Quinto malo

Lógica y dialéctica de la desestabilización

El imperio yanqui se ha propuesto desestabilizar a Venezuela para impedir que su camino de independencia se consolide.Desde la aparición del liderazgo de Hugo Chávez para organizar, en torno al pensamiento Bolivariano, a un pueblo que escogió rebelarse abiertamente contra el neoliberalismo, a finales de febrero de 1989, el Pentágono y la CIA no han dejado de pensar, trabajar y conspirar en contra nuestra.

La lógica del capital -que, a fin de cuentas es la misma lógica cartesiana con la que «se nos domina por ignorancia más que con las armas»- ante una Venezuela decidida a no tener retorno en sus avances revolucionarios, se ha propuesto unir a todos sus aparatos de dominación como Estado, para conseguir que regresemos al redil de sus rebaños, tal como lo estábamos hasta la IV República.

Entre otras cosas, utilizan sus laboratorios para generar «in vitro» un «Caracazo», similar en masificación e intensidad, al ocurrido por consecuencia dialéctica de los movimientos de la lucha de clases en la Venezuela de 1989. Algo realmente imposible.

Comparando realidades y escenarios

Cuando el 29 de julio, de 2017, se cumplieron 50 años del terremoto de Caracas, muchos sesudos pronosticadores de lo impronosticable aseguraban que entrábamos en tiempos de réplicas y que había que prepararse para un sismo igual o peor al ocurrido en 1967.

Ahora cuando se acaban de cumplir 50 años del «terremoto» social que estremeció a París en Mayo de 1968, otros pronosticadores de lo impronosticable no sólo aseguran réplicas «sísmicas» parecidas sino que aseguran que las actuales protestas de calle por parte de los llamados «chalecos amarillos» lo son.

Con menos años pero igual premura, los acontecimientos que parten en dos la historia de Venezuela el Imperio quisiera repetirlos bajo su control y tutela.

Mirar la realidad, física o social, bajo la mecanicista óptica cartesiana, genera siempre pronosticadores que asientan sus creencias en especulaciones o interpretaciones destinadas (a veces también interesadas) o encallejonadas hacia falacias de «autoridad científica» que pretenden imponer por verdades que, prácticamente, nadie se atreve a cuestionar y mucho menos a desmentir.

Leer la realidad, como leer un libro, cualquier texto impreso o en formato digital, reclama de un pensamiento crítico que la lógica dominante se ha ocupado en desaparecer. Hemos sido educados o preparados para justificar las relaciones de dominación que padecemos y para ello la ciencia ha desarrollado un sistema de creencias cónsono con la explotación capitalista y su enajenante manera de producir sus bienes.

El movimiento de lo real -sea físico, químico, biológico, atómico, molecular, social o como se quiera- siempre es dialéctico e indivisible. Es un movimiento en totalidad o la totalidad que se mueve y, por tanto, está en constante cambio, transformándose y no repitiéndose, no replicándose.

Tanto en el universo en su conjunto, como en la vida o en los objetos que nos son más tangibles y, por extensión, en la sociedad y sus individuos, la existencia siempre está mediada por la dialéctica.

Y la dialéctica hace a lo real inaprhensible e inagotable. Somos, porque dialécticamente nos movemos. Por eso, nunca dos fenómenos -físicos o sociales- serán irrepetibles. Carlos Marx nos explicaba que si la primera vez se presenta como drama, la segunda será como farsa.

Es aquí donde se inscribe nuestra reflexión inicial en el presente artículo, para contribuir a ofrecer confianza y desmontar las pretensiones de acabar con la Revolución Bolivariana.

La misma dialéctica social de clases pudiera conducirnos a dar un paso atrás en este proceso, pero no se deberá ello a la intencionalidad lógica del enemigo, sino al debilitamiento de nuestra conciencia.

Es hora de revisarnos, como revolucionarios, a la luz de los acontecimientos. Seguirle el pulso consciente a la lucha de clases y estudiar y luchar, porque necesario es vencer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 653 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a273136.htmlCd0NV CAC = Y co = US