Metrallas guerrilleras contra Chávez

Casi muero de curiosidad cuando leo reacciones como las que se produjeron cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) que liberaran a los secuestrados a cambio de nada.

Que la guerrilla había pasado a la historia, de moda, en fin, estas declaraciones han sido hartamente difundidas y los lectores las conocen muy bien. No hacen falta mayores detalles.

Lo que quiero plantear es que me llama poderosamente la atención como una vez que el jefe de Estado habla al respecto, enseguida sale un montón de gente a justificar la guerrilla en Latinoamérica y en cualquier otra parte del mundo, con declaraciones que, a mi juicio, lucen bastantes temerarias.

Eso me preocupa y me disculpan, pero es que en el fondo creo que entre estas personas hay muchas que les pica un mosquito y les da leishmaniasis. Nunca han estado en la montaña ni siquiera de paseo o haciendo turismo de aventura.

En el caso de Chávez y su incondicional pedido a la Farc no faltaron supuestos estudiosos que lo invitaron a leer sobre marxismo en medio de insinuaciones de ignorancia, dejando entrever que estaría equivocado y desconocía la verdadera razón de ser del surgimiento de esos grupos armados en la selva.

Incluso, los que se identifican como revolucionarios se ven más severos todavía. Ciertamente se nota que se trata de gente que sabe, conoce el tema y es que así no tengan esa densidad intelectual que evidencian o de la cual presumen, pienso que se les debe respetar su opinión como a cualquier mortal de este mundo.

Sin embargo, noto una ligereza y en cierta forma una desconsideración en algunas personas que fijan su posición, en torno de este conflicto.

Sé que muchos son hombres que hablan con propiedad, porque han tenido un fusil empuñado en la montaña y, con razón o no, lo que dicen sobre la guerrilla hay que escuchárselos. Así no sea santa palabra, habla la experiencia.

Pero lo que no me convence son las posiciones y las críticas de los que he dado en llamar guerrilleros teóricos. Esos que estoy seguro que se encuentran en una oficina encerrados con aire acondicionado y unos libros de Carlos Marx, Federico Engels, Lenín, estrechando a “plomo limpio”, la brecha social entre ricos y pobres, pero que como ya les dije, si se asoman a la ventana y los sorprende un cielo nublado y una ráfaga de viento con olor a lluvia, sueltan el estornudo de uno de esos resfriados que atacan con temblores y sudorosos fríos de sangre.

Ahora, imagínenlos mis amigos lectores, cruzando un río en la noche luego de un día expuestos a un sol inclemente con los pies nadando en sudor dentro de sus botas y desafiando al otro lado el sonido de una culebra cascabel o el rugido de un tigre.

O cierren los ojos y piénselos formando parte de una columna de hombres que avanzan casi rampeando entre la maleza, mientras escuchan el traqueteo de ametralladoras y los vuelos rasantes de helicópteros artillados. ¡Qué va!

No quiero desmeritar la posición de intelectuales hablando sobre la guerrilla, creo que hacen falta, son necesarios sus aportes, pero los palpo un tanto despersonalizados. A mí me gustaría que no sólo consultaran a Marx, Engels, sino que le pusieran más corazón a la opinión de guerrilleros, de esa población que ocupa la frontera y que tiene sus viviendas en plena línea de guerra. Y por qué no, a los residentes urbanos que también son víctima de esos sangrientos enfrentamientos en barrios y urbanizaciones.

Sería interesante ver lo que piensan esos campesinos que, aparte de vivir desafiando las adversidades de la selva, están expuestos al sobresalto de que un día reciben la visita de la guerrilla, otro; la de paramilitares y luego la de las fuerzas del gobierno o viceversa.

A esa gente y a los mismos insurgentes es que este humilde periodista piensa que se les debe consultar sobre las declaraciones de Chávez y si quieren la paz o tener 40 años más de guerra.

Y así, antes de ametrallar a nuestro Mandatario, veríamos que tan desubicadas estarían sus declaraciones, o que tan certeras pueden haber sido en busca de la paz colombiana.


albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2526 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a59595.htmlCd0NV CAC = Y co = US