La otra verdad de Venezuela también debe ser comunicada

Con el debido respeto que merecen las diferentes posiciones y apreciaciones que puedan surgir acerca de un hecho noticioso, esto como resultado de diferentes esquemas de pensamiento; que a su vez son resultantes de los códigos recibidos a lo largo del proceso de formación de cada individuo; y la práctica de valores que dejan ver y hacen entender la estructura social a la que se pertenece o se aspira pertenecer, cosa que algunas veces genera frustración, traumas y complejos, en quienes se asimilan de manera equivocada, con clases sociales a las cuales no pertenecen, aunque alcancen niveles materiales que les permita disfrutar algunos privilegios, reservados para otras esferas sociales.

La ideología dominante requiere de un modelo de pensamiento uniforme, en el que las diferencias; no puedan ser tratadas en la dimensión constructiva de la participación, sino; sean atacadas y perseguidas por miembros de la estructura de dominio, que, respondiendo al código político oficializado a través de los medios, niegan sistemáticamente la dinámica propia de un proceso como el nuestro, en el que la diversidad, viene a representar riqueza dialéctica y motor de la movilización.

Sabemos que muchas de las opiniones vienen cargadas de motivación política y cada quien se mueve en los referentes que dice defender, unas veces el ataque es virulento y hasta con tendencias demenciales, otras veces; está determinado por la influencia que ejercen los medios en la opinión y en la manera de pensar, en todo caso, los estudios de la conducta humana, se los dejamos a los especialistas en la materia y a los titulados, esos que tanto gustan a la "pequeña burguesía revolucionaria" puesta de moda en estos últimos días.

En lo que, si nos creemos con suficiente base para discutir y aportar, es en el ámbito político y por supuesto; defendemos con uñas y dientes nuestro derecho histórico de ser protagonistas del tiempo que nos toca vivir, sin que medie la interpretación interesada de quienes, de manera circunstancial; han tomado el control del poder político en nombre de una revolución con valores que no practican y por consecuencia, esgrimen la capacidad material del estado como base de su liderazgo, así, hemos visto en escenarios reales, el auge y la caída, sin pena ni gloria, de personajes que otrora ocupaban las paginas principales y diseminaban a través de los medios una imagen invencible e infalible.

Hoy nos ocupa la misma realidad, determinada por el asedio, la agresión y la desinformación, la negación sistemática de las condiciones materiales en las que se reproducen los códigos de una revolución que huele a fracaso, que aparece discapacitada frente a fenómenos cotidianos, que afectan entre otras cosas: el equilibrio social, como estructura para el buen vivir, y el espíritu comunal y colectivo como vía para la producción y reproducción de un nuevo modo de vida.

A propósito de la intervención del presidente Nicolás Maduro en la 73 asamblea de la ONU, muchas han sido las opiniones, unas favorables, otras comedidas, otras en contra, en fin; todas forman parte del interés que han generado los medios en este hecho, que está asociado indefectiblemente, a una imagen mediática pre-elaborada, en la que los intereses imperiales y los "países satélites" se han esforzado mucho y han gastado grandes sumas de dinero, para hacer aparecer a Venezuela como estado fallido y referenciar en el gobierno venezolano, una dictadura feroz, violadora de derechos humanos, merecedora de su exterminio, justificando la actuación del secretario general de la OEA y el grupo de Lima, como puntas de lanza, sin que aparezca en los análisis, la responsabilidad directa de factores de oposición, que; imposibilitada de lograr sus aspiraciones por vías formales, han optado por el apoyo internacional a sus planes, aunque eso pueda significar una intervención militar y la pérdida de soberanía y autodeterminación.

En nuestra apreciación, consideramos buena la intervención del presidente en este foro, con "la verdad de Venezuela" se deja claro la condición de país libre e independiente, que defiende su derecho, a darse el modelo que se adecue a sus propias aspiraciones y no copiar modelos, o seguir recetas impuestas por instancias multilaterales, que a lo largo de la historia; han terminado siendo la vía más expedita para someter y recolonizar a países que han intentado establecer en su territorios modelos propios, que se han atrevido a desplazar del poder a las oligarquías tradicionales y han adquirido voz propia en la definición de su destino.

La otra verdad nuestra, que también debe ser comunicada, difundida, enfrentada en los escenarios internos, amerita de los dotes de gran comunicador que se le atribuyen al presidente Nicolás Maduro, el presidente debe asumir, por ejemplo; la lucha campesina, convocar a sus líderes y desmenuzar para el común de los venezolanos, los factores e intereses que allí operan, estos; se atribuyen capacidad decisoria en el desarrollo de las políticas del estado y la administración de los recursos destinados para tal fin, y con el poder del estado y el pueblo organizado, salir a defender los postulados de la revolución bolivariana, que tiene en sus fundamentos la máxima zamorana "tierras y hombres libres", eso también se llama soberanía y autodeterminación.

La cualidad de comunicador del presidente Maduro, debe ponerse en función de estimular la participación consciente en la construcción de relaciones de reciprocidad, de corresponsabilidad y de amor por lo que somos, la calle reclama de la actuación de la vanguardia revolucionaria, devenida en burocracia silente y tretera, el pueblo está en resistencia y reconoce en el presidente, el liderazgo para superar las dificultades de esta etapa, sabe ese mismo pueblo, que la única posibilidad de ir adelante, es rescatando el carácter emancipador del socialismo bolivariano, atacando con todas nuestras armas, al sistema de valores que como herencia nefasta, seguimos arrastrando, a pesar de todos los esfuerzos.

 

franco__rivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1048 veces.



Henry Franco

Comunicador popular. Miembro del Colectivo Radiofónico de Petare y de la emisora Al son del 23 en Caracas

 ccdresistencia9960@gmail.com

Visite el perfil de Henry Franco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: