Crónicas de la era imperial Obama

Joe Biden trae la guerra, destrucción y muerte, a America Latina y el Caribe

En su obsesión por la hegemonía política, económica y cultural, por el dominio de los territorios y sus riquezas, el gobierno de los Estados Unidos de América hoy, como hace 16 años, intenta una vez más intervenir en los asuntos internos de Venezuela. Para ello, su emperador, Barack Obama, ha firmado la orden ejecutiva "Cuestión Venezuela" en donde se autoriza a todo el estamento militar, industrial, propagandístico y de inteligencia accionar en el derrocamiento de la Revolución Bolivariana.

Durante estos últimos 16 años, saben muy bien que la oposición interna, sus representantes en Venezuela, no tienen o reúnen condiciones de afinidad política con la gran mayoría de la población, sus esfuerzos para derrocar al gobierno constitucional son fallidos, puestos en evidencia y derrotados. Cada vez, por orden de Washington, se alejan más del objetivo político electoral. ¡Son unos fracasados que cada día se enriquecen más con todo el dinero que enviamos desde Estados Unidos!

La desesperación en las altas esferas del poder estadounidense, por la faltas de "progreso" en África, medio oriente y en Ucrania es grande. Pero aun mayor por la consolidación de la Revolución Bolivariana y de la visión unionista de América Latina y el Caribe puesta en evidencia en la última cumbre de la CELAC. Sus teorías del fracaso para la Revolución Bolivariana han resultado falsas. ¡La pérdida de control en territorio americano los vuelve irracionales, iracundos…!

Tal es el grado de desesperación que el propio Vicepresidente, Joe Biden, autorizado por el gobierno imperial, visita los países de la región, América Latina y el Caribe. ¡Lleva un mensaje amenazante!, o están con nosotros, los Estados Unidos de América, la mayor potencia militar que jamás la humanidad conociera, o están con Venezuela. ¡Su gobierno será vilipendiado, expuesto al escarnio, derrocado! Y con él cualquiera que se atreva a levantar la voz.

La gran interrogante, para los venezolanos y la "inteligencia americana" en el accionar bélico de Joe Biden y su gobierno es que hoy la oposición interna en Venezuela no cuenta con apoyo popular capaz de sostener un golpe de estado. ¡Entonces! Necesario es que los heraldos de la muerte emprendan una feroz campaña contra Venezuela y su gobierno. Hay que desacreditarlo para que en la región todos lo señalen como un gobierno fallido y justifiquen la ocupación y derrocamiento del gobierno por parte del ejército imperial estacionado en Colombia.

La acción inmediata en esta campaña intervencionista y separatista, ¡no de Venezuela!, de América Latina y el Caribe, emprendida por Joe Biden, es muy clara, propio de la nueva doctrina imperial, se enmarca en el accionar terrorista y paramilitar, traídos, tal vez, de áfrica, Siria, Irak, México, Centro América y Colombia. Para el imperio norteamericano es de suma urgencia una intervención militar en Venezuela. ¡No convencional¡ El derrocamiento del gobierno y la toma del control político, económico y militar resuelve de una vez y para siempre La Cuestión Venezuela.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1718 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: