La bestia vuelve del norte

Agotado el sometimiento de los pueblos africanos y del medio oriente, surgieron los denominados movimientos primaverales; buscaban libertad, independencia, soberanía, vida, democracia… Movimientos que rápidamente fueron intervenidos, reorientados y acallados, sus culturas, economías, sociedades diezmadas, devastadas por la guerra, ¡destrucción y muerte sobre todas y cada una de las ciudades que buscaba libertad! Del acorralamiento y consecuente exterminio de los pueblos, los sobrevivientes de la tragedia emprendieron el más significativo éxodo humano, por millones "invaden" el continente europeo, la vieja y servil Europa, expropiadora de sus recursos naturales y coparticipe de su destrucción, ahora es "invadida" desde el sur, desde los pueblos saqueados. En respuesta les cierran las puertas, las fronteras y los condenan a la muerte. Los viejos países imperiales tiemblan, "explotan en mil pedazos" cuando los aparatos terroristas creados y financiados por ellos invaden sus propias ciudades…

En América, la del Mar Caribe hasta la Patagonia, con dificultades, la paz social, política, económica y cultural reinó durante la primera década del siglo XXI, a tras quedaban los días de las abominables dictaduras imperiales del siglo XX. A su llegada, ocho años antes, el recién estrenado presidente Barack Obama, realiza su primera visita a nuestra tierra de paz, ¡trae los brazos abiertos, buena voluntad, paz y reconciliación! Trae la promesa y esperanza del hermano protector…Ese fue el entonces presidente Obama, ¡el del premio Nobel de la Paz!

Poco duraría aquella extraordinaria promesa de amor, paz, libertad, hermandad. Ocho años han pasado y mucha "agua ha corriendo"; Obama, en su viaje de despedida de la Casa Blanca, viene por última vez a nuestra América, la de la Patria Grande. No viene en paz, no viene a ver el progreso de su alianza, de la palabra ofrecida, viene sí, como mensajero imperial, como "macho cabrío" dirían los israelitas. ¡Vino, vio y ordenó! Trajo consigo la desesperanza, devastación y muerte que llevó al viejo continente.

Barack Obama, a ocho años de su llegada, ha concretado el plan maestro de reconquista de América Latina y el Caribe, hoy la vanguardia invasora no está conformada por ejércitos regulares, en esta segunda década del siglo XXI, la fuerza imperial está constituida de terroristas, paramilitares, periodistas, medios, empresarios, jueces, abogados, legisladores, estafadores, empresas fantasmas, instituciones, presidentes y gobiernos títeres… que coordinados y financiados por el manto imperial despliegan su poderío "para dar visos de legalidad" a la reconquista del poder instalando nuevamente las sangrientas dictaduras del siglo XX. Para el poder imperial estadounidense es de extrema urgencia la recolonización de América Latina y el Caribe como patio trasero y la consolidación de los viejos y decadentes estados coloniales asociados al más despiadado imperio que la historia humana conociera. La concreción del mundo unipolar, donde el fin último es la tierra devastada, arrasada.

NO A LA LEY DE AMNISTIA Y AUTO PERDON



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1672 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: