualdad, la fraternidad, la democracia y la justicia.

Muchos de nosotros, que ahora vivimos en ciudades de carpas, bajo los puentes, en los guetos, 'cerros' y 'favelas', tal vez pronto seremos marcados y transportados a los campos (de concentración), los 'gulags', campos de fútbol, bantustanes o incluso a cuevas. Estamos demasiado cerca de los momentos fugaces de la realidad contemporánea beligerante. Muchos de nosotros estamos sumergidos patológicamente en el consumismo, en un profundo sueño reformista, en un coma intelectual; millones de nosotros no nos importa ni un centavo la revolución, el socialismo, la emancipación o la vida futura en este planeta. Como el capitalismo se está globalizando inexorablemente, en progresión geométrica, a diario se nos está aterrorizando con verdaderas o falsas historias de horror producidas por el imperio de Murdoch, o incluso se nos horroriza con horribles noticias como las de Faluya o Gaza. Poco a poco los jóvenes están acostumbrándose a la guerra, al miedo y al horror, se están preparando para el humanismo militar por venir, están siendo cortados de raíz, están siendo condenados a morir en "defensa de su patria".

Ahora, quién estudia científica y filosóficamente la historia contemporánea, ... el capitalismo, el socialismo, el imperialismo, las teorías del imperialismo, el fascismo, las teorías del fascismo, ... y quién realmente sabe lo que está ocurriendo en esta gran depresión, en esta recesión mundial? Todos los precursores de esta depresión y recesión global terminaron en guerras sangrientas, y los trabajadores tenían que soportar el peso de la restauración del capitalismo sobre sus hombros explotados. Las “recuperaciones” pasadas del capitalismo tenían un alto precio, miles y millones de víctimas, infraestructuras, viviendas, lugares de trabajo y ciudades destruidos. Esta vez va a ser peor, no es sólo una "crisis económica", es el colapso lógico y definitivo del sistema capitalista mundial decadente.

Sí, vivimos en una época decisiva de cambios radicales, en un "cambio de los tiempos".
¿Cuáles son las características sociales de estas épocas de drásticos cambios internos? La matriz de todas las revoluciones sociales, la Revolución Francesa, nos da una idea de los sentimientos de esas épocas de transición dramática.

A continuación citaremos extensamente de un "secretario" del "Weltgeist” burgués revolucionario triunfante, de su clásico: "Historia de Dos Ciudades". En esta novela Charles Dickens explica la grave agudización de las contradicciónes dialécticas de la lucha de clases sociales. Nos cuenta:
"Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos,
era la edad de la sabiduría, era la edad de la estupidez,
era la época de la creencia, era la época de la incredulidad,
era la estación de la Luz, era la estación de la Oscuridad,
era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación, ... "6)

En esa época de revolución social, existía una "primavera de la esperanza" para la burguesía emergente, para la acumulación global del capital, para la venidera globalización. Era el "invierno de la desesperación" para el clero y la nobleza en caída.

Pero, ¿qué dijo acerca de los trabajadores, del "proletariado" (Marx y Engels), sobre "Los Miserables" (Victor Hugo), la "carga del hombre blanco" (Rudyard Kipling) y los "condenados de la tierra" (Frantz Fanon)?

Continuemos citando a Dickens:

"... Teníamos todo ante nosotros, no teníamos nada ante nosotros, todos íbamos directo al cielo, todos íbamos directo al contrario - en resumen, el período fue tan lejos como el período actual, tanto que algunas de sus más ruidosas autoridades insistieron en que sea recibido, para bien o para mal, solamente en el grado superlativo de comparación." 7)

Nada ... es por eso que, al igual que aquí tenemos que decir lo que queremos decir y querer decir lo que estamos diciendo!

Nada, la revolución no llegó al proletariado, seguía siendo incompleta. Los esclavos asalariados estaban condenados a ser explotados "para bien o para mal".

En 1789, el “noble salvajismo” de Rousseau no triunfó en las calles y barricadas de París; por el contrario, fue la “democracia” burguesa, ... la libertad, la igualdad y la fraternidad de la acumulación del capital y su expansión la que triunfó ... la bestia de Hobbes, “bellum omnium contra omnes" (la guerra de todos contra todos) comenzó a introducir su futuro “reinado sangriento del terror". Hoy cuando ha alcanzado su cenit de la perversa destrucción militar, el terrorismo imperialista corporativo se llama "dominio de espectro completo", algunos también eufemísticamente lo llaman "humanismo militar", otros, simplemente la guerra contra el "eje del mal", que comprende "los estados fracasados", como Cuba, Venezuela, Irak, Afganistán, Corea del Norte, Irán, Ecuador o Bolivia. Fue desde entonces, que las razas superiores, un 'Herrenvolk', un 'pueblo elegido', el 'homo homini lupus’, reinan a nivel global sobre las razas de los esclavos, los hijos de Ham, "los miserables" y "los condenados de la tierra". Lo siguiente demuestra cuán profundo está incrustado el racismo en la acumulación original primitiva de capital en las civilizaciones antiguas: el Talmud babilónico afirma que los "negros" eran los hijos de Ham, que fueron maldecidos por Dios con la 'negritud'. En realidad, fueron degradados a esclavos, a “cortadores de leña y portadores de agua"; fue en el siglo XX cuando un Herrenvolk, el régimen fascista del apartheid en Sudáfrica, utilizó este 'testimonio sagrado’ para esclavizar a más de 40 millones de ‘negros’.

De hecho, objetivamente, en el imperialismo corporativo, en el actual modo de producción global, hoy más que nunca, siguen desatadas violenta e inexorablemente las relaciones amo-esclavo, las contradicciones capital-trabajo, las luchas de clase internacionales entre la burguesía y el proletariado. Subjetiva y "transjectivamente", la descripción de la situación social actual es sumamente complicada y compleja, ya que necesitamos una nueva lógica, ciencia, filosofía e incluso un nuevo "hombre" para determinar el paso del Rubicón a nivel global, de la revolución capitalista a la emancipación creativa.

En cuanto a la "primavera de la esperanza" durante el cambio de los tiempos, el 24 de abril de 2009, comentamos lo siguiente:
"A través de los milenios, nuestro grito de guerra debe ser en las brillantes palabras de Anaximandro: el que no espera lo inesperable, nunca lo encontrará. Por esta misma razón, sigue existiendo una posibilidad infinitesimal, por medio de las luchas globales de clase de los trabajadores, para erradicar y aniquilar la monstruosidad capitalista. Según Bloch, en la titánica batalla contra el capitalismo, en la lucha de clases a nivel mundial muy poco se ha ganado, pero también, no todo está perdido todavía, el experimento mundo, el hombre, continúa." 8)

Generalmente, antes de obtener el éxito, muchas veces los experimentos fracasan. El capitalismo tardó muchos siglos para realizarse, como dijo Hegel, para terminar de fallecer en las arenas movedizas galácticas del tiempo. El capitalismo fue posible, se hizo real, luego, pasó a la decadencia y perecerá, debido a sus graves conflictos dialécticos, y por lo tanto, se desvanecerá en la obsolescencia. Su error mortal fue, que nunca le dio una oportunidad a su posible negación, su no-A, para auto-realizarse. El anti-capitalismo, el socialismo, sigue siendo una utopía, lo posible, lo nuevo auténtico. Nuestro momento está ahí, el capitalismo, con todos sus arsenales de destrucción está experimentando actualmente el nadir de su hegemonía; su energía vital se está agotando. En el momento el capitalismo está bombardeando en pedazos a su quintaesencia dialéctica interna: trabajo - capital.

Se ha hablado, escrito y debatido mucho acerca de lo Nuevo; en las últimas décadas se le dio todo tipo de connotaciones ideológicas 'postmodernas' que son sistémicas; hoy por hoy lo nuevo, lógico-formal e incluso dialécticamente como postulado filosófico, como eros creativo, como "vis vitalis”, como concepto emancipatorio, está siendo violado y sacrificado en el altar de la patológica codicia capitalista, la avaricia y el consumismo. Durante el siglo XX, fueron entre otros Ernst Bloch, Frantz Fanon y el Ché Guevara los que seguían tratando de rescatar sus formas y contenidos emancipatorios utópicos.

En la actualidad, experimentando su mayor recesión y depresión, el capitalismo mundial está entrando en su "invierno de la desesperación”. ¿Existe todavía una "primavera de la esperanza" para nosotros, para las clases explotadas, dominadas y discriminadas, o es que el imperialismo global ya ha parado la "llegada de la primavera” proletaria?

¿El capitalismo o el marxismo o ambos de ellos están obsoletos? Como se dijo antes, dentro de un sistema mundial cerrado, un ensueño utópico es posible, y una expectativa de anticipación puede o no convertirse en objetiva, concreta, cierta. Hasta ahora nunca se ha realizado a escala mundial el socialismo como un verdadero anti-capitalismo, pero todavía es posible. Se está muriendo algo totalmente materializado y realizado: se están agotando todas las posibilidades del modo de producción capitalista, por eso últimamente es tan brutal en Irak y Afganistán, tan mortal en Faluya y en Gaza.
Bloch nos recordó que la esperanza (Hoffnung) no es confianza (Zuversicht); en materia de emancipación no hay nada seguro o a salvo. La esperanza emancipatoria es acosada por todo tipo de peligros, por cientos de bases militares estadounidenses, llenas con arsenales de armas de destrucción masiva. Internamente esto se amplifica con un añejo holocausto mental a nivel global, con mecanismos sofisticados del control mental, y con dispositivos de vigilancia de carácter orweliana. En estos días, si alguien se pararía en Speaker's Corner en Hyde Park, Londres, en medio de millones de cámaras de vigilancia, tratando de convertir a los trabajadores hacia el socialismo, explicarles a las abejas consumistas zumbando la lucha de clases sería equivalente al desesperado trabajo de un Sísifo antiguo.
¿Quién todavía no está en órbita, que no tiene la visión a largo plazo de la historia, no puede ver el 'Titanic' hundiéndose, no puede escapar del diluvio que viene, el tsunami poderoso de toneladas y toneladas de hielo descongelado procedente del Polo Norte, no puede sentir los ardientes rayos procedentes de los agujeros en la capa de ozono de la Tierra, no puede registrar la radio-actividad que viene desde arriba, de las potentes bombas que fueron lanzadas por los EE.UU. después de la Segunda Guerra Mundial en el Cinturón de Van Allen.

¿Qué fue lo que el filósofo Ernst Bloch consideró signos revolucionarios distintos, el principio de la esperanza de nuestro cambio de los tiempos turbulento?

En primer lugar, el "cambio de los tiempos" en sí.

Entre muchos otros, Marx, Engels, Rosa Luxemburgo, Lenin, Trotsky y Bloch han explicado que para las épocas de cambio social radical, para las violentas luchas de clase, no existen recetas, ni horarios, y tampoco pueden ser copiados, importados o exportados. Cada vez que se presenta una nueva época, su espíritu de la época (zeitgeist) se abre su propio camino. La razón práctica de Kant y el Weltgeist de Hegel (espíritu del mundo) marcaron el comienzo de la ilustración burguesa. Desde allí Bloch continuó con su pedagogía marxista de los pueblos oprimidos.

En el 'cambio de los tiempos’, durante las épocas de cambio radical, como la que estamos presenciando ahora, a causa de lo Nuevo, de su novedad, innovación y frescura, esas épocas están preñadas con juventud, con la creatividad erótica y con el eros creativo. Lo Nuevo no es la continuación de lo obsoleto, o una copia del pasado, ni es la monotonía ideológica de ayer. En este sentido, según Bloch, es hora de humanizar y socializar las clases explotadas a nivel mundial. Vinculando la iluminación kantiana con el humanismo marxista, Bloch destacó que "aunque en el caso de que sea cierto que las relaciones sociales forman los seres humanos, no tenemos otra alternativa que cambiar las mismas relaciones en relaciones humanas. Que viva la razón práctica!".

Para demostrar la dificultad enorme para la humanidad a caminar con dignidad, Bloch señaló que históricamente hemos podido registrar miles de guerras, pero menos de diez revoluciones.

En cuanto a las profundidades y alturas práxicas y teóricas del principio de la esperanza de Bloch, para no repetirnos, vamos a citar dos importantes artículos publicados el año pasado.

En cuanto a la juventud como categoría filosófica, el 18 de junio de 2008, en el artículo "Venezuela: la juventud, los estudiantes, la educación y el marxismo", hicimos hincapié en que el entusiasmo, la imaginación y la fantasía juvenil, "la juventud misma, los sueños juveniles de anticipación, forman el principio utópico y concreto de la esperanza (Ernst Bloch)." 9)
Explicábamos que en su escrito "Marx als Denker der Revolution" (Marx como el teórico de la revolución), Bloch (ampliamente considerado como el padre del movimiento estudiantil de 1968 en Europa y otras partes) hizo hincapié en que "la juventud es impulsada por un presentimiento oscuro de las cosas por venir ", de algo por delante, de la aurora en el horizonte carmesí humano." 10)


Bloch explicó que los jóvenes rebeldes ya sospechan lo que no quieren, sin embargo, “todavía no” saben lo que hay que hacer, lo que hay que pensar, como aventurarse más allá de este valle de lágrimas capitalista y terrorista.

Hace un año, el 18 de septiembre de 2008, en un artículo titulado "Ernst Bloch: El gato cae sobre sus cuatro patas, el que no ha aprendido a pensar cae en el eterno ayer", les informamos que ya en 1974, en vísperas del globofascismo, del pensamiento internacional, del control mental y físico, Bloch nos advirtió acerca de la posible despedida global a la utopía. 11)

En segundo lugar la juventud, la adolescencia enérgica y la juventud inquieta en sí son elementos y creaciones emancipatorios del cambio de los tiempos. Bloch aún espera por la emancipación dentro de la productividad, dentro del proceso de producción planetaria. Nosotros, en honor a Bloch, estamos tratando de aventurarnos más allá de la producción sistémica, nosotros incluimos las posibilidades de realizar la emancipación creativa extra-sistémica y 'transvolucionaria'. Seguramente, la esperanza utópica concreta fundamental no es la confianza o la seguridad nacional; no hay "final feliz" y tampoco nos espera el Cielo en el más allá. Somos el experimento, somos parte del "experimentum mundi"; puede resultar victorioso, o tener un resultado diferente, es decir, puede fracasar. Sin embargo, el resultado de este experimento planetario puede ser totalmente nuevo, puede ser "triferente”, puede ser ni el éxito ni el fracaso. Por lo tanto, la verdadera esperanza no es ni confianza, ni triunfalismo. Por ejemplo, no hay nada seguro en cuanto a la esperanza de una victoria socialista en Venezuela o en otro lugar.

Por último, en esta época de transformación social radical, de la depresión política, la recesión económica y la represión militar, del globofascismo, donde la humanidad, de hecho, ya está comprometida en una batalla de vida y muerte, en devastadoras guerras de clase internacionales bajo condiciones desastrosas beligerantes ... entre otras, en Gaza, Sri Lanka, Nepal, Palestina, Colombia, Irak, Afganistán y Pakistán ... será mejor que despertemos rápidamente de nuestro sueño consumista profundo (Shelley), nos deshacemos de nuestros mecanismos de evasión, y de nuestro miedo a la libertad (Erich Fromm).

Lo qué escribió Percy Bysshe Shelley en 1819, en vísperas de la Revolución Industrial en Inglaterra, cuando la masacre de trabajadores en Peterloo por parte del gobierno británico, sigue siendo válido hoy:
"Levantáis como los Leones al despertarse
En cantidad invencible,
Sacudéis sus cadenas a la tierra como el rocío
Que durante el sueño había caído sobre vosotros -
Vosotros sois muchos – ellos son pocos. "12)

A pesar de todas sus mentiras, por ejemplo, sobre el “9 / 11”, el capitalismo mundial teme la verdad, la juventud, la creatividad social, lo nuevo, es decir, teme lo en que los miles de millones de esclavos asalariados podrían convertirse: en emancipados!

En resumen, en la actualidad, por medio de las guerras de clase internas, el hombre dominante está amenazando a sí mismo; a nivel internacional hace lo mismo a través de la auto-aniquilación sistemática. Estamos viviendo en un cambio de los tiempos decisivo de la historia, tenemos que estudiar su Zeitgeist, sus tendencias científicas y sus latencias filosóficas, al igual que sus objetivos a corto y largo plazo, su revolución.

Marx expresó el principio de la esperanza de la siguiente manera: un problema sólo aparece cuando la humanidad ya tiene la solución a la mano.

En nuestro caso específico, el objetivo a largo plazo del experimentum mundi, lo Nuevo, ya amanece en el horizonte carmesí del Planeta Tierra. Tenemos la "libre" elección: depende de nosotros si queremos hundirnos en las arenas movedizas de la arrogancia, la ignorancia y la obsolescencia corporativa, en el pozo negro capitalista de la oscuridad fascista radio-activa o si queremos trascender este valle de lágrimas imperialista por medio de un éxodo creativo, cruzando el Rubicón hacia el reino de lo Nuevo, de la emancipación. Nos espera una guerra global gigantesca, que se llama “paz mundial”. Nuestro llamamiento es lo Nuevo, una nueva lógica, ciencia, filosofía y sabiduría, es decir, lo Nuevo per se. Para ello no necesitamos crear ningún proyecto Manhattan con armas de destrucción masiva: sólo tenemos que vivir la Verdad a nivel "práxico", estudiar la realidad en teoría, y superar la revolución mundial burgués-capitalista con la emancipación creativa, con la creación emancipatoria. Como enseñó Bloch, la génesis es ahora, después de la producción explotadora viene la creación humana. Sin embargo, estos temas merecen sin duda nuevas discusiones y nuevos
comentarios en el futuro próximo.



***
1) See: http://www.franzlee.org.ve/bloch001.html

2) http://www.econlib.org/library/
YPDBooks/Marx/mrxCpA31.html

3) (My own free translation from the German original)
http://www.pr-inside.com/franz-j-t-lee-
no-problem-r1059947.htm

4) http://www.mathaba.net/0_index.
shtml?x=619885
5) http://www.opednews.com/articles/Honduras
-and-Venezuela-Ro-by-Franz-J-T-Lee-090726-107.html

6) http://www.quotationspage.com/quotes/
Charles_Dickens

7) Ibid.

8) http://www.mathaba.net/0_index.shtml?x=619885

9) http://quebec.indymedia.org/en/node/30964
10) (Ibid.)
11) http://www.trinicenter.com/modules.php?
name=News&file=article&sid=1896&
mode=thread&order=0&thold=0964
12)
http://www.artofeurope.com/shelley/she5.htm
http://www.franzlee.org.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1624 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a86820.htmlCd0NV CAC = Y co = US