¿Qué hacen los militares alemanes en Palestina?

Cortes de agua y electricidad, suspensión de todo intercambio comercial, prohibición de entrada de alimentos y medicinas, son algunas de las medidas de represalia ordenadas por el Comisario del Reich contra el millón y medio de “üntermensch” (subhumanos) encerrados en el gheto palestino. En una acción sin precedentes que los observadores internacionales consideran como un reconocimiento del fracaso de las expediciones de castigo del arma aérea alemana (Luftwaffe) contra “terroristas escondidos en el Gheto”.

En los últimos meses los stukas (cazabombarderos en picado) alemanes lanzaron ataques diurnos y nocturnos sin previo aviso contra edificios, casas y transportes públicos en Palestina, donde se creía se encontraban los terroristas detectados por la Policía Secreta del Estado (Geheime Staat Polizei – GESTAPO). Estos ataques aéreos causaron la muerte de muchos civiles, hombres, mujeres y niños entre quienes, asegura el Alto Mando Alemán, se disimulaban los terroristas.

Las nuevas medidas de represalia han paralizado casi totalmente la vida en el Gheto provocando, según los observadores de la Cruz Roja Internacional, “graves problemas de alimentación, especialmente en los niños” y una “crisis hospitalaria sin precedentes”. En las entradas del Gheto se acumulan los contenedores de medicinas y alimentos de ayuda internacional, cuyo paso impiden los militares alemanes. “No queremos que tengan una vida cómoda” ironizó ante la prensa internacional el Comisario del Reich para los territorios ocupados, General Moisés Eichman.

EL PUEBLO ELEGIDO DE DIOS

Como se sabe, los alemanes se consideran “el pueblo elegido” por Yahvé (Dios) y por lo tanto superiores a todos los demás pueblos del planeta, y especialmente a los árabes y palestinos a quienes juzgan “subhumanos, ignorantes y antihigiénicos”. Las autoridades alemanas consideran “necesaria y justa” la ocupación de los territorios palestinos por la necesidad de “espacio vital” del pueblo alemán, e igualmente “necesarias y justas” las medidas de represalia dictadas por “la necesidad de defender la vida y los bienes de los ciudadanos alemanes amenazados por los terroristas palestinos”.

El General Eichman, en rueda de prensa con los corresponsales extranjeros en Tel Aviv, fue enfático al afirmar “Tal y como cualquiera puede leer en el Antiguo Testamento, el pueblo alemán fue elegido por Dios como “SU” pueblo, y hombres como Albert Einstein, Karl Marx o Sigmund Freud demuestran nuestra inteligencia racial, para llamarla de algún modo, y el derecho que tenemos para imponer nuestro sistema a los palestinos”.

Al preguntársele sobre el llamado de algunos voceros árabes y palestinos para “arrojar a los alemanes al mar”, el General Eichman afirmó que “esas declaraciones y los atentados terroristas forman parte de la resistencia de su barbarie ante nuestra civilización, pero son inútiles porque estamos dispuestos a cumplir con el mandato divino de civilizar el Medio Oriente. Dios es la autoridad suprema y nos eligió para esta tarea, que cumpliremos hasta lograr lo que nosotros llamamos Solución Final del Problema Palestino”.

rotheeduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2045 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor