Es la re-colonización gringa coño (I)

"VALLANSE AL CARAJO GRINGOS DE MIERDA". Hugo Chávez F.

Nuestra viveza criolla, como todo lo humano, tiene pasión y tragedia. Pasión solidaria en los momentos difíciles del país. Interés personal incoado por la cultura petrolera, graficado en aquello de "cuánto hay para eso" o "pónganme donde hay, lo demás lo hago yo", veneno ideológico inducido por el capitalismo. Si el capital no aliena, enajena e ideologiza, perece. En su momento, el adeco Gonzalo Barrios, debió decir, que al adeco Carlos Andrés Pérez, "solo le faltaba un poquito de ignorancia para ser un sabio". Hugo Chávez a pesar de su ejemplo como lector voraz, agudo y constante, y publicaciones gratuitas impresas por su mandato, no pudo hacer de los venezolanos, mayoritariamente lectores. "Por nuestra ignorancia se nos ha dominado más que por las armas". S Bolívar.

Con frecuencia solemos oír en diferentes escenarios, que lo que pretenden estos "gringos de mierda", es solamente cambiar a nuestro Presidente, por otro más incondicional, para apropiarse de todas nuestras riquezas. Hay apátridas que anhelan la venida de los marines, creen que hay bombas para chavistas y bombas de caramelos para opositores. La ultra derecha venezolana, trabaja desesperadamente para que estos tiempos de ignominia lleguen. Con las ambigüedades, imprecisiones, errores, y dislates de nuestro gobierno, esto puede ocurrir. Miraflores quiere estar bien con dios y con el diablo. Trabaja con la lógica del capital, oxigena y fomenta al capitalismo, y a esto lo llama socialismo bolivariano.

De lo que realmente se trata, es de LA RE-COLONIZACIÓN IMPERIALISTA NORTEAMERICANA EN TODO NUESTRO CONTINENTE. VUELVEN CON SU DOCTRINA MONROE DE 1823. Solo los pueblos unidos de esta "patria grande", podrán vencer a éste enemigo que se está quedando con los pies de barro; adentro tienen un infierno económico y crece el social. Para vencer al capital de allá y de acá, hay un solo camino: el socialismo. Sin socialismo no hay revolución social ni justicia. Lo demás es dilación, conciliación o traición.

Somos más que "el patio trasero del imperio". Hemos sido y somos su mayor dispensa; el mayor, más fértil y rico espacio territorial, que ha hecho posible la construcción de inmensas y contadas riquezas personales en los Estados Unidos, a costa de nuestra pobreza. Riqueza allá y pobreza aquí, son una unidad dialéctica. Llevamos más de 200 años financiando al capitalismo norteamericano y al europeo. Primero se pavimentaron las calles de Nueva York, con nuestro asfalto, que las de Caracas. Hemos apuntalado la acumulación de capitales yanquis. Somos países empobrecidos.

En el S XVII, llegaron los primeros colonos europeos a norte américa. Venían de Inglaterra, Irlanda, Escocia, Holanda, Francia y otras latitudes de aquel continente. Naturalmente encontraron la resistencia de sus antiguos ocupantes, solución: su exterminio. Conocida es la carta atribuida al Cacique Toro sentada (Cacique Sioux), enviada al Presidente de los Estados Unidos F Pierce en 1855, donde pide explicación, por la barbarie colonial, que destruye a la naturaleza, mata por placer a los animales y liquida a los aborígenes, para apropiarse de sus tierras. A esto lo llaman civilización.

Para 1800, los colonos europeos habían liquidados físicamente a la mayoría de quienes originariamente poblaban aquellos territorios. Los sobrevivientes fueron forzados a vivir en "reservas", el paso siguiente fue su independencia de Inglaterra, (1776). Atisban sus próximas presas: "nuestra américa".

En 1823 el Presidente J Monroe, en el mes de Diciembre en su discurso anual al Congreso, señaló como política de Estado, "la legal" injerencia "protectora" de los Estados Unidos en las nacientes repúblicas hispanoamericanas y caribeñas, era "el hermano mayor" que venía a protegernos de los hostiles europeos. "América para los americanos". Seis años después, en 1829, el Libertador Simón Bolívar presagió una verdad del tamaño de un continente: "Los Estados Unidos están destinados por la providencia a plagar de hambre y miseria a la américa en nombre de la libertad".

La economía clásica liberal, señala la expansión territorial del capital como producto de su crecimiento interno. El capitalismo del norte, se traga al atávico esclavismo del sur; Guerra de Secesión (1861-65), necesitan materias primas y mercados, fuera de sus territorios. El torrente del rio Misisipi era y es clave para el comercio interno de sus territorios. Cuba está precisamente frente y a corta distancia de la desembocadura de este estratégico rio, esto preocupa a los gringos.

Pretextos le sobraron para apropiarse de territorios de México. Hasta el mismísimo Porfirio Díaz se quejó: "Pobrecito mi México tan lejos de dios y tan cerca de los Estados Unidos". Indetenibles, avanzaron sobre Puerto Rico, Cuba y Guam. Para cubrir su flanco derecho, se apoderan de Hawái y controlan a Filipinas. En el siglo XX llenaron de feroces dictaduras a "la patria grande". Pusieron en la presidencia a "sus hijo de putas", como Wasghiton llamo al dictador nicaragüense Anastasio Somoza. Este es "el destino" al que hace referencia nuestro libertador Bolívar. El de "La bandera sigue al dólar" para cumplir su "Destino Manifiesto". Es el darwinismo social y político.

En 1918, durante el gobierno del dictador Juan Vicente Gómez, aparece el petróleo en el escenario nacional. Esta noticia movió inmediatamente todos los intereses petroleros mundiales. "El bagre" llamó a representantes de las trasnacionales petroleras, para que por favor, le ayudaran en la elaboración de la Primera Ley petrolera. Supone el lector, como quedó esta primera ley petrolera nacional. El efecto de la actividad petrolera sobre el resto de la vida nacional fue tremendo, explosivo y rápido. En particular, la puñalada final al campo ya profundamente debilitado por las contiendas intestinas de casi un siglo. El éxodo rural-urbano es muy conocido. Urbanismo totalmente improvisado, lo que explica el caos citadino de hoy. Se arguyen falacias para explicar esta apropiación de nuestras riquezas: Centro-periferia, subdesarrollo, en vías de desarrollo, sub capacitados, el tercer mundo, capitalismo tardío. Nos imponen otra falacia más: El progresismo socialdemócrata. (Continuará el próximo sábado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1243 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: