J.M. Santos, JJ Rondón, Leopoldo Castillo y Danilo Anderson

En reunión sostenida el sábado con el camarada Luis Ibraín Rodríguez, sociólogo  de profesión y con un Phd en Caos, me decía y coincidíamos, en lo siguiente: ...Mire compatriota, yo en lo personal metería en el mismo saco a Juan Manuel Santos, J.J. Rendón y a Leopoldo Castillo, porque son esos siniestros espécimen de la misma ralea y catadura moral, que se mueven como sanguijuela en el agua con sapiencia, inteligencia, sigilo y rañosa astucia. Ojo, compatriota, con lo que acaba de anunciar el narco político Santos sobre el ingreso de las fuerzas militares colombianas a la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN)... Es el pretexto para anular a UNASUR y a la pretendida intención de unificar a las fuerzas latinoamericanas bajo un mismo organismo... El imperio está decidido a invadir y tomar Venezuela, por las buenas o por las malas, y en eso no hay dudas camarada...

Pues, le decía compatriota, esos personajes son ficha del imperio. Y ahora vea la patada que le dio Santos al Pacto de Santa Marta que se logró con Chávez en agosto 2010, en donde quedó ahora, más que evidente, la jugada de Juan Manuel Santos quien de una vez y por todas se quitó la última careta que le quedaba, sin importarle un carajo esos acuerdos entre dos países hermanos. Y vea lo rastrero de ese gobernante colombiano, quien recibe en el Palacio de Nariño al  traidor apátrida Henrique Capriles Radonski y a su asesor J.J. Rendón; verbigracia el espaldarazo de Joe Biden, Vicepresidente de EEUU, que le daba el place a esa reunión y que por pura coincidencia su visita a Colombia ocurre en el mismo momento que se daban esas reuniones. Interrumpo al camarada Rodríguez y le digo... ¡Nada es casual compatriota, pues todo, absolutamente  todo, obedece a la ley de CAUSALIDAD!! ¡Todo obedece a un plan, todo está concatenado!!

Me dice además el camarada Luis Rodríguez, recibí su acertado articulo relacionado con la actuación de J.M. Santos (Santos: El baboso santanderista...)  y déjeme decirle lo siguiente..., amén de aclararle que el siniestro personaje de todo este tejido maquiavélico contra Venezuela se llama J.J. Rendón, venezolano, nacido en Valencia hace 42 años, de larga trayectoria de terrorista y ya desde muy joven ese fue su accionar, dado que él fue parte activa del asesinato del Fiscal Danilo Anderson...

...El arraigo familiar de esa rata (J.J. Rendón) viene signada por sus orígenes colombianos y su accionar para la C.I.A y Mossad Judío. Ese oscuro personaje dice ser discípulo directo de Joseph Napólitan, la primera persona en la historia que fue llamada estratega político, y su estrategia se basa en las enseñanzas de Goebbels y se mueve bajo “12 puntos de acción”. En el que hay que destacar, el manejo de crisis de opinión pública y la llamada clínica del rumor”, la cual maneja sin ningún tipo de escrúpulos. “El fin justifica los medios”, suele decir.

El sueldo de J.J Rendon es de 200.000 Us Dólares/año, amén de lo que recibe por las asesorías y de su accionar en las Campañas de Venezuela, caso reciente de la elección 14A-2013 Maduro-Capriles,  donde se gano la bicoca de 600 USD Dólares por cada voto que superara los 5.000.000 de votos del gusano judío-sionista Henrique Capriles.

El otro simio, asesino de religiosas jesuitas en el Salvador, es Leopoldo Castillo (Matacuras) quien todavía es ficha activa de esos terrible servicios de inteligencia norteamericanos (CIA & Departamento de Estado) y judíos.  Y déjeme decirle que es el principal actor de esas oficinas para América Latina y el Caribe, y de vieja amistad con siniestros personajes al servicio de espionaje de EEUU como son Noriega, Elliot Abrahams, John Negroponte, Otto Reich, Roberto D' Abuisson y Roger Pardo-Maurer, Y lo más funesto es que lo hace bajo la fachada de Asesoría de las Derechas de toda América; desde México a la  Patagonia.  El sueldo de Leopoldo Castillo es de 87.000 US dólares/año  mas otros incentivos propios de su traición a la patria (algo más de 16.000 $/mes). Y en cuanto al sapo de Santos ese batracio al igual que toda la ultraderecha colombiana siempre han sentido un profundo ODIO a todo lo que haya construido nuestro Comandante Supremo bajo la égida del chavismo, y todo por que tocaba y sigue tocando las conciencias del llano pueblo colombiano, en el que ven peligrar sus intereses una vez despierte ese aletargado pueblo bajo los preceptos de Patria de Hugo Chávez Frías. 

Recuerdo camarada Luis que cuando gana Juan Manuel Santos la presidencia de Colombia, yo le decía a Chávez en un artículo de opinión publicado en Aporrea (http://www.aporrea.org/actualidad/a121225.html) el día anterior antes de viajar a suelo neogranadino que, "esa iniciativa de Chávez de viajar para reunirse con Santos no debía ocurrir en territorio colombiano, sino en Venezuela, como país agredido… También le decía, o más bien le resumía en unas pocas líneas lo siguiente:

•    El señor Juan Manuel Santos Calderon, con exquisita educación estadounidense y sendas becas para  postgrados en las universidades de Kansas,  Harvard  y Tufts de Medford, dibujan en este usano-colombiano un  peón incondicional del imperio norteamericano.

•    Santos, Vástago de un clan de propietarios periodísticos y una de las familias más esclarecidas e influyentes de Colombia, controla el poder mediático en su país. Permitiendo que las declaraciones, noticieros, montajes y ataques en contra de Chávez y del gobierno bolivariano, reboten pérfidamente en las usinas mediáticas del imperio yanqui.

•    El señor Santos no da un paso sin que el imperio gringo le dé el visto bueno para que tal o cual reunión con políticos de la izquierda venezolana, se realice.

•    La dupla Santos-Uribe como artífices de los “falsos positivos” y "narco políticos" por todos conocidos, son y deben ser juzgados ante la Corte Penal Internacional, por los crímenes y delitos de lesa humanidad.

•    La soberanía del suelo neogranadino, con la instalación de siete bases norteamericanas se vio mancillada por la anuencia, en primer término del cipayo Santos, y del narco paramilitar Uribe Vélez.

•    Santos, como Ministro de Defensa colombiano y sin importarle la soberanía de los países hermanos, dirigió la invasión a Ecuador y ha reiterado que actuaría igual.   

•    Es de todos conocidos los vínculos del ahora presidente Santos con el paramilitarismo, con el narcotráfico y con los falsos positivos, más allá, incluso, de lo que era Álvaro Uribe.

•    La tríada Santos, el Mossad israelí y el Comando Sur de EEUU configuran todo un andamiaje de altísima peligrosidad, que compromete seriamente la seguridad del presidente Chávez en el conciliado encuentro de Santa Marta.

Bueno camarada, Dios nos agarre confesados... Porque ya circula por las redes sociales internacionales el plan que tienen los globalizadores contra el proceso revolucionario bolivariano o "Plan Venezuela". So pretexto de "preservar la democracia" que se ve amenazada por ilegítimos gobernantes (caso de Maduro) y socava con denuedo la institucionalidad democrática de Venezuela" (...)

El enemigo nunca duerme y trabaja sin descanso día y noche, a fin de desestabilizar en ausencia del magno líder Hugo Chávez las legítimas aspiraciones de un pueblo que ahora siente que sí tiene Patria. A Maduro no le queda otra que ponerse las pilas ante el  libidinoso alfil del imperio, Jose Manuel Santos, quien con su premeditado silencio durante todo este tiempo sobre las  "7 bases yanquis en suelo colombiano", a partir de ahora y sin ninguna careta de cinismo o hipocresía que ocultar, ve el momento de cosechar réditos geopolíticos para atacar a Venezuela desde Bogotá y se monte toda la conspiración del "PLAN VENEZUELA". Pues, es una orden del imperio y hay que cumplirla,  con el fin de darle un finiquito al proyecto chavista socialista bolivariano, que como reguero de pólvora se ha extendido por todo el continente latinoamericano, y más allá. Un proyecto progresista de izquierda revolucionaria que atenta directamente contra el viejo modelo capitalista explotador de pueblos.   

Vicky Peláez, columnista del reconocido diario digital Ría Novosti, nos advertía sobre el "PLAN VENEZUELA" en su columna del 17/05/2013 que, de acuerdo a varios prestigiosos politólogos rusos y entre ellos Pavel Prianikov, opina que después de terminar con el Plan Siria, “el próximo país para atacar y provocar una revolución a colores podría ser Venezuela. Su petróleo y su mar son de gran tentación”... Más claro no canta un gallo..., en cuanto a lo que en pleno desarrollo se cierne contra Venezuela y contra el proceso Chavista bolivariano socialista. ¡¡Las cartas están sobre la mesa!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4330 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: