¿Qué será lo que quiere el gringo?

Los colonos ingleses, irlandeses, escoceses o franceses que inicialmente llegaron al territorio de los Estados Unidos, prontamente se dedicaron a la "civilizadora" tarea de exterminar a los naturales, dueños originarios de aquellos territorios. Los restantes, secundaron a los primeros en su necrofilia y barbarie. Desde 1776, separados de Inglaterra y redactada su Constitución, el exterminio de los aborígenes se oficializó. Se constitucionalizó el porte de armas en los ciudadanos, para "defenderse" de "los malhechores, salvajes herejes indígenas" y negros. Matar indios o negros era legal; se oficializó el racismo. Destruyeron sus territorios, se apropiaron de sus tierras y liquidaron a sus semovientes, para afectar de hambre y vestimenta a sus colectivos. Como jamás el capital podrá dar presente, ofrece futuro incierto a sus víctimas. Su primera y única Constitución recoge fundamentalmente los intereses del mercado, privilegiando al "hombre blanco". La Carta del Cacique Toro Sentado es muy elocuente.

Inicialmente eran 13 territorios. Por compra, presión, conquista o pillaje, fueron ampliando sus límites. Con la Guerra de Secesión, el norte capitalista se le impuso al sur esclavista. Luego se apropiaron de Puerto Rico, Hawái y Cuba que cayeron en sus fauces. Alaska pasó a su pertenencia por compra a los Rusos, a México la descuartizaron arrancándole casi la mitad de su territorio. No conforme con esta terrofagia, con su "Doctrina Monroe" y "Destino Manifiesto", justifican como política de Estado su barbarie. No se equivocó Simón Bolívar: "Los Estados Unidos están destinados por la providencia a plagar de miseria a la américa en nombre de la libertad" De 13 territorios estadales, pasaron a 51, y hoy tienen un país de más de 9 millones de Km2, con una población superior a los 335 millones de habitantes.

La agresión a otros pueblos privilegiando sus intereses, ha sido siempre política de Estado. El martiniqueño Aimé Césaire afirma: "la conquista colonial, fundada sobre el desprecio del hombre nativo y justificada por este desprecio" permite, que tal como nos ocurrió con España, los nativos cambien "oro por espejitos". Hoy la dominación se hace de manera más sofisticada, se emplea la violencia, cuando la resistencia popular se pone de pie. El mismo autor ratifica: "Entre colonizador y colonizados sólo hay un lugar para el trabajo forzado, para la intimidación, para la presión, para la policía, para el tributo, para el robo, para la violación, para la cultura impuesta, para el desprecio, para la desconfianza, para la morgue, para la presunción, para la grosería, para las élites descerebradas, para las masas envilecidas". Una de las armas es el miedo, también la superioridad inventada, la minusvalía repetida, el vasallaje y la genuflexión de la élite nacional, que dan vergüenza por haber nacido en esta patria caribe e iconoclasta. Hoy cuando la oposición radical, piromaniacos por ejercicio, asesinos por adiestramiento y destructores por locura, cumpliendo un formato pensado y escrito por las mentes más reaccionarias del imperio, saben qué es lo que quiere el gringo. Para someternos y llevarse nuestras riquezas, deben borrar todas las identidades nacionales y populares posibles. En eso andan. De países ricos hemos pasado a ser países empobrecidos. De nuestro infortunio, sale su riqueza. Hay que extirpar este oprobio. "Huele demasiado mal su barbarie"(A C).

Presentes en la I Guerra Mundial y protagonistas visibles en la Segunda, desplazaron al dominio colonial europeo, colocándose en su lugar. Estuvieron presentes en el reparto del mundo en Yalta. La terrofagia contra México, originó resistencia y repulsa de los mexicanos; produjo el váyanse los de verde: Gringos go home.

Hoy el escenario está cambiando. Desde los años sesenta hacia acá, el imperialismo norteamericano viene en picada, lo que lo hace militarmente más peligroso. Su economía no funciona, si sus armas no amenazan y asesinan. Orientados más a la especulación financiera que productiva, con dinero público, salvan a los estafadores: los banqueros. Pretenden dividir al planeta en dos partes; la de su absoluto control y la que aspiran a controlar. Con Europa tiene una relación incomoda. Entretienen a Europa colocándole un falso enemigo: Rusia, manera de mantener con vida a la OTAN que controlan y sirve a los intereses yanquis. El Presidente Trump, está militarizando su política exterior, lo que debe poner al mundo en alerta. Buscan atenazar a China, Rusia e Irán. Vuelven por su "patrio trasero" en "nuestra américa". Han llegado a las fronteras rusas; están en Montenegro. Balcanizaron a Yugoslavia, Ucrania, Libia, y buscan hacerlo con Irak y Siria. El mes pasado, el Presidente Trump en nombre de las trasnacionales de las armas, le vendió 110 mil millones de dólares en armamento a Arabia Saudí, con lo que ésta paga su protectorado. No firmaron el Tratado para la reducción de la contaminación ambiental, porque saben de la imposibilidad de su existencia como imperio, sino no destruyen el medio ambiente y esclavizan a los trabajadores con el salario. Desarrollan otras alternativas energéticas, buscando controles tecnológicos, científicos y territoriales nuevos, a sabiendas que las energías alternativas al petróleo generan más empleo. Impulsan endeudamientos nacionales, para liquidar soberanías. Que un puñado de corporaciones, es decir dos puñados de familias, sean las dueñas de más del 75% de las materias primas del planeta, es lógico pensarlo. La deuda externa total de los países más industrializados, es superior más de 300%, a la suma de su PIB. La llegada de Trump a La Casa Blanca, deja ver la gravedad de la crisis capitalista, etiología de la crisis que hoy en Venezuela padecemos.

El perfil gringo es para tomar palco: Una deuda externa (60 Billones de D) que supera con creces su PIB. Reproducción creciente y permanente de dinero inorgánico. Crecimiento interno de la pobreza calculado en 40 millones de personas. 15 millones de ellos, en pobreza extrema. Recesión económica con lentísimo crecimiento. 60 millones de personas consumiendo drogas. Uno de los más alto índices de suicidios del mundo. El país con más cárceles y presos. En el puesto 19 en calidad de vida. Con gastos militares que superan los 700 mil millones de dólares. La caída del trabajo lleva a ciudades como Detroit, Chicago y New York, a solicitar apoyos especiales del gobierno nacional. Dicen los informados, que el 1% de la población yaquis, es dueña del 99% de la riqueza nacional.

Vienen por su "patrio trasero": "nuestra américa", el mismo que siempre habían dejado en manos de las corporaciones trasnacionales. Se afincarán en la legitimación de su barbarie colonialista, su "Doctrina Monroe" y su "Destino Manifiesto" son sus patentes de corso. Cuentan en estos países con una burguesía arrastrada, sumisa y apátrida. Hoy tratan de restructurar el TLC, con el apoyo de La Alianza del Pacífico, que ellos completamente controlan.

Como venimos señalando desde hace cuatro años por este medio, la derecha avanza hasta convertirse en el neo nazi fascismo latinoamericano, que tal y como premonitoriamente lo viera Gramsci, percola y llega hasta el lumpen; LO ESTAMOS COMPROBANDO. El imperio controlan la mayoría de los medios de comunicación del mundo. Tienen a su servicio, mercenarios; "tanques pensantes" muy bien pagados, que le preparan y edulcoran la carta pública, para la dominación, desgraciadamente también tiene a su servicio traidores que fungieron ser de izquierda. Sus cuerpos de seguridad han penetrado hasta espacios insospechados. Disponen de cuantiosas fortunas, centenares de organismos y fachadas para sus miserables labores de sapa. La ONU, el FMI, el BM, BID, la OEA, el TIAR, la OTAN (que por cierto apoya y está ayudando a la reagrupación de grupos fascistas en Kiev), la Escuela de las Américas, están a su merced. Bien les calza un águila en su Escudo. No por casualidad tienen siete bases militares en Colombia. Mundialmente controlan poderosas agencias de información como: AP (vinculada a la CIA), AFP, Reuters, los canales Al-Jazeera, CNN yanqui (CIA), BBC de Londres y Francés 24 de París, sin olvidar Televisa en México, la incidencia sobre Google, y la penetración de las Redes Sociales. El maniqueísmo periodístico es firme y reiterativo: nosotros somos la verdad y los otros dicen la mentira. Somos los buenos, ellos los malos. La mayoría de nuestros pérfidos gobiernos estas absolutamente a su servicio. Reproducen de mil maneras sus mecanismos de dominación y están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias. NI UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL LOS DETENDRÁ, INCLUSO LA ESTAN BUSCANDO PARA REORDENAR MERCADOS Y AREAS DE INFLUENCIA. LOS PUEBLOS TIENEN LA ÚLTIMA PALABRA…

El caso Venezolano, es reiterativo y clarísimo. Tenemos en cantidades atractivas, los principales minerales y materias primas fundamentales para la industria capitalista: petróleo, gas, oro, diamantes, carbón bauxita, níquel, cobre, Coltán, madera, biodiversidad, enormes reservorios de agua, ubicados territorialmente, en la entrada del continente y con un gobierno que suele ofrecerle dificultades, y lo último, que la mayoría ignorábamos, pero seguramente el imperio sabia: TENEMOS TORIO en la región de El Baúl en Cojedes y el estado Bolívar. Somos el 5 reservorio mundial de este mineral. Claro, las trasnacionales a cualquier precio quieren apropiarse de Venezuela. "La Guerra de IV Generación" es su medio más expedito. No debes extrañarnos que estas técnicas de acoso, donde lo emocional destruye a la razón, y la molestia se reitera hasta transformarla en odio, para usar la parte más pretérita de nuestra evolución animal, tendrán previsto el uso de guerras bacteriológicas contra el pueblo.(Ver su manual, de La Dictadura a la Democracia). Acaso no podemos tildar esto de proxenetismo político.

RESPETADO LECTOR: ¿QUÉ SERÁ LO QUE QUIERE EL GRINGO?.. Hasta el próximo sábado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1337 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: