¿Un nuevo magnicidio made in USA está en marcha?

 

 

Pensar que la embajada estadounidense haya actuado de buena fe, alertando al gobierno boliviano sobre un posible atentado contra la vida del presidente Evo Morales, a cargo de una adolescente; es cuando más se debe desconfiar, tal como dice ese receloso refrán: "Cuando la limosna es tan grande hasta el santo desconfía".

Desde ya es para desconfiar que los EE.UU., estén preocupados por la vida del presidente Evo Morales; no sólo porque desde que fue dirigente cocalero el actual presidente, ya hubieron, de parte de las fuerza represoras de los agentes de la DEA; intentos de ultimarlo; si no que también la CIA, a través de su agente Istvan Belovai -alias el "Escorpión"- fue el asesor de la célula terrorista y separatista de Eduardo Rosa el 2008, por lo que sería ingenuo creer que sea confiable la información que la embajada de EE.UU., ha trasmitido; más aún si la embajada de los EE.UU., no sólo que han quedado con el ojo en tinta hechos después de la derrota de Hillary; si no porque un grupo de masitas envió una carta a Trump, poniéndole en conocimiento que los funcionarios de la embajada ya estaban descorchando la champaña para celebrar el triunfo de Hillary.

Pero más allá de lo aguafiestas que hayan podido ser los masitas que enviaron la carta a Trump, y tratando ya el informe que la embajada de los EE.UU., sobre un posible atentado contra el presidente Evo Morales le ha pasado al gobierno; antes de magnificar la misma hay que analizar, ¿hasta qué punto es posible que pueda una casi niña de 17 años, materializar un magnicidio contra el mandatario?

Y es que no sé hasta qué punto una casi niña de 17 años de edad pudiera tener la madurez emocional, y la mano firme para ejecutar una magnicidio, que en todo caso tendría que hacerlo disparando contra el presidente, quien dicho de paso cuenta con un equipo de guardaespaldas, altamente entrenados para repeler cualquier atentado contra el presidente. No creo que tampoco que esa niña tenga la formación de una mártir de Alá para inmolarse como lo hacen las musulmanas, toda vez que una adolescente de 17 años en nuestro país; o tiene pajaritos en su cabeza, o está prendida a su celular y las redes sociales. Pero además que no tendría sentido que haya pedido a la embajada que le asegure residencia en ese país, después de eliminarlo al presidente, si ella se inmolaría en un supuesto atentado. Tampoco tendría mucho sentido que una cuasi niña haga de "mata hari", ya sea para envenenar al presidente, o algo parecido pues a esa edad es muy difícil que una cuasi niña se fije en un hombre maduro; y menos para matarlo tan sutilmente.

Claro que cuando el río suena es porque piedras trae, y la verdad es que tampoco es para minimizar en absoluto la información transmitida por la embajada, ya que tal vez interpretando a la inversa las intenciones que siempre ha tenido los EE.UU., por deshacerse del presidente; precisamente puede ser que quienes tienen esa intención sean ellos mismos, y que lo que están haciendo es confundir al gobierno, como a la opinión pública.

En lo que no debemos caer es en lo que los opositores han abierto un falso debate, distractivamente diciendo que: El gobierno ha lanzado éste globo de ensayo para distraer los casos de LaMia, y la escasez de agua; como tampoco por parte del gobierno, no se debe confiar a ojo cerrado en lo que la embajada de los EE.UU., les ha informado, descargándose de esa acusación, de la derecha diciendo que: Es la embajada de EE.UU., es la que les ha pasado la información.

Desde luego que siempre es mejor prevenir que lamentar -como en el caso de LaMia- por lo que hay que redoblar la seguridad del presidente; pero además investigar, ¿qué intenciones pueden tener los yanquis?; más aún si los de la embajada están punto de hacer maletas después de su derrota, por lo que atentar contra el presidente, sería una buena oportunidad para borrar cualquier "mal ejemplo" en la región.

Y es que como decía el Che: "En el imperialismo no se puede confiar ni un tantico así, nada", que podemos llegar a la conclusión que con la muerte de Fidel, que luego caiga Evo, y luego Maduro sería como dar el golpe en efecto dominó a los países antiimperialistas, y que es la razón por la que; por lo menos, a mi parecer, éste no es más que un nuevo intento de magnicidio made in USA, que está en marcha.

prudenprusiano@gmail.com

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Rolando Prudencio Briancon


Visite el perfil de Rolando Prudencio Briancon para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a238204.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO